Ambystoma Zempoalensis

Ambystoma Zempoalensis

Descripción de Ambystoma Zempoalensis

El ajolote (del náhuatl axolotl: atl, agua y xolotl, monstruo; monstruo acuático) es un anfibio, un urodelo de la familia de las salamandras, que habita en los lagos de México central. Puede respirar con sus branquias (tres pares de branquias laterales externas) y con sus pulmones.

Se asemeja a un renacuajo gigante, midiendo hasta 30 centímetros. En las extremidades torácicas posee cuatro dedos y en las abdominales cinco dedos en cada pata. En el lomo hasta la cola, presenta una aleta, que pierde en su madurez, al entrar en metamorfosis. Su coloración natural le permite mimetizarse con mucha eficacia en los fondos con piedra.

Es comestible, y se utiliza en preparados medicinales, lo que amenaza con su extinción. Su característica más importante es la de poder regenerar muchas partes de su cuerpo, por lo que al ser atacado, se desprende de la parte del cuerpo que ha sido apresado.

Nombre común

Ajolote, Monstruo Acuático, Perro de Agua.

Galería de fotos de Ambystoma Zempoalensis

Biotipo

El Ajolote era conocido por su facultad de reproducirse sin haber perdido las branquias y fue clasificado entre los anfibios Perennibranquios (como varios anfibios tritones de Europa). Pero ya en 1800, Shaw y luego Cuvier insistieron sobre su semejanza con las larvas de salamandra y en 1825, Latréille lo introdujo en la familia de las salamandras. Los primeros ejemplares vivos fueron enviados a Francia por el Cuerpo Expedicionario (cuya misión era instalar al emperador Maximiliano en el trono de México) y se reprodujeron en 1865 en el Museo Nacional de Historia Natural. La controversia pareció solucionarse definitivamente: el Axolotl no era una larva pues se reproduce en el agua sin perder sus branquias.

Dos años más tarde el problema volvió a ser examinado cuando Dumeril (1867) observó que varios de sus axolotls se metamorfoseaban (pérdida de las branquias, regresión de la aleta caudal, transformación de los ojos y aparición de párpados) en una salamandra parecida a la conocida con el nombre de Amblystoma tigrinum, muy común en América del Norte.

Este modo de reproducción por una larva, llamada neotenia por Kollmann (1884), fue señalado por otro lado en numerosos anfibios y especialmente en los tritones nativos de Europa, en los cuales sólo se produce accidentalmente este fenómeno.

A principios del siglo XX se inició el estudio más profundizado de los mecanismos hormonales y se descubrió la importancia de la acción de la tiroxina en la metamorfosis de los anfibios; es suficiente añadir tiroxina, hormona de la tiroides en cantidad infinitesimal al agua del acuario o bien alimentar a las larvas con fragmentos de tiroides, para provocar una metamorfosis anticipada (los animales resultantes, no son en general muy viables si se actúa sobre larvas demasiado jóvenes). En el Axolotl la tiroides se halla presente, pero con desarrollo insuficiente, por lo que su secreción no basta para dar lugar al proceso de la metamorfosis por sí sola.

Hábitat Natural

El Ambystoma se encuentra distribuido en la región del Lago Xochimilco y el Lago de Chalco, zona montañosa situada a pocos kilómetros del sur de la ciudad de México.

Estos lagos se caracterizan por sus aguas calmas y frescas, posee una abundante vegetación acuática, que resulta ideal para la vida del axolote, ya que la vegetación los protege de la luz directa, situación que no les agrada. Prefieren los canales y pequeños ríos con cuevas.

También se encontraban en los ahora desaparecidos lagos de Texcoco y Chalco, y en Chignahuapan, en el estado de Puebla.

Habita en aguas calmas y frescas, bien oxigenadas. Con abundante vegetación que les provee zonas oscuras y bajas, aunque también suelen colonizar zonas con notables diferencias de profundidad.

Forma – Morfología

Su forma es robusta y al pertenecer al orden de los urodelos, es anguiliforme. Su piel es muy suave y fina. Sobre sus costados, se aprecian notablemente surcos perpendiculares al largo de su tronco (costillas). La cabeza es grande con respecto a su cuerpo, y algo aplanada.

Sus ojos son pequeños y carecen de párpados, posee una visión limitada. A ambos lados, entre el cuello y la cabeza, encontramos tres ramificaciones de cada lado, estas son las branquias, muy desarrolladas, de coloración rojiza y sumamente llamativas.

Posee cuatro extremidades, pequeñas en comparación al tamaño de su cuerpo. Las dos extremidades delanteras poseen cuatro dedos, mientras que las extremidades traseras poseen cinco dedos, ninguno de los dedos cuenta con membranas interdigitales.

La cola es de un gran tamaño, igual o superior en tamaño al resto del cuerpo. Su cola posee un pliegue cutáneo, que comienza por el lado superior, en la base de la cabeza, y por el lado inferior, desde la zona anal. Este pliegue facilita la natación.

La respiración es realizada a través de las branquias y la piel. Posee pulmones muy rudimentarios y pequeños, con los cuales puede realizar el intercambio gaseoso en caso de necesidad.

El tamaño varía entre 25 cm y 30 cm, en su etapa adulta y en condiciones de crianza apropiadas.

Alimentación

La alimentación se distribuye una o dos veces por semana: estos animales pueden resistir un ayuno de varias semanas.

El Axolotl se alimenta de pequeños animales acuáticos, larvas de insectos y en especial de Friganas, Efemeras, Quiromonas (lombrices de tierra); pequeños crustáceos (Asellus, Gammarus); lombrices de tierra en general y renacuajos de rana.

Aceptan igualmente pedazos de carne o de corazón vacuno, siendo necesario dejarlos caer lentamente uno a uno ante ellos, por cuanto los Axolotes cazan a ojo, aunque su vista es relativamente débil (debe retirarse cuanto antes la carne no consumida, la cual podría estropear el agua)

Coloración

Podemos encontrar diferentes tipos de coloración:

Tipo salvaje/silvestre: Pueden variar levemente, pero por lo general son de una coloración marrón oscura o grisácea, con puntos negros, amarillentos, y brillantes. También se pueden encontrar ejemplares ligeramente manchados.

Tipo melanoide: Carece de pigmentos brillantes, y se encuentra muy reducida la cantidad de pigmentos amarillos. Al contrario, la pigmentación oscura es notablemente mayor, dando lugar a ejemplares totalmente negros. Una forma de identificarlos correctamente, es observar los ojos: en el Tipo salvaje/silvestre tienen un anillo brillante alrededor de la pupila, mientras que en el Tipo melanoide no poseen ésta característica.

Tipo blanco: Son totalmente blancos, algunos ejemplares pueden poseer pequeños pigmentos sobre la cabeza y la parte posterior del cuerpo, que los diferencian del Tipo albino. Pero el detalle más importante para diferenciarlos son los ojos, completamente negros en el caso de los ejemplares blancos.

Tipo Albino Oro/dorado: Prevalecen los pigmentos amarillos, y posee pequeñas manchas brillantes.

Tipo Albino Axanthic: Carece de pigmentos, es casi de color blanco, aunque puede tornarse amarillo en la madurez, debido a la acumulación de riboflavinas en su dieta.

Tipo Albino blanco: Es similar al anterior, con la diferencia que en sus branquias (ramificaciones), posee pigmentos brillantes.

Tipo Albino Melanoide: Al contrario del tipo melanoide que es completamente negro, en el albino melanoide, no presenta ninguna clase de pigmentos, solo unas leves manchitas amarillas sobre su cabeza.

En todos los casos de axolotes albinos, los ojos son rosados o transparentes, a diferencia del tipo blanco, que posee ojos negros.

Comportamiento

Son tímidos, buscan siempre lugares donde protegerse, sobre todo cuando son muy juveniles, aunque en algunos casos, si se acostumbran a alimentarse directamente de la mano del acuarista, pierden cierta timidez. Los ejemplares jóvenes suelen ser más movedizos, les agrada nadar por alrededor de todo el acuario, a veces de manera torpe, pero a medida que maduran, se vuelven más tranquilos. Sucede lo mismo con el nivel de agresividad, siendo juveniles son sumamente agresivos entre ellos, sobre todo a la hora de alimentarse, y van reduciendo esa actitud a medida que crecen, aunque nunca dejan de serlo totalmente.

Sociabilidad

No son compatibles con otras especies, sólo con caracoles (caracol manzana) que posean un tamaño grande, que no permita ser ingerido por los axolotes.

Reproducción

Alcanzan la madurez sexual alrededor del año de vida. La puesta tiene lugar en primavera sobre todo de agosto a octubre en el Hemisferio Sur y de febrero a abril en el Hemisferio Norte. Esto puede variar ante ciertas condiciones (por ejemplo el aumento de la temperatura circunstancial, la iluminación más prolongada que la natural, etc). El metabolismo del animal lo tomará como estímulo para el desove.

La actividad sexual es nocturna y discreta. No existe librea nupcial, ni danza ni combate por parte de los machos. La fecundación interna se lleva a cabo por medio de un espermatóforo colocado por el macho sobre una roca o incluso sobre la arena. En ese momento se puede reconocer al macho por sus labios cloacales prominentes. El espermatóforo es absorbido por la cloaca de la hembra. Por la noche también, tiene lugar la puesta, si bien por la mañana puede observarse la puesta de los últimos huevos. Bajo los efectos de una contorsión del cuerpo, la hembra deposita los huevos, lo más frecuentemente en grupos que van de 4 a 10, sobre todo encima de las plantas, aunque también eventualmente sobre una piedra o sobre los cristales.
La amplitud de la puesta es muy variable: desde cuarenta que puede deponer un ejemplar joven, hasta 1.500 que puede colocar un adulto, ya sea de una vez, ya sea con algunos días de intervalo.

Con sus movimientos existe el peligro de que los adultos destruyan los huevos, por lo cual conviene extraerlos y colocarlos en un acuario de cría junto con las plantas que le sirven de soporte. El gran tamaño de los huevos facilita su observación.

El tiempo de incubación está determinado en gran medida por la temperatura; para una temperatura de 16ºC la duración media del desarrollo es de 19 días. Sin embargo este tiempo depende también de la luz, la oxigenación, tamaño de los huevos, altura del agua (la cual no debe ser mayor de 10 cm), etc.

Desde el mismo momento de la eclosión las larvas deberán ser alimentadas. Para ello, si se tiene la precaución de mantener el acuario en plena luz durante el proceso de incubación, se desarrollarán algas verdes y protozoarios que constituyen su principal alimento durante los primeros días de vida. De todos modos, será necesario añadir cultivos de Paramecium o algún producto como Liquifry y más tarde nauplius de Artemia. De dos a tres semanas después del nacimiento, aparecen las patas anteriores.

En ese momento se suministran ya Cyclops, Daphnias y después larvas de quiromonas o eristalos. Muy pronto se separarán las larvas según sus tamaños, pues aunque el crecimiento es rápido, es también muy irregular, por lo que aparece el canibalismo y los de mayor tamaño devorarán a los más pequeños en muy breve tiempo. A la edad de seis meses más o menos, los animales se muestran muy activos, nadan y se desplazan con frecuencia por el acuario. Alcanzan el tamaño adulto entre los dos y tres años.

La reproducción es mucho más complicada con animales metamorfoseados. Los ejemplares que han sufrido una metamorfosis experimental a la edad de seis meses han llegado a la madurez sexual con tres años y medio de retraso las hembras y cuatro los machos. Todos los ejemplares jóvenes que se han obtenido han permanecido en estado larvario, lo cual demuestra que el Axolote es una forma neoténica obligatoria.

Expectativa de Vida

Pueden llegar a vivir en cautiverio por más de 20 años si se respetan los requisitos para su adecuada crianza.

Diferencias Sexuales – Dimorfismo Sexual

A temprana edad, las diferencias sexuales de los axolotes resulta dificultosa al momento de distinguirla. Sólo en edad adulta, cuando están preparados para reproducirse, se hacen más notorias. En el caso del macho, lo podemos distinguir observando la zona anal, que se abulta en épocas de reproducción, debido a la acumulación de espermatóforos que se albergan en dicha zona. Además, los machos son de menor tamaño y robustez que las hembras, incluso su cabeza es más alargada. Alcanzan la madurez sexual entre los 6 meses y 18 meses de edad, dependiendo de la calidad de la alimentación, temperatura y parámetros químicos del agua.

Acuario Apropiado – Mantenimiento en Acuario

El acuario debe contener al menos 100 litros por pareja de axolote, esto evitaría la agresividad demostrada en algunos casos, debido al hacinamiento. Debe poseer abundante espacio para que el axolote nade libremente, y carecer de decoraciones con bordes filosos, ya que cuando nadan son bastante torpes y podrían lastimar su epidermis, sumamente sensible. La grava ideal es aquella que tenga un tamaño mayor a lo que pueda ingerir el axolote, ya que es normal, verlos en determinados casos, succionar el fondo en búsqueda de comida, por lo tanto, si la grava es demasiado pequeña, la ingiere con la posibilidad de provocarle una obstrucción intestinal.

Las plantas recomendables son todas aquellas que sean flotantes, porque reducen la iluminación directa, y en el caso de utilizar otro tipo de plantas, todas aquellas que se afirmen lo suficientemente al sustrato, que además no necesiten una iluminación intensa y ubicadas en la zona central del acuario, ya que los axolotes nadan, generalmente alrededor de todo el acuario, particularmente cuando son ejemplares jóvenes, etapa en la cual demuestran mayor actividad.

La iluminación es recomendable que sea de escasa intensidad, posibilitando disfrutar del animal, pero que no llegue a estresarlos.

Taxonomía

Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Amphibia
Subclase: Lissamphibia
Orden: Caudata
Familia: Ambystomatidae
Género: Ambystoma
Especie: A.zempoalensis
Nombre Binomial: Ambystoma zempoalensis

Agua

El agua debe ser óptimamente filtrada y oxigenada, se debe tener en cuenta que los axolotes producen grandes cantidades de amoníaco y nitritos debido a sus deposiciones, por lo tanto no se debe restar importancia a la calidad del sistema de filtración. Los cambios regulares se podrán efectuar quincenalmente en un 30% a 40%, dependiendo de la carga orgánica.

Es aconsejable utilizar productos que neutralicen el cloro, ya que es nocivo, pues afecta la epidermis y las branquias del axolote.

El uso de carbón activado, es beneficioso para eliminar las sustancias tóxicas que podrían acumularse, teniendo la prudencia de sustituirlo cada 30 días, por su duración limitada.

Dureza

Entre 3 y 18 ºGh. Agua de moderadamente blanda a ligeramente.

Nivel

Desarrolla actividad en todos los niveles cuando es cría, prefiere el fondo en la adultez.

pH

Entre 7 y 8. Agua con acidez neutra o ligeramente alcalina.

Temperatura

Al ser originario de aguas frescas, la temperatura ideal para su crianza en cautiverio se debería establecer entre los 5ºC/10ºC en invierno, y 22ºC en verano, el promedio óptimo entre los 14º y 18 º C. Aunque soportan temperaturas cercanas a 2ºC entrando en un periodo de letargo, y temperaturas superiores a los 26º C/ 28º C, se debe tener en cuenta que exponerlos por largos periodos a temperaturas elevadas provoca estrés, con una disminución de las defensas inmunitarias y un aumento de probabilidades a enfermedades e infecciones

Galería de vídeos de Ambystoma Zempoalensis