Ammannia Latifolia

Ammannia Latifolia

Descripción dendrológica de la Especie

Descripción de Ammannia Latifolia
Ammannia latifolia, o más comúnmente conocido como Alfilerillo Rosa, es una hierba subarbusto del género Ammannia. Su duración es anual, lo que significa que crece por una sola temporada.

Estas plantas tienen un desarrollo derecho; debajo muestran, en general, un tronco deshojado, mientras en alto se ensanchan para formar la copa. Es de la talla pequeño, puede alcanzar los 7 metros de altura; en verano toma una coloración violetarosa . Con el pasar de los años, se vuelve un árbol. Las flores tienen forma de campana. Las flores se disponen en racimos.

Galería de fotos de Ammannia Latifolia

Nombre común:
Alfilerillo Rosa.

Distribución y hábitat:
Ammannia latifolia, es una especie que crecen en las áreas húmedas de América, África, Asia, Australia y Europa. Originaria de los 48 Estados de los EE.UU. y de Puerto Rico, también de las Islas Vírgenes. Varias especies se cultivas como planta ornamental para acuarios. Es una hierba indígena rara pantanosa abierto, generalmente costera.

Ammannia latifolia a veces se considera una variación Ammannia gracilis, se requiere de condiciones de crecimiento muy similares. Ammannia latifolia fue descrita por Linnaeus en 01 de mayo 1753 en el famoso ” especies Plantarum “el trabajo de la primera nomenclatura botánica. Más tarde, Wilhelm Gerhard Walpers y Nathaniel Wallich describen la misma planta bajo otros nombres sinónimos.

Biología y ecología

Forma:
Es una hierba de crecimiento anual. Es un vegetal que germina, florece y sucumbe en el curso de un año. Las verdaderas anuales sólo perviven año a año por sus semillas. Algunas especies sin semillas pueden seguir considerándose anuales aunque finalmente no florezcan.

Esta especie presenta un tronco deshojado, mientras en alto se ensanchan para formar la copa.

Forma de propagación:
Por semillas, Cuando compres semillas mira la fecha de envasado y la de caducidad; si están pasadas, germinarán pocas o ninguna.

– Si te decides a recolectarlas, hazlo cuando estén maduras. Si están dentro de un fruto, en muchas ocasiones hay que secarlo al sol o en una alacena aireada.

– Guarda las semillas en papel (nunca en plástico), por ejemplo, en un sobre, y a su vez, metidas dentro de un tarro con tapa de rosca.

– Pon una etiqueta o escribe en el sobre la especie/variedad y fecha de recolección. Coloca el recipiente en lugar fresco, seco y oscuro.

Época de siembra
Se siembran en primavera y principios de verano, pero según la especie, hay siembras durante todo el año.

A mediados de invierno se pueden iniciar los semilleros, pero a cubierto, por ejemplo, en casa junto a una ventana, en un invernadero, etc. Si además dispones de calefacción, por ejemplo, un semillero eléctrico, y luz artificial cuando germinen, se amplían las posibilidades.

Reproducción:
Asexual ya que se hace usando semillas provenientes de los frutos ya desarrollados o bien por medio de semillas certificadas que cumplan las normas 9000ISO.

Abono:
Cualquier abono comercial que tenga macro y micronutrientes, proporcionar de acuerdo a las indicaciones de la etiqueta, considerar el tamaño del acuario. Si hay una falta de micronutrientes esta planta se verá afectada y las hojas se volverán de color pálido.

El abonado de los árboles se usa a inicios de la primavera o del otoño, utilizando humus o estiércol maduro; se interviene mezclando un par de cubos de fertilizante al terreno, cerca del tronco del árbol, cada 2-3 años o al momento del implante.

Poda:
Realizar poda de formación, cortar ramas u hojas secundarias laterales en el caso que se desee un crecimiento alargado y dejar algunas para provocar el esparcimiento lateral.

Es importante hacer una poda mensual cuando la planta tenga su máximo desarrollo, semanal en los primeros meses de su crecimiento y buscar las ramas terciarias y yemas terminales, así mismo si no se desea mucha altura de la planta, cortar la cofia cuando inicie su crecimiento.

Necesidades lumínicas o Iluminación:
Luz intensa por el día, de 8 a 10 horas, cuando se comienza con tanta luz (1 vatio por litro o más) lo mejor es empezar con 6 horas diarias e ir aumentando poco a poco. Personalmente empiezo con 6 horas una semana completa y después aumento cada día o cada tres una hora, hasta llegar a 10.

La planta tiene un robusto tallo vertical que puede ser. 40cm de largo Se oponen a los pares cruzados y las hojas con una longitud de ± 8 cm y una anchura de unos 8 mm, su color depende de la luz, en el fondo de color marrón rojizo, esto sí, las bombillas dan mucho calor y mucha energía.

Necesidades de mantenimiento:
Hacer podas de crecimiento y de formación, abonar si se observa cambios de color en las hojas y poco crecimiento, no alterar el pH del agua, eso garantiza la salinidad adecuada y filtrar la misma de acuerdo a las indicaciones del acuario. En las fases iníciales del crecimiento si se requiere abono para ayudar al enraizamiento de la planta, posterior se requiere pero depende del comportamiento que se observe en el crecimiento.

Los cambios de agua se recomiendan a partir de la segunda semana, es decir, al cabo de 7-10 días de plantar, cambio de agua del 50% y así sucesivamente. El cambio de agua debe ser del 40-50% semanal, nunca menor. Si tienes un acuario muy grande, también puedes hacerlo en 2-3 veces.

Cuando se tanga un árbol más desarrollado, se recomienda hacer regaderas caseras o tener un sistema de riego, por gotas, para que siempre se mantenga húmedo el suelo y evitar las áreas planas, porque se tiende a tener mucha agua retenida, si es una pendiente, hacer una media luna alrededor de la planta para que el agua sobrante circule hacia debajo en dirección paralela a la pendiente.

Cultivo

En ambiente libre se cultiva la Ammannia latifolia en un lugar luminoso, con luz solar directa. En climas particularmente ventosos, se aconseja de asegurar los árboles jóvenes a palos altos y sólidos, en manera de evitar que el viento pueda quitar las jóvenes raíces desarrolladas de poco; puede suceder que los ejemplares que tienen pocos años, teman el frío fuerte y el viento. Se recomienda cultivar Ammannia latifolia al abierto; puede soportar sin problemas las temperaturas mínimas también muy rígidas, de muchos grados bajo cero.

Generalmente en este período del año, se aconseja un tratamiento preventivo con un insecticida de amplio espectro y con un fungicida sistémico, para prevenir el ataque de los áfidos y el desarrollo de enfermedades causadas por hongos, a menudo favorecidas por el clima fresco y húmedo.

Enfermedades y manejo fitosanitario

Clorosis: cuando la planta muestra cambios de colores, de purpura a amarillentas y palidez, indica deficiencia de iluminación, mal ingestión celular del CO2 y carencia de nutrientes, principalmente de nitrógeno y hierro (Fe).

Necrosis: Cuando la planta está en estado crítico presenta marchitez o pudriciones, en las hojas desde su ápice, este se inclina hacia abajo y con una curva cóncava hacia abajo en el medio de toda la hoja, en estos estados, la planta es difícil de manejarla, se recomienda eliminar hojas marchitas y hacer podas de saneamiento, dejar solo los botes sanos, de color verdosos y las hojas sanas, mejorar la iluminación y hacer filtrado del agua, aplicar NPK.

Ataque por algas: pueden aparecer algunas algas como verdes filamentosas y algas marrones en vidrios y troncos. Estas se pueden aniquilar, no son “peligrosas” y tienden a desaparecen a partir del primer mes (relativo y variable, depende de varios factores). Las algas más “peligrosas” tienen una consistencia mayor y se adhieren fuertemente a las plantas, troncos o sustrato. Se pueden eliminar con el buen manejo del CO2. Sólo cuando no se logra el equilibrio biológico necesario para que las plantas se desarrollen correctamente (mecánicas, químicas, biológicas), las algas aprovechan las condiciones del medio para asentarse. 

Ataque por hongos: En las raíces y tallos, se observará colores verdosos a oscuros, en este caso son hongos microscópicos que han formado colonias, y son perjudiciales para la planta, lo que le puede causar la muerte casi segura, si no se toman medidas a tiempo.

Virosis: En flores se manifiesta por aparición de manchas claras (amarillas o blancuzcas); en las hojas zonas irregulares amarillentas. También mosaico en hojas en forma de rayado amarillo y el raquitismo y anormal desarrollo de la planta con mala o nula floración.

Prevenir con tratamientos insecticidas contra los pulgones vectores y en el momento de la floración una inspección ocular para eliminar las plantas infectadas.

Clasificación y Taxonomía

Reino: Plantae
Subreino: Tracheobionta
Subdivision:
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Subclase: Rosidae
Orden: Myrtales
Familia: Lythraceae
Subfamilia:
Género: Ammannia
Especie: A. latifolia
Nombre binomial: Ammannia latifolia

Parámetros físico, químicos y biológicos

Temperatura:
22 – 28 ºC

pH:
5.5 – 8.0, de blando a duro, soportan acumulación de sales minerales pero moderadamente.

gH:
6-13, ligeramente moderada.

Condiciones del agua:
Agua ácida suave es adecuado pero las aguas duras crea una inhibición en el crecimiento.

Tipo de sustrato:
Ammannia latifolia crece mejor en el suelo arenoso y básico, se recomienda suelo arcilloso, o bien una mezcla de arena con grava.

Bio-indicadores:
Presencia de algas, indica contaminación por fitoplancton indeseable.
Presencia de briofitos, indica presencia de metales pesados, como As, Cd, Co, Cr, Cu, Pb, y Zn.
Presencia de líquenes, indica contaminación atmosférica y metales pesados.
Estrés hídrico, indica presencia de excesiva salinidad.

Las burbujas de gas salen del sustrato cuando te asomas ella, caracoles madriguera no están excavando, sistemas radiculares pobres, las raíces se vuelven negro y la podredumbre, indica un sustrato mal balanceado, se deberá hacer un sustrato es muy compacto, aflojar y aspirar. Puede ser causada por las fuertes cantidades de materia orgánica en descomposición de profundidad en el sustrato.

Las hojas viejas se vuelven amarillentas. Pequeñas plantas enanas con sistemas de raíces muy grandes, las hojas más pequeñas y de color más claro, el lento crecimiento normal. Palidez se iniciará a las puntas de las hojas inferiores. Si esta deficiencia continúa, el follaje se siga desarrollando, pero los tallos será larguirucho, cursi y suave, floración se retrasa, fruta pequeña crecerá y la planta será más susceptible a las enfermedades. Esto indica deficiencia de nitrógeno.
Pudrición de raíces y tallos, indica presencia de hongos, aplicar fungicida. En casos extremos, eliminar la plata y sustituirla, cuando el agua se haya limpiado de infestaciones correctamente.

La bioindicación de la calidad del agua proporciona una información semi-cuantitativa sobre la contaminación del medio acuático y permite evaluar directamente el impacto ambiental de los contaminantes.

Zona del acuario:
Se observaran las plantas incrustadas en la grava del acuario para lograr el enraizamiento, cuando alcance la madurez se observara emplazamiento central en la parte baja del estanque.

Dificultad del manejo:

Moderado, se debe tener cuidado en la aparición de enfermedades y en el control de plagas.

Galería de vídeos de Ammannia Latifolia