Aponogeton Boivinianus

Aponogeton Boivinianus

Descripción dendrológica de la Especie

Descripción de Aponogeton Boivinianus
Es una planta herbácea, que puede alcanzar altura de hasta 75 cm. Es un tuberculo semi redondo de 3 a 5 cm, con hojas dispuestas en roseta y crispadas, de peciolo corto 10 a 15 cm, aparecen tallos florales blancos (unos 2 o 3). El tallo es un rizoma tuberoso, rico en sustancias de reserva, del que parten las raíces y hojas. Las hojas presentan una forma alargada-ovalada, más o menos extendida según la especie.

Provistas de peciolo, parten en forma de mata desde el rizoma y pueden tener hasta 20 cm de longitud. Su borde y la superficie de la lámina pueden ser lisos o bien ondulados. El color de base es el verde claro, con matices marrón rojizo más o menos acentuados. Las flores están dispuestas en espigas. Los frutos son folículos.

Esta especie inicia su desarrollo en varias etapas:

Bulbos boivinianus: comienzan como bombillas más feas que parecen en nada a su futura aparición.

Bombillas mohoso: Varios bulbos boivinianus crecer una capa de lo que parece moho. Limpie esto de poco a poco. Es posible que tenga que repetir este proceso varias veces. Apriete la pera. Mientras se mantiene firme, sigue siendo viable. Si es blando, está en buenas condiciones. Descartalo si es se observa una sustancia viscosa y maloliente. Si usted comienza con una bombilla, no compre uno mohoso.

Crecimiento lento: Parecido A. undulatus en algunos aspectos, boivinianus crece más lento, mucho más lento, alrededor de un tercio más rápido. La mayoría de aponogetons crecen rápido – no boivinianus. Y aquí está la mala noticia, algunos de sus bulbos boivinianus crecerá aún más lento. Ellos pueden tomar tres o cuatro meses para crecer en una planta de visualización.

Usualmente, una vez que un Aponogeton se pone en marcha, que crece como una mala hierba, necesitan mucha luz y la aplicación de fertilizante puede ayudar. Sin embargo, la mayoría de aponogetons crecen muy rápidamente sin el uso de fertilizantes.
Una vez que su boivinianus crece se observara una hoja de seis pulgadas, se deberán recortar las hojas imperfectas.

Galería de fotos de Aponogeton Boivinianus

Nombre común:
Aponogeton de Boivin.

Distribución y hábitat:
Según Stevani Irene, Aponogeton boivinianus, es una especie que tiene “su hábitat en zonas palúdicas y estanques tranquilos de África, India, Madagascar y otros países tropicales exceptuando América continente en el cual, de todos modos, se halla presente como especie introducida.

En la naturaleza Aponogeton boivinianus se encuentra en aguas rápidas, y prefiere un poco de flujo en el agua del acuario. Se necesita un período de reposo cuando el bulbo no produce hojas.

Biología y ecología

Forma:
Esta especie de Aponogeton, fuerte y de color verde claro en las especies jóvenes se torna a verde oscuro cuando envejece, sus hojas son recias y avejigadas, es una verdadera planta solitaria para acuarios muy grandes. Ya que las hojas pueden alcanzar fácilmente los 60 cm de largo, llegando a medir el limbo de las estas de 20 a 50 cm de largo por 5-10 cm de ancho, esta planta sólo crece sumergida y florece con 2-3 espigas blancas.

Forma de propagación:
Se reproduce por división del tubérculo o la germinación de las semillas.

Si se hace usando los tubérculos: Las raíces tuberosas son un tipo especial de raíces que se caracteriza por acumular sustancias de reserva. De las raíces tuberosas pueden brotar tallos que dan lugar a un nuevo individuo. Al final del verano, una vez seca la planta, puedes optar por dejar de regar la maceta hasta la primavera siguiente que vuelva a rebrotar, o bien, desenterrar las raíces tuberosas y límpialas a fondo. Lo mismo da. Una vez eliminada la tierra, envuelve los tallos secos en papel de periódico y almacénalos en un lugar fresco y seco durante todo el invierno. Con la llegada de la primavera vuelve a plantarlos. En el caso de raíces tuberosas, la multiplicación es cortando en trozos el tubérculo.

Si se hace por semillas, se recomienda lo siguiente:

Cuando compres semillas mira la fecha de envasado y la de caducidad; si están pasadas, germinarán pocas o ninguna. Si te decides a recolectarlas, hazlo cuando estén maduras. Si están dentro de un fruto, en muchas ocasiones hay que secarlo al sol o en una alacena aireada. Guarda las semillas en papel (nunca en plástico), por ejemplo, en un sobre, y a su vez, metidas dentro de un tarro con tapa de rosca. Pon una etiqueta o escribe en el sobre la especie/variedad y fecha de recolección. Coloca el recipiente en lugar fresco, seco y oscuro.

Época de siembra

Se siembran en primavera y principios de verano, pero según la especie, hay siembras durante todo el año. A mediados de invierno se pueden iniciar los semilleros, pero a cubierto, por ejemplo, en casa junto a una ventana, en un invernadero, etc. Si además dispones de calefacción, por ejemplo, un semillero eléctrico, y luz artificial cuando germinen, se amplían las posibilidades.

Puede usar bandejas de plástico planas. Bandejas de poliestireno expandido (corcho blanco) con alveolos (compartimentos). Bandejas de plástico flexible negro con alveolos. Macetas, cuencos, jardineras, envases de yogur, tarrinas de plástico, cajones de madera…

Cajas de propagación o “mini-invernaderos”. Poseen una cubierta de cristal o de plástico y muchos están dotadas de calefacción de fondo mediante cables que se enchufan a la red eléctrica; otros no llevan calefacción. Esto permite tener temperatura cálida para hacer siembras en otoño e invierno.
Las bandejas de alveolos, tanto de corcho como de plástico, son las mejores porque los plantones no tienen competencia y se obtiene un cepellón sano que no se altera al trasplantarlo. Sea el recipiente que sea, deben tener agujeros en el fondo de drenaje para que salga el exceso de agua.

Sustratos:

Para sembrar se puede usar turba sola, pero es mejor mezclarla con arena (mitad y mitad de cada una) o turba más perlita para dotarla de mayor capacidad de aireación. Otra mezcla también buena es: 1/3 de turba, 1/3 de compost más 1/3 de arena de río o de perlita. En realidad, para siembras no hay que complicarse mucho a nivel de aficionado; un mantillo universal o turba esponjosa sirven. No se recomienda usar tierra del jardín porque contiene hongos, semillas de malas hierbas y se apelmaza por la arcilla.

Siembra:

Reparte las semillas homogéneamente por la bandeja o por la maceta y cubre con una fina capa de sustrato, lo mínimo, sólo para taparla, 1 ó 2 veces el grosor de la semilla, y asienta ligeramente con las palmas de las manos o algo plano para que queden en contacto íntimo semilla y sustrato.
Si siembras en bandejas de alveolos o compartimentos, con un palito o dedo haz un pequeño hueco en cada compartimento y echa 3 ó 4 semillas. Se echan más de una porque no todas germinan. Tápalas a continuación.

Riego:

Riega con cuidado para no mover las semillas ni destaparlas. Para esto es útil un pulverizador de mano o la mochila de tratamientos. Los riegos deben ser frecuentes y con poca cantidad de agua impidiendo que por cualquier causa se seque el substrato ya que se interrumpiría la germinación.
Es bueno añadir en el agua de riego algún fungicida como Captan o Benomilo que proteja de hongos.

Reproducción:
Si se desea puede polinizarse y reproducirse mediante semillas, o bien mediante nuevos brotes de la planta (rizomas).

Abono:
Cualquier abono comercial que tenga macro y micronutrientes, proporcionar de acuerdo a las indicaciones de la etiqueta, considerar el tamaño del acuario. Si hay una falta de micronutrientes esta planta se verá afectada y las hojas se volverán de color pálido.

Con buena luz, CO2, y nutrientes crece de manera más compacta y rápida.

Los elementos químicos necesarios son: Nitrógeno (N), Fósforo (P) y Potasio (K). En el comercio se puede encontrar como NPK, el concentraciones de 20-20-20 son las más aceptables. También requieren Ca, Mg, S, respectivamente llamados, Calcio, Magnesio y Azufre. Y en pequeñas cantidades, se requieren aspersores o inyectados en el agua los micros elementos llamados: Hierro (Fe), Zinc (Zn), Manganeso (Mn), Boro (B), Cobre (Cu), Molibdeno (Mo), Cloro (Cl), Niquel (Ni).

Poda:
Realizar poda de formación, cortar ramas u hojas secundarias laterales en el caso que se desee un crecimiento alargado y dejar algunas para provocar el esparcimiento lateral.

Necesidades lumínicas o Iluminación:
Demandas de luz: 0,50 vatios por litro
Demandas de CO2: 6-14 mg por litro

La iluminación brillante, un sustrato rico en nutrientes suelto, y la inyección de CO2 están recomendados para un crecimiento óptimo. Esta planta requiere de un período de latencia cuando la raíz no produce hojas. Una vez que empieza, puede ser útil para reducir la iluminación y reducir la temperatura o de lo contrario el tubérculo puede ser almacenado en húmedo (no mojado) musgo durante unos meses.

Necesidades de mantenimiento:
Hacer podas de crecimiento y de formación, abonar si se observa cambios de color en las hojas y poco crecimiento, no alterar el pH del agua, eso garantiza la salinidad adecuada y filtrar la misma de acuerdo a las indicaciones del acuario. En las fases iníciales del crecimiento si se requiere abono para ayudar al enraizamiento de la planta, posterior se requiere pero depende del comportamiento que se observe en el crecimiento.

Necesita un buen sustrato y corrientes constantes de agua. Este tipo de planta hiberna, cuando empiece a replegarse y perder hojas será la hora de mantenerla en hibernación, conviene sacarla del acuario y mantener el tubérculo húmedo en un lugar a oscuras, en 3 meses volverá a rebrotar las hojas.

Cultivo

Se cultiva como un acuario planta donde parece preferir aguas más frías que las otras especies de la región. Prefiere aguas muy limpias y un buen sustrato para crecer, se reproduce por semillas.

El tubérculo debe ser enterrado hasta la mitad. Serán las mismas raíces las que después tiren del tubérculo desde el sustrato hasta situarlo a la profundidad óptima. Puede alcanzar los 70 cm de longitud bajo una iluminación débil. La espiga, de 10 cm de longitud, se compone de 2 o 3 ramales. La especie necesita un reposo vegetativo que se consigue bajando la temperatura del agua 2 o
3 °C durante dos o tres meses. Las flores son blancas”

Es ideal para acuarios grandes, en un acuario muy plantado donde compiten por espacio y nutrientes, las hojas pueden ser más pequeñas y débiles, éstas son verde brillante y algunas ligeramente transparentes. Pueden alcanzar una longitud de 40 cm.

Enfermedades y manejo fitosanitario

Clorosis: cuando la planta muestra cambios de colores, de purpura a amarillentas y palidez, indica deficiencia de iluminación, mal ingestión celular del CO2 y carencia de nutrientes, principalmente de nitrógeno y hierro (Fe).

Necrosis: Cuando la planta está en estado crítico presenta marchitez o pudriciones, en las hojas desde su ápice, este se inclina hacia abajo y con una curva cóncava hacia abajo en el medio de toda la hoja, en estos estados, la planta es difícil de manejarla, se recomienda eliminar hojas marchitas y hacer podas de saneamiento, dejar solo los botes sanos, de color verdosos y las hojas sanas, mejorar la iluminación y hacer filtrado del agua, aplicar NPK.

Ataque por algas: pueden aparecer algunas algas como verdes filamentosas y algas marrones en vidrios y troncos. Estas se pueden aniquilar, no son “peligrosas” y tienden a desaparecen a partir del primer mes (relativo y variable, depende de varios factores). Las algas más “peligrosas” tienen una consistencia mayor y se adhieren fuertemente a las plantas, troncos o sustrato. Se pueden eliminar con el buen manejo del CO2. Sólo cuando no se logra el equilibrio biológico necesario para que las plantas se desarrollen correctamente (mecánicas, químicas, biológicas), las algas aprovechan las condiciones del medio para asentarse. 

Clasificación y Taxonomía

Reino: Plantae
Subreino: Tracheobionta
Subdivision:
División: Magnoliophyta
Clase: Angiospermas
Subclase:
Orden: Alismatales
Familia: Aponogetonaceae
Subfamilia:
Género: Aponogeton
Especie: A. boivinianus
Nombre binomial: Aponogeton boivinianus

Parámetros físico, químicos y biológicos

Temperatura:
18 – 25 ºC

pH:
6 – 7.5, de blando a duro, soportan acumulación de sales minerales pero moderadamente.

gH:
1-12, Aguas blandas o duras.

Condiciones del agua:
Agua en un rango de débilmente alcalino a ácido y desde un medio duro a suave. Prefieren parte de la corriente en el agua y se originan a partir de agua que fluye rápida.

Tipo de sustrato:
Suelto y rico en nutrientes, que aprovechará estos mismos en el periodo de latencia.

Bio-indicadores:
Presencia de algas, indica contaminación por fitoplancton indeseable.
Presencia de briofitos, indica presencia de metales pesados, como As, Cd, Co, Cr, Cu, Pb, y Zn,
Presencia de líquenes, indica contaminación atmosférica y metales pesados.
Estrés hídrico, indica presencia de excesiva salinidad.

Zona del acuario:
Zona media o Trasera.

Dificultad del manejo:
Aponogeton boivinianus es una de las más hermosas plantas de acuario disponibles. Dándole las condiciones ambientales correctas esta planta puede crecer muy fuerte y en estos casos se recomienda para tanques grandes. Los crecimientos a full muestran pecíolo tiene más de 20 cm de longitud, una altura de hasta 60 cm y un ancho de 8 cm. Las hojas viejas son de color verde oscuro y algunas veces cafesosas cuando tienen un desarrollo total. A. boivinianus es una planta relativamente fácil y tiene buenos resultados en sustratos ricos en nutrientes.

Como mucho de los Aponogeton boivinianus requiere un período de descanso una vez al año por lo que se recomienda poner la planta en un pote para ser removida fácilmente del acuario. El tubérculo debe ser guardado en un lugar frío y seco por un par de meses antes de ser replantado en el acuario.

Galería de vídeos de Aponogeton Boivinianus