Aponogeton Crispus

Aponogeton Crispus

Descripción dendrológica de la Especie

Descripción de Aponogeton Crispus
Aponogeton crispus, a diferencia de los Aponogeton híbridos, no tiene hojas flotantes, además de ser una de las pocas plantas que florecen en el acuario con facilidad.

Presenta un eje floral que se desarrolla rápidamente llegando a crecer 5 o más cm diarios, éste emerge y pierde la capucha que lo cubre dejando ver un capullo (normalmente blanco o ligeramente amarillento), esta crece rápidamente y se despliega alcanzando unos 15 – 20 cm de largo. De él se desarrollan paulatinamente pequeñas flores (1 – 2 mm). Las flores son de color blanco, amarillo o lavanda. Mide de 35 a 50 cm de largo y 5 a 30 cm de ancho.

Sus hojas jóvenes tienen una coloración rojiza y en términos generales su color va desde el verde brillante hasta verde amarillento, el borde es ondulado a todo lo largo de la hoja, puede florecer en el acuario y sus flores están reunidas en una espiga y son de un color blanco o rosado, se reproduce por semillas o por división del tubérculo. Crece mejor con luz tamizada y cuando se siembra hay que cuidar de no dañar el tubérculo y este debe quedar una parte por fuera del sustrato.

En general, las especies asiáticas tienen una espiga de flores (inflorescencia) por cada tallo, las especies de África llevan dos espigas. Madagascar y otras especies podrán tener más.

Galería de fotos de Aponogeton Crispus

Nombre común:
Aponogeton arrugado.

Distribución y hábitat:
Aponogeton crispus, es una especie que según Stevani I. “Habitan en zonas palúdicas y estanques tranquilos de África, India, Madagascar y otros países tropicales exceptuando América, continente en el cual se halla presente como especie introducida. En su hábitat natural, esta especie necesita un período de descanso invernal, que debe transcurrir en un ambiente fresco y parcialmente seco. Las especies cultivadas se han aclimatado y adaptado para vivir en agua caliente durante todo el año y también pueden florecer durante el invierno”.

Biología y ecología

Forma:
Planta de bulbo con hojas de borde ondulado que se prolongan a lo largo de un pecíolo de hasta 30 cm de largo, alrededor de 4 cm de ancho y con una coloración que va desde rojizo pardo en las hojas jóvenes hasta el verde oscuro en las hojas maduras.

Forma de propagación:
Por división del rizoma tuberoso.

Por división del rizoma tuberoso o bulbo: Al terminar la floración, se cortan las flores pasadas y se dejan las hojas y tallos hasta que se sequen completamente. El tiempo que pasa desde que se acaba la floración hasta que se desentierran puede ser entre 1 y 2 meses, tiempo suficiente para que acumulen más reservas y se formen pequeños bulbillos adheridos al original. Los bulbos se extraen, se lavan, se desinfectan con fungicida y se dejan secar a la sombra. Se le recortan las raíces, se le quita la tierra que tenga pegada, se separan los posibles bulbillos hijos formados y se envuelven en papel de periódico para absorber la humedad y que no se pudran. Finalmente, se meten en cajas de madera y almacenar en un lugar seco hasta la nueva plantación en recipientes en verano en vivero, donde se cultivan por uno o dos años hasta que alcanzan las dimensiones necesarias para la floración.

Por semillas: Usted puede polinizar las flores con una pluma o pincel suave deslizándolo sobre las florecillas, la flor es inodora, y dan lugar a las semillas (de aproximadamente 6-8 mm con forma de riñón, color verde muy claro o blanco, con gran contenido de almidones), estas vienen envueltas en una cáscara que les permite flotar de 2 a 3 días; usualmente la nueva planta ya está desarrollada para entonces y consiste en 2 a 3 pequeñas hojas y un tubérculo, la planta desarrolla rápidamente raíces, algunas se hunden espontáneamente y se aferran rápidamente al suelo, otras continúan flotando y se anclan a la vegetación circundante.

Si se deja la vara floral por si misma se observa que se secan las flores, las semillas se hinchan y ellas solas se desprenden y caen al sustrato. Una vez allí no es necesario que se entierren para sacar raíces y pequeñas hojas si están fertilizadas, pero es necesario hacerlo con un pincel para asegurarse de que el mayor número posible de semillas dará lugar a plantas..

El crecimiento de la nueva planta es lento, a los 2 meses de edad las hojas miden 6 cm aproximadamente. El proceso desde la aparición del eje floral hasta la aparición de las primeras semillas es de 4 – 5 semanas y continua por otras 4 semanas, ocasionalmente el eje se separa de la planta ya que por su enorme tamaño se vuelve frágil, pero continua con su proceso de producción de semillas.

Existen algunas plantas que son estériles, y aunque se asegure la polinización no se producen semillas. La literatura menciona que es una planta relativamente fácil de hibridizar lo cual explicaría esta observación (aunque la morfología de las hojas y las flores es igual a la de plantas fértiles).

Reproducción:
Esta especie puede tener reproducción mediante la división del bulbo o mediante las semillas producidas por sus flores después de ser polinizadas.

Abono:
Esta planta requiere de una buena nutrición, logrado con un sustrato enriquecido, sustrato de tierra o sustrato regular y / o la fertilización líquida. En buenas condiciones, la planta crecerá fácilmente hojas largas que flotan sobre la superficie. Por lo tanto, hace que una buena planta espécimen en acuarios más grande, así como en los grupos a lo largo de los lados o la parte posterior del tanque. Como se necesita una buena fuente de nutrientes, la planta debe ser introducida y establecida en un lugar del acuario donde existan reservas nutricionales del sustrato y que no tenga competencia por nutrientes, se recomienda ser una especie pionera en el estanque para permitir su desarrollo reduciendo la competencia por alimentos y espacios.

Se requieren usar NPK y micronutrientes, inyectados en el agua o aplicarlos por aspersión. Se bebe observar y seguir las indicaciones de dosis en la etiqueta del producto escogido. Siempre buscar una concentración de 20-20-20 de NPK, que son volúmenes estándar.

Poda:
Conviene realizar poda de formación al inicio del crecimiento, si se observa mucha carga del follaje, buscar hojas más defectuosas y laterales, al cortar ramas u hojas secundarias laterales en el caso que se desee un crecimiento alargado y dejar algunas para provocar el esparcimiento lateral.

Con el tiempo, se debe vigilar el crecimiento de la planta, si esta en un acuario comunitario, se debe podar semanalmente o cada 15 días, según se observe la carga del follaje, pero si es solitario, se recomienda una vez al mes.

Necesidades lumínicas o Iluminación:
Esta especie requiere iluminación moderada. En condiciones de poca iluminación, el crecimiento será constante, pero lento. En la iluminación brillante, la fertilización por CO2 es necesario (Kasselmann, 2003) y la planta crecerá más rápidamente. Se han reportado para esta especie una demanda de luz de 0,50 vatios por litro y demanda de CO2 de 6-14 mg por litro.

Necesidades de mantenimiento:
Debido a su tamaño Apongeton crispus sólo es adecuado para grandes acuarios. Incluso en acuarios grandes y profundos estas plantas pueden arrojar sus hojas crecen tan alto que se extienden sobre la superficie. Por esta razón, se debe considerar la magnitud de este crecimiento.

Crispus Aponogeton también sobrevivir a los ataques de caracoles moderadas, puede tolerar una amplia gama de diferentes condiciones de agua y no es muy ligero exigente.

Esta especie se cruza fácilmente con otras especies y plantas disponibles bajo este nombre de la especie son con frecuencia híbridos; A. crispus X rigidifolius fue desarrollado por el Tropica guardería en Dinamarca, y A. crispus X undulatus es otro híbrido más común. La ventaja de los híbridos es que son generalmente más adecuados para acuarios, que no requieren un período de descanso, aunque las flores son normalmente estéril. Las verdaderas especies requerirán un período de descanso vegetativo de vez en cuando, cuando el tubérculo debe ser levantada y se almacena fuera del acuario en un entorno bastante seco (Kasselmann, 2003).

Cultivo

Aponogeton crispus se cultiva a menudo y es probablemente el más fácil y el más robusto de los aponogetons. Se requiere un mineral rico en sustrato donde el dióxido de carbono está fácilmente disponible en la forma de ácido carbónico. Para su cultivo se prefiere moderada a la iluminación brillante desde arriba.

Si tiene condiciones químicas y biológicas apropiadas del estanque, una masa de hojas se formará y la floración se producirá a menudo. Normalmente no necesita un periodo de estado latente, pero a veces se pierden sus grandes hojas y se puede colocar en agua fría durante unos dos meses. Por lo tanto, a menudo se cultiva en macetas extraíbles A. crispus es uno de los aponogetons que eventualmente requieren un almacenamiento en seco durante una latencia, la aparición es reconocido por la maduración gradual fuera del agua y por pérdida de hojas laterales.

Enfermedades y manejo fitosanitario

Clorosis
Cuando la planta muestra cambios de colores, de purpura a amarillentas y palidez, indica deficiencia de iluminación, mal ingestión celular del CO2 y carencia de nutrientes, principalmente de nitrógeno y hierro (Fe).

Necrosis
Cuando la planta está en estado crítico presenta marchitez o pudriciones, en las hojas desde su ápice, este se inclina hacia abajo y con una curva cóncava hacia abajo en el medio de toda la hoja, en estos estados, la planta es difícil de manejarla, se recomienda eliminar hojas marchitas y hacer podas de saneamiento, dejar solo los botes sanos, de color verdosos y las hojas sanas, mejorar la iluminación y hacer filtrado del agua, aplicar NPK.

Los enemigos de esta especie son los llamados plecos, los más pequeños no comen Aponogetons, pero los plecos más grandes harán de manera natural trituraciones en las hojas. Los cíclidos más grandes, y peces de colores serán igual, comerán hojas de las plantas y usaran como jugueteo al follaje de la planta. Los caracoles ignorarán a las plantas.

Clasificación y Taxonomía

Reino: Plantae
Subreino: Tracheobionta
Subdivision:
División: Magnoliophyta
Clase: Liliopsida
Subclase: Alismatidae
Orden: Alismatales
Familia: Aponogetonaceae
Subfamilia:
Género: Aponogeton
Especie: A. crispus
Nombre binomial: Aponogeton crispus

Parámetros físico, químicos y biológicos

Temperatura:
21 – 29 ºC

pH:
5.5 – 8.0, Agua blanda o de dureza media.

gH:
6-13, ligeramente moderada.

Condiciones del agua:
Esta especie prefiere agua ligeramente alcalina, si el pH es muy bajo, se puede aumentar a valores de pH más altos mediante el uso de cal pulverizada.

Tipo de sustrato:
Prefiere los sustratos enriquecidos-arcillosos ya que su nutrición se da mayormente a través de la raíz y aprecia la adición de hierro quelatado. Se debe tener cuidado de no dañar el bulbo al momento de plantarlo, asimismo al menos un tercio del bulbo debe quedar descubierto.

Bio-indicadores:
La primera cosa que usted debe comprobar en la búsqueda de la deficiencia de nutrientes es ver si los síntomas se están presentando en las hojas más viejas o en las hojas más jóvenes. Esto ayudará a reducir el alimento que causa el problema.

Los nutrientes “móviles” son los que la planta puede volver a reclamar a las hojas más viejas y utilizar, para la producción de las hojas más jóvenes; por lo tanto, la deficiencia de estos nutrientes por lo general aparecen en las hojas más viejas. Los nutrientes móviles incluyen Nitrógeno, Fósforo, Potasio, Magnesio y Zinc. Los nutrientes inmóviles no se mueven, y por lo tanto su deficiencia por lo general aparece en las hojas más jóvenes, ejemplos de nutrientes inmóviles son cobre, hierro, calcio y azufre.

Aunque el análisis de la deficiencia de nutrientes mediante cambios de hoja no es una ciencia exacta, aquí están algunos de los síntomas y las causas que le ayudarán. La deficiencia de hierro por lo general hace que las hojas se vuelvan frágiles y pálidas. Si las hojas más viejas muestran agujeros de alfiler que se agrandan paulatinamente, puede ser una deficiencia de potasio. Hojas retorcidas y dobladas o con forma de copa amarillenta de bordes muy pálidas son una indicación de la deficiencia de calcio. Bordes y puntas de las hojas marchitas muertos muestran una deficiencia de cobre.

A pesar de la mencionada lista no es muy exhaustiva, usted encontrará que esto proporciona una guía general para verificar la deficiencia de nutrientes. Con el tiempo y la experiencia, usted encontrará sus plantas que estarna mostrando síntomas sobre el ecosistema en el acuario.

Zona del acuario:
Zona media o trasera. Se recomienda ubicarla en el fondo, si es como grupo o como planta solitaria. Dado que requieren mucho alimento y evitar la competencia para lograr su mejor desarrollo.

Dificultad del manejo:
Suele adaptarse muy rápidamente a las condiciones del acuario, una vez establecida crece muy rápidamente, produciendo hojas de hasta 30 cm cada 4 ó 5 días. En su hábitat natural presenta un periodo inactivo relacionado con el descenso de la temperatura; el cual no aparece en acuarios con temperatura constante. La dificultad para el mantenimiento de esta planta de agua en un acuario se especifica con fácil.

Galería de vídeos de Aponogeton Crispus