Didiplis Diandra

Didiplis Diandra

Descripción dendrológica de la Especie

Descripción de Didiplis Diandra
Es una planta delicada y difícil para el acuario, pero a la vez muy hermosa, ya que posee hojas opuestas en filas de a dos. En su hábitat natural ocupa los bancos de las riveras y lagos, donde se desarrolla tanto sumergido, flotante o emergido.

Los tallos pueden alcanzar una altura de 10 a 15 pulgadas (25-38 cm), sus hojas son opuestas en forma de una cruz o X. Estas hojas son frágiles y son fácilmente perturbados por la fauna y la manipulación.

Cuando se cultiva fuera del agua, el tallo es muy débil y las hojas son más elípticas en forma y estrecha en la base. Las flores verdes emergen de la axila de las hojas y no tienen pétalos.

Galería de fotos de Didiplis Diandra

Nombre común:
Hedge agua, Pasto estrella sangre, Peplis diandra.

Distribución y hábitat:
Didiplis diandra (conocido en el pasado como Peplis diandra) se puede encontrar en todos los EE.UU., creciendo a lo largo de las orillas de los estanques, lagos y ríos de lento movimiento. Está clasificada como una planta en peligro de extinción en algunos estados.

Biología y ecología

Forma:
Cuando esté en buenas condiciones, la planta produce pequeñas cápsulas de color rosa en los entre nudos del tallo. D. diandra es (y con razón) muy popular, planta común debido a su único, muy bien con aguja follaje

Forma de propagación:
Esta planta tallo crece a la superficie del agua, donde es mucho más cerca por muchos brotes laterales. A fin de promover un crecimiento arbustivo, la punta del brote se debe depositar fácilmente y por lo tanto recibe una gran cantidad de brotes laterales. La propagación es muy fácil en esta planta por esquejes cabeza y brotes laterales se cortan y se colocan en el sustrato.

Reproducción:
Se propaga a través de cortar el tallo por la mitad, y replantar las copas. Se pueden dejar plantada en el sustrato donde aparecerá un nuevo crecimiento en el nodo.

Abono:
Sin embargo, tenga en cuenta que cuanto mayor sea la intensidad de la iluminación, mayor es la demanda de hierro y micronutrientes por esta planta. Cuando se observe muy pálido o blanqueados bajo iluminación intensa está sufriendo probablemente de una deficiencia de hierro. Inyección de CO2, aunque no es completamente necesario, promueve el crecimiento más rápido, más robusta de esta planta. Nitrato (NO3), fosfato (PO 4) y potasio (K +) deben complementarse con regularidad, junto con cantidades abundantes de hierro y otros micronutrientes. Cuando D. diandra goza de buena salud, se ruboriza diferentes tonos de naranja y rojo en condiciones de iluminación intensa. En virtud de moderada a baja iluminación, esta planta se mantendrá verde.

Poda:
Recorte de esta planta en la parte superior promoverá el crecimiento, debido a que las porciones arraigados a veces no crecen, a su vez se observa color negro, esta planta debe ser rellenado de vez en cuando para evitar la pérdida de la planta.

Debido a que los recortes son problemáticos para la raíz, se aconseja quitar la tapa del tanque y dejar el fondo cuando se trata de tiempo de poda. Los tallos son delgados por lo que este método de poda no deja ‘tocones’ obvios.

Necesidades lumínicas o Iluminación:
La luz debe estar presente en cantidad suficiente, es decir, en este caso 0,6 a 1 vatios por litro, por lo que las partes inferiores de la planta no mueren y no se pudren.

Necesidades de mantenimiento:
No deben ser plantadas muy cercas unas de otras ya que las hojas de más abajo pueden no recibir la suficiente luz y morir. Para saber si recibe suficiente luz se puede observar si sus hojas se colorean de rojo. Prefiere un sustrato fino e inyección de CO2. Para acuario plantado el ideal es tener entre 20 mg/l y 35 mg/l. Para asegurar su óptimo crecimiento requiere de agua blanda y ácida.

Cultivo

Aunque no es muy difícil de cultivar, esta pequeña planta de tallo hace lugar ciertas exigencias a los aficionados con el fin de prosperar. La iluminación debe ser directa y relativamente intensa con el fin de evitar que las porciones inferiores de la planta de inflexión negro y la podredumbre se ha estimado al menos 2,5-3 vatios por galón o más.

Se considera difícil de cultivar, ya que es fastidioso a las condiciones del agua y la iluminación. Esta hermosa planta vale un intento de mantener ya que una vez adaptados a un acuario que crecerá rápidamente, y en ocasiones presentan tallos rojizos y hojas que ofrecen un contraste deslumbrante a otras formas de hojas.

Enfermedades y manejo fitosanitario

La clorosis férrica afecta al normal desarrollo de cultivos en suelos con pH altos o calcáreos. Se puede identificar por el amarillamiento internerval que se produce en las nuevas hojas, aunque también es posible que aparezca en las más antiguas. Si la clorosis férrica es muy aguda se pueden producir amarillamientos completos así como necrosis de las hojas y muerte del espécimen.

Tratamiento:
Cuando la planta muestra cambios de colores, de su color en estado sano a colores Los tratamientos serán diferentes en tanto en cuanto a la causa que produce el problema. Por lo tanto y en primer lugar ha de identificar la causa. En esencia partiremos de tres supuestos, son los siguientes:

Suelo empobrecido. Quizás, tras largos periodos sin fertilizar la tierra, ésta tenga alguna carencia química. La solución podría pasar por aplicar quelato de hierro al agua de riego.

Aguas calcáreas o alcalinas. Regar con agua calcárea o alcalina a la larga puede aumentar el pH de la tierra así como afectar a la solubilidad y movilidad del hierro (Fe). En este caso debe proceder a tratar el agua de riego con un acidificante. Es importante que dichos acidificantes sean estabilizados para que su efecto perdure en el tiempo.

Tierras calcáreas o alcalinas. Sin duda este es el peor de los tres casos. La soluciones pasan por utilizar químicos o bien sustituir parte de la tierra actual por otra de tipo ácido para compensar.

Las algas son unas oportunistas que aprovechan cualquier ocasión para extenderse por el acuario, viven en permanente lucha con las plantas. Sigue estos consejos para mantenerlas a raya. Efectúa cambios de agua semanales para mantener bajos los niveles de nitratos, pues las algas se alimentan de éstos. El acuario nunca puede recibir la luz directa de una ventana ya que proliferarán las algas en los cristales. Acoge en tu acuario peces que se alimentan de las algas, limpiarán los cristales y las hojas de las plantas, con por ejemplo los Plecostomus, los guppis, los ancistrus, los colas de espada, los Gyrinocheilus aymonieri, entre otros.

Clasificación y Taxonomía

Reino: Plantae
Subreino: Viridaeplantae
Filo:
Subdivision: Spermatophytina
División: Tracheophyta
Clase: Magnoliopsida
Subclase:
Orden: Myrtales
Familia: Lythraceae
Subfamilia:
Género: Didiplis
Especie: D. diandra
Nombre binomial: Didiplis diandra

Parámetros físico, químicos y biológicos

Temperatura:
20 – 27 ºC.

pH:
5.0 – 7.0 ligeramente ácido con límite neutro.

gH:
5-15, aguas blandas a duras.

Condiciones del agua:
Crece bien en áreas con flujo, que garantiza un transporte continuo de nutrientes en el agua. La dureza del agua puede estar en muy suave-medio.

Tipo de sustrato:
Grava fina.

Bio-indicadores:
Existen muchos indicadores biológicos, se detallan algunos, los mas posibles a suceder en el acuario:

Síntoma: Plantas mordidas o desaparecen sus brotes más tiernos.
Causa: Caracoles, que por ser de hábitos nocturnos pueden pasar inadvertidos, o peces vegetarianos, con carencia de alimentos adecuados.
Solución: Mejorar la dieta de los peces y exterminar plaga de caracoles.

Síntoma: Las plantas crecen lentamente y con síntomas manifiestos de debilidad y falta de color, con tallos delgados y hojas amarillentas.
Causa: El problema debe ser la falta de luz adecuada.
Solución: Cambiar los tubos agotados, analizar el tipo de luz.

Síntoma: Se ven sanas, pero no crecen.
Causa: Con seguridad falta CO2.
Solución: Agregar un productor y difusor de CO2.

Síntoma: Las hojas se tornan transparentes.
Causa: Falta de hierro, en cambio si mantienen la nervadura verde es por falta de magnesio.
Solución: Aplicar abono.

Síntoma: Las hojas se tornan café oscuro o negro.
Causa: Exceso de hierro.
Solución: Suspender los abonos.

Síntoma: Aparecen las hojas como perforadas por pequeñas municiones, a los pocos días las plantas mueren o se pudren grandes porciones de ellas, evidencia de “podredumbre de las criptocorinas”,
Causa: Por desgracia, para esta enfermedad no existe remedio y el factor que la produce un poco difícil de explicar. El punto es que algunas plantas de esta variedad, dado que provienen de medios ricos en amonios, no requieren descomponer los nitratos para obtenerlo, entonces lo absorben, depositándolo en sus tejidos, si el medio está contaminado, esta acumulación su multiplica, cuando, por fin se decide mejorar las condiciones del agua, aumenta el oxigeno, se activa este material reservado y obstruye los vasos y también se producen tóxicos al interior de la planta, con las consecuencias descritas.
Solución: El único remedio es mantener el medio sano y estable.

Síntoma: Aparición de Algas verdes.
Causa: Una pequeña producción de algas verdes, las que crecen adheridas a los vidrios o sobre las plantas, es normal, inevitable y hasta una señal de que todo está en orden, bastará con limpiarlas con esponjas adecuadas e incorporar algún pez devorador de algas. Solo si el problema es grave se deben tomar medidas, si esto ocurre será porque un exceso de alimentación produce residuos, o el acuario aun es nuevo.
Solución: Apagar las luces por dos o tres días, esto no daña a las plantas.
Utilizar un filtro de luz ultravioleta, siguiendo estrictamente las instrucciones del fabricante. Regular la alimentación.

Síntoma: Algas rojas que se adhieren fuertemente a las hojas de las plantas, asfixiándolas.
Causa: Falta de CO2, poca capacidad de filtraje.
Solución: Mejorando lo señalado desaparecen en breve tiempo.

Síntoma: Algas azules, que crecen sobre las plantas, matándolas por falta de luz, este tipo de algas es verdaderamente perjudicial.
Causa: Falta de oxigeno.
Exceso de nitritos en el agua potable.
Fondo con capa muy alta, que facilita la descomposición por falta de corrientes de agua.
Filtros muy sucios.
Solución: Quitar con las manos y con tubos de aspersión y corregir los factores que las producen. Existen medicamentos específicos para estas algas en los comercios.

Síntoma: Hojas mordisqueadas o perforadas.
Causa: Caracoles indeseados, que se observan al prender repentinamente la luz.
Cierta cantidad de estos caracoles es inevitable y mucho discuten los autores sobre la conveniencia o no de permitir algunos en el acuario, porque ayudan en la mantención del aseo al devorar toda materia orgánica en descomposición, pero rápidamente se transforman en plaga.
Solución: Evitar el exceso de alimento.
Sifonear el fondo y limpiar bajo piedras y adornos.
Colocar algún pez que los devore.
Poner trozos de vegetales cocidos, para retirarlos una vez que lleguen los caracoles.
En casos muy graves, utilizar venenos específicos, que por ser de sulfato de cobre, resultan peligrosos para los peces.

Zona del acuario:
Didiplis diandra se utiliza tanto en la naturaleza y en el “Holandés”, como un acento de color y acuarios debido a su forma única hoja. Se puede poner en el medio y el fondo.

Didiplis diandra se ve mejor cuando se coloca en pequeños grupos de 3-5 tallos en las áreas frontales y medias del acuario plantado.

Dificultad del manejo:
La dificultad para el mantenimiento de esta planta en un acuario de agua se indica como medio.

Galería de vídeos de Didiplis Diandra

Cuphea Anagalloidea

Cuphea Anagalloidea

Descripción dendrológica de la Especie

Descripción de Cuphea Anagalloidea
Esta planta se conoció hace algunos años como Rotala sp. “Araguaia” en el comercio. Sólo recientemente (2010), después de que la planta ha presentado inflorescencia, Cavan Allen puede aclarar la verdadera identidad de la supuesta clase Rotala por comparación con muestras de herbario de la Smithsonian (Washington, DC). El género Cuphea es generalizado con cerca de 260 especies en América tropical y subtropical y Rotala pertenece a la familia Lythraceae. Se conocen los siguientes sinónimos: Bacopa sp. ‘Red’ (errónea), Rotala sp. “Araguaia” (errónea).

Cuphea anagalloidea es una planta de tallo pequeño y sofisticado, los brotes son de 1.5-2 cm de ancho. A menudo, las hojas son rojas con puntos verdes, el tallo es de color verde, relativamente grueso y rígido. Los brotes sumergidos crecen estrictamente verticales. Cuando las plantas son emergentes tienen hojas verdes, más angostas y más grandes en general.

Galería de fotos de Cuphea Anagalloidea

Nombre común:

Distribución y hábitat:
Esta especie es endémica de Brasil. Se puede encontrar en zonas tropicales y subtropicales De América. En zonas de aguas superficiales, como ríos, lagunas y zonas poco pantanosas.

Biología y ecología

Forma:
Hojas pequeñas. Disposición simple, de forma oval u ovalada, de tallo erecto y vertical, de consistencia dura y de color verde. Las hojas tienen colores rojizos y verdes.

Forma de propagación:
Por corredores de sus tallos, crece emergida de forma vertical. También se puede propagar por brotes laterales, cortando los más sanos y más endurecidos para que puedan enraizar fijamente.

Reproducción:
Asexualmente, por medio de los hijos, ya sean corredores o brotes laterales.

Abono:
El suministro de CO2 debe estar garantizado mediante cambios parciales de agua regulares o un sistema de CO2. Con buena luz y dióxido de carbono crece mucho y pronto se convierte en una planta muy atractiva. La adición de abono se deberá hacer cuando se presenten deficiencias en el crecimiento o clorosis de las hojas, se puede elegir cualquier abono comercial que tenga NPK, Ca y Mg son adecuados y se preparan de acuerdo a la dosis presentada en la etiqueta del producto. Se pueden asperjar o inyectar en el agua, preferiblemente. Como norma general se pueden realizar abonos de 10-20 g de fertilizante compuesto (tipo 15-15-15).

Poda:
Si se observa un crecimiento sumergido y fuera del estanque, se recomienda eliminar brotes laterales mas enrarecidos, débiles, con heridas y de color amarillos, también se pueden eliminar los que tengan las mismas condiciones y que se encuentren sumergidos.

Necesidades lumínicas o Iluminación:
Luz intensa por el día, de 8 a 10 horas, cuando se comienza con tanta luz (1 vatio por litro o más) lo mejor es empezar con 6 horas diarias e ir aumentando poco a poco. Personalmente empiezo con 6 horas una semana completa y después aumento cada día o cada tres una hora, hasta llegar a 10.

Necesidades de mantenimiento:
La planta crece más hermoso recta hacia la luz, algunos brotes laterales de la planta madre lo desarrollan antes y algunos sólo cerca de la superficie. La ubicación del acuario de esta planta se debe seleccionar con una cuidadosa consideración en lo que respecta a sus necesidades de luz y eventual tamaño. Lo hace mejor cuando se les permite establecerse firmemente.

Para que las hojas tengan suficiente espacio y no tengan competencia por luz y nutrientes, se recomienda el ajuste de ubicación como un solitario. No suele ser comido por los peces herbívoros y pueden tolerar condiciones salobres de gama baja. También se puede utilizar en acuarios de agua salobre con concentraciones bajas de sal.

Cultivo

El mejor método para mantener esta planta sumergida es tenerlo en un tanque con un par de pulgadas de agua por encima del sustrato y un poco de circulación. En estas condiciones, las hojas crecerán en el agua y cualquier inflorescencia crecerá hacia arriba.

Esta planta también puede cultivarse en estanques al aire libre, simplemente para macetas la planta en un recipiente pesado y colocándolo en 1-2 pies de agua. Como se convierte establecido, la planta se puede mover a las zonas más profundas sucesivamente.

Dentro de un par de días de la siembra, cualquier cambio significativo en la temperatura, pH, dureza, nutrientes, intensidad o duración de la luz, o perturbación de la raíz puede causar que la planta tienda a ‘fundir’ y se desintegran en papilla. Si esto ocurre, las raíces tienden a vivir, y las hojas nuevas pueden aparecer dentro de varios días o semanas, a veces meses.

Enfermedades y manejo fitosanitario

La clorosis férrica afecta al normal desarrollo de cultivos en suelos con pH altos o calcáreos. Se puede identificar por el amarillamiento internerval que se produce en las nuevas hojas, aunque también es posible que aparezca en las más antiguas. Si la clorosis férrica es muy aguda se pueden producir amarillamientos completos así como necrosis de las hojas y muerte del espécimen.

Si se observan presencia de hongos, dado el lento crecimiento y un mal manejo de las condiciones químicas del agua, se pueden detectar machas foliares y manchas negras, identificando como Tizón temprano (Alternaria solani) o Antracnosis (Colletotrichum spp. y Gloeosporium spp.).

Las algas son unas oportunistas que aprovechan cualquier ocasión para extenderse por el acuario, viven en permanente lucha con las plantas. Sigue estos consejos para mantenerlas a raya. Efectúa cambios de agua semanales para mantener bajos los niveles de nitratos, pues las algas se alimentan de éstos. El acuario nunca puede recibir la luz directa de una ventana ya que proliferarán las algas en los cristales. Acoge en tu acuario peces que se alimentan de las algas, limpiarán los cristales y las hojas de las plantas, con por ejemplo los Plecostomus, los guppis, los ancistrus, los colas de espada, los Gyrinocheilus aymonieri, entre otros.

Clasificación y Taxonomía

Reino: Plantae
Subreino: Viridaeplantae
Filo: Tracheophyta
Subdivision:
División:
Clase: Spermatopsida
Subclase: Rosidae
Orden: Myrtales
Familia: Lythraceae
Subfamilia:
Género: Cuphea
Especie: C. anagalloidea
Nombre binomial: Cuphea anagalloidea

Parámetros físico, químicos y biológicos

Temperatura:
18 – 28 ºC.

pH:
5.5 – 8.0, Ligeramente ácido y bastante alcalino.

gH:
6-13, aguas moderadamente duras.

Condiciones del agua:
Es una especie muy susceptible a los cambios bruscos en su medio ambiente, si estos ocurren puede perder todas sus hojas, pero si sus raíces se dejan sembradas, saldrá una nueva planta.

Tipo de sustrato:
Grava fina.

Bio-indicadores:
Presencia de algas, indica contaminación por fitoplancton indeseable.
Presencia de briofitos, indica presencia de metales pesados, como As, Cd, Co, Cr, Cu, Pb, y Zn.
Presencia de líquenes, indica contaminación atmosférica y metales pesados.
Estrés hídrico, indica presencia de excesiva salinidad.
Hojas pálidas, crecimiento raquítico, hojas que se deforman para obtener la mayor cantidad de luz, hojas verdes que se vuelven amarillas y hojas rojizas que se vuelven verdes. Indica falta de luz que produce finalmente la muerte ya que el proceso de la Fotosíntesis no se lleva a cabo de modo correcto. La planta enferma debe ser expuesta a una intensidad superior de luz o a períodos matutinos de luz solar que no sobrepasen las 3 horas hasta que se reponga.

Las hojas con parches marrones o amarillos son una clara demostración de Clorosis Férrica, como también la pérdida de colores rojizos en las hojas, estos síntomas son debidos a una deficiencia de Hierro (FeO2).

La falta de crecimiento y las hijas inclinadas hacia abajo indican falta de Nitratos y Potasio que deben ser repuestos en forma de sales (Nitrato de Potasio y Sulfato de Potasio).
Crecimiento lento y poco exuberante, poca floración y aparición de algas, indica deficiencia de CO2.

Zona del acuario:
Se puede usar para la distancia frontal / media, así como la parte delantera (se puede cortar espesor).

Dificultad del manejo:
La dificultad para el mantenimiento de esta planta de agua en un acuario se especifica con difícil.

Galería de vídeos de Cuphea Anagalloidea

No se encontraron videos.

Ammannia Latifolia

Ammannia Latifolia

Descripción dendrológica de la Especie

Descripción de Ammannia Latifolia
Ammannia latifolia, o más comúnmente conocido como Alfilerillo Rosa, es una hierba subarbusto del género Ammannia. Su duración es anual, lo que significa que crece por una sola temporada.

Estas plantas tienen un desarrollo derecho; debajo muestran, en general, un tronco deshojado, mientras en alto se ensanchan para formar la copa. Es de la talla pequeño, puede alcanzar los 7 metros de altura; en verano toma una coloración violetarosa . Con el pasar de los años, se vuelve un árbol. Las flores tienen forma de campana. Las flores se disponen en racimos.

Galería de fotos de Ammannia Latifolia

Nombre común:
Alfilerillo Rosa.

Distribución y hábitat:
Ammannia latifolia, es una especie que crecen en las áreas húmedas de América, África, Asia, Australia y Europa. Originaria de los 48 Estados de los EE.UU. y de Puerto Rico, también de las Islas Vírgenes. Varias especies se cultivas como planta ornamental para acuarios. Es una hierba indígena rara pantanosa abierto, generalmente costera.

Ammannia latifolia a veces se considera una variación Ammannia gracilis, se requiere de condiciones de crecimiento muy similares. Ammannia latifolia fue descrita por Linnaeus en 01 de mayo 1753 en el famoso ” especies Plantarum “el trabajo de la primera nomenclatura botánica. Más tarde, Wilhelm Gerhard Walpers y Nathaniel Wallich describen la misma planta bajo otros nombres sinónimos.

Biología y ecología

Forma:
Es una hierba de crecimiento anual. Es un vegetal que germina, florece y sucumbe en el curso de un año. Las verdaderas anuales sólo perviven año a año por sus semillas. Algunas especies sin semillas pueden seguir considerándose anuales aunque finalmente no florezcan.

Esta especie presenta un tronco deshojado, mientras en alto se ensanchan para formar la copa.

Forma de propagación:
Por semillas, Cuando compres semillas mira la fecha de envasado y la de caducidad; si están pasadas, germinarán pocas o ninguna.

– Si te decides a recolectarlas, hazlo cuando estén maduras. Si están dentro de un fruto, en muchas ocasiones hay que secarlo al sol o en una alacena aireada.

– Guarda las semillas en papel (nunca en plástico), por ejemplo, en un sobre, y a su vez, metidas dentro de un tarro con tapa de rosca.

– Pon una etiqueta o escribe en el sobre la especie/variedad y fecha de recolección. Coloca el recipiente en lugar fresco, seco y oscuro.

Época de siembra
Se siembran en primavera y principios de verano, pero según la especie, hay siembras durante todo el año.

A mediados de invierno se pueden iniciar los semilleros, pero a cubierto, por ejemplo, en casa junto a una ventana, en un invernadero, etc. Si además dispones de calefacción, por ejemplo, un semillero eléctrico, y luz artificial cuando germinen, se amplían las posibilidades.

Reproducción:
Asexual ya que se hace usando semillas provenientes de los frutos ya desarrollados o bien por medio de semillas certificadas que cumplan las normas 9000ISO.

Abono:
Cualquier abono comercial que tenga macro y micronutrientes, proporcionar de acuerdo a las indicaciones de la etiqueta, considerar el tamaño del acuario. Si hay una falta de micronutrientes esta planta se verá afectada y las hojas se volverán de color pálido.

El abonado de los árboles se usa a inicios de la primavera o del otoño, utilizando humus o estiércol maduro; se interviene mezclando un par de cubos de fertilizante al terreno, cerca del tronco del árbol, cada 2-3 años o al momento del implante.

Poda:
Realizar poda de formación, cortar ramas u hojas secundarias laterales en el caso que se desee un crecimiento alargado y dejar algunas para provocar el esparcimiento lateral.

Es importante hacer una poda mensual cuando la planta tenga su máximo desarrollo, semanal en los primeros meses de su crecimiento y buscar las ramas terciarias y yemas terminales, así mismo si no se desea mucha altura de la planta, cortar la cofia cuando inicie su crecimiento.

Necesidades lumínicas o Iluminación:
Luz intensa por el día, de 8 a 10 horas, cuando se comienza con tanta luz (1 vatio por litro o más) lo mejor es empezar con 6 horas diarias e ir aumentando poco a poco. Personalmente empiezo con 6 horas una semana completa y después aumento cada día o cada tres una hora, hasta llegar a 10.

La planta tiene un robusto tallo vertical que puede ser. 40cm de largo Se oponen a los pares cruzados y las hojas con una longitud de ± 8 cm y una anchura de unos 8 mm, su color depende de la luz, en el fondo de color marrón rojizo, esto sí, las bombillas dan mucho calor y mucha energía.

Necesidades de mantenimiento:
Hacer podas de crecimiento y de formación, abonar si se observa cambios de color en las hojas y poco crecimiento, no alterar el pH del agua, eso garantiza la salinidad adecuada y filtrar la misma de acuerdo a las indicaciones del acuario. En las fases iníciales del crecimiento si se requiere abono para ayudar al enraizamiento de la planta, posterior se requiere pero depende del comportamiento que se observe en el crecimiento.

Los cambios de agua se recomiendan a partir de la segunda semana, es decir, al cabo de 7-10 días de plantar, cambio de agua del 50% y así sucesivamente. El cambio de agua debe ser del 40-50% semanal, nunca menor. Si tienes un acuario muy grande, también puedes hacerlo en 2-3 veces.

Cuando se tanga un árbol más desarrollado, se recomienda hacer regaderas caseras o tener un sistema de riego, por gotas, para que siempre se mantenga húmedo el suelo y evitar las áreas planas, porque se tiende a tener mucha agua retenida, si es una pendiente, hacer una media luna alrededor de la planta para que el agua sobrante circule hacia debajo en dirección paralela a la pendiente.

Cultivo

En ambiente libre se cultiva la Ammannia latifolia en un lugar luminoso, con luz solar directa. En climas particularmente ventosos, se aconseja de asegurar los árboles jóvenes a palos altos y sólidos, en manera de evitar que el viento pueda quitar las jóvenes raíces desarrolladas de poco; puede suceder que los ejemplares que tienen pocos años, teman el frío fuerte y el viento. Se recomienda cultivar Ammannia latifolia al abierto; puede soportar sin problemas las temperaturas mínimas también muy rígidas, de muchos grados bajo cero.

Generalmente en este período del año, se aconseja un tratamiento preventivo con un insecticida de amplio espectro y con un fungicida sistémico, para prevenir el ataque de los áfidos y el desarrollo de enfermedades causadas por hongos, a menudo favorecidas por el clima fresco y húmedo.

Enfermedades y manejo fitosanitario

Clorosis: cuando la planta muestra cambios de colores, de purpura a amarillentas y palidez, indica deficiencia de iluminación, mal ingestión celular del CO2 y carencia de nutrientes, principalmente de nitrógeno y hierro (Fe).

Necrosis: Cuando la planta está en estado crítico presenta marchitez o pudriciones, en las hojas desde su ápice, este se inclina hacia abajo y con una curva cóncava hacia abajo en el medio de toda la hoja, en estos estados, la planta es difícil de manejarla, se recomienda eliminar hojas marchitas y hacer podas de saneamiento, dejar solo los botes sanos, de color verdosos y las hojas sanas, mejorar la iluminación y hacer filtrado del agua, aplicar NPK.

Ataque por algas: pueden aparecer algunas algas como verdes filamentosas y algas marrones en vidrios y troncos. Estas se pueden aniquilar, no son “peligrosas” y tienden a desaparecen a partir del primer mes (relativo y variable, depende de varios factores). Las algas más “peligrosas” tienen una consistencia mayor y se adhieren fuertemente a las plantas, troncos o sustrato. Se pueden eliminar con el buen manejo del CO2. Sólo cuando no se logra el equilibrio biológico necesario para que las plantas se desarrollen correctamente (mecánicas, químicas, biológicas), las algas aprovechan las condiciones del medio para asentarse. 

Ataque por hongos: En las raíces y tallos, se observará colores verdosos a oscuros, en este caso son hongos microscópicos que han formado colonias, y son perjudiciales para la planta, lo que le puede causar la muerte casi segura, si no se toman medidas a tiempo.

Virosis: En flores se manifiesta por aparición de manchas claras (amarillas o blancuzcas); en las hojas zonas irregulares amarillentas. También mosaico en hojas en forma de rayado amarillo y el raquitismo y anormal desarrollo de la planta con mala o nula floración.

Prevenir con tratamientos insecticidas contra los pulgones vectores y en el momento de la floración una inspección ocular para eliminar las plantas infectadas.

Clasificación y Taxonomía

Reino: Plantae
Subreino: Tracheobionta
Subdivision:
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Subclase: Rosidae
Orden: Myrtales
Familia: Lythraceae
Subfamilia:
Género: Ammannia
Especie: A. latifolia
Nombre binomial: Ammannia latifolia

Parámetros físico, químicos y biológicos

Temperatura:
22 – 28 ºC

pH:
5.5 – 8.0, de blando a duro, soportan acumulación de sales minerales pero moderadamente.

gH:
6-13, ligeramente moderada.

Condiciones del agua:
Agua ácida suave es adecuado pero las aguas duras crea una inhibición en el crecimiento.

Tipo de sustrato:
Ammannia latifolia crece mejor en el suelo arenoso y básico, se recomienda suelo arcilloso, o bien una mezcla de arena con grava.

Bio-indicadores:
Presencia de algas, indica contaminación por fitoplancton indeseable.
Presencia de briofitos, indica presencia de metales pesados, como As, Cd, Co, Cr, Cu, Pb, y Zn.
Presencia de líquenes, indica contaminación atmosférica y metales pesados.
Estrés hídrico, indica presencia de excesiva salinidad.

Las burbujas de gas salen del sustrato cuando te asomas ella, caracoles madriguera no están excavando, sistemas radiculares pobres, las raíces se vuelven negro y la podredumbre, indica un sustrato mal balanceado, se deberá hacer un sustrato es muy compacto, aflojar y aspirar. Puede ser causada por las fuertes cantidades de materia orgánica en descomposición de profundidad en el sustrato.

Las hojas viejas se vuelven amarillentas. Pequeñas plantas enanas con sistemas de raíces muy grandes, las hojas más pequeñas y de color más claro, el lento crecimiento normal. Palidez se iniciará a las puntas de las hojas inferiores. Si esta deficiencia continúa, el follaje se siga desarrollando, pero los tallos será larguirucho, cursi y suave, floración se retrasa, fruta pequeña crecerá y la planta será más susceptible a las enfermedades. Esto indica deficiencia de nitrógeno.
Pudrición de raíces y tallos, indica presencia de hongos, aplicar fungicida. En casos extremos, eliminar la plata y sustituirla, cuando el agua se haya limpiado de infestaciones correctamente.

La bioindicación de la calidad del agua proporciona una información semi-cuantitativa sobre la contaminación del medio acuático y permite evaluar directamente el impacto ambiental de los contaminantes.

Zona del acuario:
Se observaran las plantas incrustadas en la grava del acuario para lograr el enraizamiento, cuando alcance la madurez se observara emplazamiento central en la parte baja del estanque.

Dificultad del manejo:

Moderado, se debe tener cuidado en la aparición de enfermedades y en el control de plagas.

Galería de vídeos de Ammannia Latifolia

Ammannia Gracilis

Ammannia Gracilis

Descripción dendrológica de la Especie

Descripción de Ammannia Gracilis
Es una planta herbácea caducifolia con ramas flexuosas que alcanzan los 30-35 cm de altura, con tallo postrado flexuoso, arraigado y ramoso en la base. La especie tiene hojas estrechas y onduladas, opuestas en sus sólidos tallos. Dependiendo de la intensidad de la luz, el color de las hojas varía desde un verde pálido a un color rojo bronceado. Alcanzan unas dimensiones de 12-20 cm de largo o más. Las flores son discretas.

La característica más saliente de esta planta es su grueso tallo (0,5 cm o más) y como muchas plantas de tallo, puede crecer más de 40 centímetros de alto.

Galería de fotos de Ammannia Gracilis

Nombre común:
Large ammannia, Red ammannia, Pink ammannia, y Delicate ammania.

Distribución y hábitat:
Ammannia gracilis, es una especie originaria del oeste de África, se trata de una planta palustre que puede crecer tanto en forma emergida como sumergida, desarrollando características disímiles en cada medio. Sumergida, las hojas son alargadas y angostas con un tinte entre rojo y marrón. Emergida, las hojas se tornan más cortas, redondas y de color verde oscuro oliva.

Biología y ecología

Forma:
Planta arbustiva pequeña con hojas alargadas, finas y color rojo amorronado de entre 12 y 20 cm de longitud.

Forma de propagación:
Pueden ser fácilmente reproducidas por estacas en un sustrato. Cada tallo se vuelve muy gruesa (~ 0,5 cm), las hojas son largas (~ 8 cm) y se extiende fácilmente superior a 40 cm, cruzando la superficie del agua sin dudarlo. Así que no lo recomendaría para los tanques más pequeños de aproximadamente 100 L. La propagación es muy fácil, basta con cortar un tronco en cualquier lugar y se replante.

Reproducción:
La planta florece en forma emergida, aunque se ha registrado datos que puede llegar a florecer sumergida bajo una gran intensidad de luz. Luego de la floración se pueden obtener semillas para reproducción. Sin embargo, la forma más sencilla y más comúnmente utilizada es la reproducción mediante podas de la parte superior de la planta o ramas laterales.

Abono:
Cualquier abono comercial que tenga macro y micronutrientes, proporcionar de acuerdo a las indicaciones de la etiqueta, considerar el tamaño del acuario. Si hay una falta de micronutrientes esta planta se verá afectada y las hojas se volverán de color pálido.

Es una planta de rápido crecimiento en un ambiente favorable. Prefiere agua con tendencia ácida y blanda, aunque puede soportar otras condiciones. Se le debe adicionar CO2 para mantener 25 a 30 ppm. Para obtener el color característico de sus hojas debe haber hierro suficiente en la columna de agua.

Se registran casos que se ha logrado mantener sin fertilizantes, pero que con la adición de micronutrientes y calcio se he visto que su color se ha intensificado.

Los macronutrientes tales como nitrato de (5-20ppm) y fosfato (1-2 ppm) deben ser altas dosificaciones, para mejores resultados. Hierro y micronutrientes en compañía de los macronutrientes, deben ser correspondientemente altos. Si no hay suficiente hierro en la columna de agua, el follaje de esta planta se convirtió en pálido. Niveles de nitrato bajos combinados con alto contenido de fosfato y los niveles de micronutrientes promoverán los colores más intensos en A. gracilis.

Poda:
Realizar poda de formación, cortar ramas u hojas secundarias laterales en el caso que se desee un crecimiento alargado y dejar algunas para provocar el esparcimiento lateral.

Necesidades lumínicas o Iluminación:
Requiere de una luz intensa. Si la planta posee poca luz tenderá a subir y muy probablemente las hojas de la parte inferior tomen un color más verde y se deterioren. Cuanto más intensa la luz, más intensa será la coloración rojiza. La iluminación debe ser de moderada a intensa (2-3wpg o más); CO2 inyección debe ser estable a 25-30ppm.

Necesidades de mantenimiento:
Hacer podas de crecimiento y de formación, abonar si se observa cambios de color en las hojas y poco crecimiento, no alterar el pH del agua, eso garantiza la salinidad adecuada y filtrar la misma de acuerdo a las indicaciones del acuario. En las fases iníciales del crecimiento si se requiere abono para ayudar al enraizamiento de la planta, posterior se requiere pero depende del comportamiento que se observe en el crecimiento.

Los cambios de agua se recomiendan a partir de la segunda semana, es decir, al cabo de 7-10 días de plantar, cambio de agua del 50% y así sucesivamente. El cambio de agua debe ser del 40-50% semanal, nunca menor. Si tienes un acuario muy grande, también puedes hacerlo en 2-3 veces.

En el paisaje de un acuario, tiende a lucirse más en grupo que sola y su color rojizo permite jugar con contrastes entre diferentes tonos de verdes. Resulta conveniente colocar plantas tapizantes a su alrededor como relleno. Por otro lado, debido a que puede crecer más de 40 cm de alto, no se recomienda para acuarios pequeños.

Cultivo

Estas plantas prefieren una gran cantidad de luz para un crecimiento óptimo. Pueden crecer rápidamente en las condiciones adecuadas y crecerá sobre el agua, si es poco profunda. Crecen mejor con dióxido de carbono añadido al agua. Las condiciones ideales del agua son suaves y ácidas, pero estas plantas son generalmente resistentes y adaptables en la mayoría de las condiciones moderadas. Para crecer así que necesitan micronutrientes de hierro añadido al acuario.

Cuando se mantienen en buenas condiciones, esta planta tallo grande, colorido pronto crece hasta la superficie del agua. Si se corta la parte superior con un par de tijeras y volver a sembrar lo que se obtiene, las hermosas plantas con crecimiento muy robustos. A. gracilis también pueden propagarse cortando sus ramas laterales que luego se vuelven a plantar.

Enfermedades y manejo fitosanitario

Clorosis: cuando la planta muestra cambios de colores, de purpura a amarillentas y palidez, indica deficiencia de iluminación, mal ingestión celular del CO2 y carencia de nutrientes, principalmente de nitrógeno y hierro (Fe).

Necrosis: Cuando la planta está en estado crítico presenta marchitez o pudriciones, en las hojas desde su ápice, este se inclina hacia abajo y con una curva cóncava hacia abajo en el medio de toda la hoja, en estos estados, la planta es difícil de manejarla, se recomienda eliminar hojas marchitas y hacer podas de saneamiento, dejar solo los botes sanos, de color verdosos y las hojas sanas, mejorar la iluminación y hacer filtrado del agua, aplicar NPK.

La falta de espectáculos de hierro en el color de la hoja de la decoloración, mientras que demasiado amplia una disposición conduce a tallos más largos y un rojo menos intensivo (un alto contenido de nitrato también conduce a que las hojas se vuelven verdes). A. gracilis muestra su coloración más intensa cuando nitratos son bajos y, al mismo tiempo, el contenido de fosfato y micronutrientes es alta.

Clasificación y Taxonomía

Reino: Plantae
Subreino: Tracheobionta
Subdivision:
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Subclase:
Orden: Myrtales
Familia: Lythraceae
Subfamilia: Lythroideae
Género: Ammannia
Especie: A. gracilis
Nombre binomial: Ammannia gracilis

Parámetros físico, químicos y biológicos

Temperatura:
22 – 28 ºC

pH:
5.5 – 8.0, de blando a duro, soportan acumulación de sales minerales pero moderadamente.

gH:
6-8. Agua moderadamente suave ligeramente ácido.

Condiciones del agua:
Prefiere agua con tendencia ácida y blanda, aunque puede soportar otras condiciones.

Tipo de sustrato:
Requieren un sustrato nutritivo, rico en hierro.

Bio-indicadores:
Presencia de algas, indica contaminación por fitoplancton indeseable.
Presencia de briofitos, indica presencia de metales pesados, como As, Cd, Co, Cr, Cu, Pb, y Zn.
Presencia de líquenes, indica contaminación atmosférica y metales pesados.
Estrés hídrico, indica presencia de excesiva salinidad.
Color amarillo en los márgenes de las hojas jóvenes, clorosis del hierro, color amarillo y rizado de las hojas más viejas, indica deficiencia de potasio.
La eyaculación se caen de las hojas más viejas, indica deficiencia de fosforo.

La bioindicación de la calidad del agua proporciona una información semi-cuantitativa sobre la contaminación del medio acuático y permite evaluar directamente el impacto ambiental de los contaminantes.

Zona del acuario:
Su tamaño hace A. gracilis una planta para la zona media o el fondo de los acuarios con un volumen de más de 76 litros.

Dificultad del manejo:
La dificultad para el mantenimiento de esta planta en un acuario de agua se indica como medio.

Galería de vídeos de Ammannia Gracilis

Aciotis Acuminifolia

Descripción dendrológica de la Especie

Descripción de Aciotis Acuminifolia
Son hierbas anuales, erectas o patentes, a veces pueden crecer perennes, con tallos frágiles y entrenudos distales cuadrangulares. Inflorescencias en forma de panículas, terminales, con ramificación bifurcadas. El fruto es una cápsula globosa u ovoide; con semillas reniforme, 0.5 mm de largo.

Aciotis acuminifolia. crece en rígidos tallos cuadrangulares verticales opuestas y con decusantes (hojas opuestas formando un signo más cuando se ve desde arriba) hojas paralelas con vetas propias de la familia.

Las pequeñas flores de color blanco-rosado desarrollan en inflorescencias complejas llamada dichasiums en los nudos.

Galería de fotos de Aciotis Acuminifolia

Nombre común:
Erróneamente llamada Acisanthera sp.

Distribución y hábitat:
Aciotis acuminifolia, es una especie originaria de América del Sur, mayormente ubicada en Brasil y Bolivia, Puede crecer rápidamente hasta 10-30 cm de altura. Es una planta herbácea con un follaje muy esparcido, presenta nudos y entrenudos en sus tallos, principales y secundarios, lo que hace de ella una especie fácilmente de propagar. Es una especie muy invasora si no se le da el mantenimiento adecuado de podas y nutrientes, es importante buena iluminación y CO2 para su mantenimiento y sobrevivencia.

Biología y ecología

Forma:
Planta arbustiva de crecimiento vigoroso y rápido, se propaga fácilmente por su sistema de tallos con rizomas en los nudos que tiene, es de follaje amplio y vistoso, sus hojas son lanceoladas y elongas, entrecruzadas entre sí propiciando una planta de amplio esparcimiento.

Forma de propagación:
Aciotis acuminifolia rompe fácilmente la superficie, el crecimiento fuera del agua no es problemático si se mantiene una buena cantidad de humedad. La aparición de los tallos emergentes no es muy diferente, con los márgenes dentados es más evidente y el color de convertirse en un rojo más oscuro bajo una buena luz.

Reproducción:
Asexual, se da por el rebrote de los tallos, se pueden hacer vivero de plantas, usando los tallos más vigorosos y rectos, de unos 10 cm de largo y del espesor del diámetro del dedo anular, el tallo debe introducirse en un sustrato de arena con humus, humedecer, desinfectado con un fungicida, y cuando se vea la primera hoja formada, significa que la planta ha logrado sobrevivir y enraizar, en ese momento se procede al trasplante definitivo, en la etapa de vivero se debe aplica NPK y Fe, principalmente.

Abono:
Cualquier abono comercial que tenga macro y micronutrientes, proporcionar de acuerdo a las indicaciones de la etiqueta, considerar el tamaño del acuario. Si hay una falta de micronutrientes esta planta se verá afectada y las hojas se volverán de color amarillas, se marchitaran y la planta perderá hojas.

Los elementos químicos necesarios son: Nitrógeno (N), Fósforo (P) y Potasio (K). En el comercio se puede encontrar como NPK, el concentraciones de 20-20-20 son las más aceptables. Estos incluyen otros como productos comerciales en presentaciones indicadas así: 

KNO3 (N) = Nitrato potásico = Nitrato + Potasio 
KH2PO4 (PO4) (P) = Fosfato monopotásico = Fosfato + Potasio
K2SO4 (K) = Sulfato de potasio = Potasio + Azufre

También requieren Ca, Mg, S, respectivamente llamados, Calcio, Magnesio y Azufre.

Estos los toman las plantas en pequeñísimas cantidades y se recomiendan usar aspersores para rociar las plantas o inyectar en forma acuosa dentro del estanque, representan el 2% de las cantidades de nutrientes que se requieren, siendo esto: Hierro (Fe), Zinc (Zn), Manganeso (Mn), Boro (B), Cobre (Cu), Molibdeno (Mo), Cloro (Cl), Niquel (Ni).

Poda:
Realizar poda de formación, cortar ramas u hojas secundarias laterales en el caso que se desee un crecimiento alargado y dejar algunas para provocar el esparcimiento lateral. Al igual que muchas otras plantas de tallo, el recorte de la parte superior (cofia) animará más rápido crecimiento de los brotes laterales de la porción basal que permanece.

Necesidades lumínicas o Iluminación:
Luz intensa por el día, de 8 a 10 horas, cuando se comienza con tanta luz (1 vatio por litro o más) lo mejor es empezar con 6 horas diarias e ir aumentando poco a poco. Personalmente empiezo con 6 horas una semana completa y después aumento cada día o cada tres una hora, hasta llegar a 8.

Esta especie no es particularmente difícil de cuidar cuando se les proporciona agua dulce y abundante nutriente. Moderada a alta iluminación y buenos CO2 son muy recomendables, cuando no se cumplen sus necesidades las hojas pueden reducir de manera significativa y el rizo, presagiando retraso en el crecimiento y la eventual desintegración de la planta.

Bajo la luz que es demasiado tenue, Aciotis acuminifolia tiene una tendencia a dejar de crecer y hojas de la gota. Cuando estés satisfecho, esta planta crecerá a un ritmo moderado, produciendo abundantes ramas laterales que pueden ser recortados y replantados en el sustrato.

Hay dos maneras de añadir CO2 al acuario. Por el método llamado “casero”, que consiste en preparar un sistema a base de fermentación de levadura y azúcar, o bien por bombona presurizada con manómetro, regulador, etc. Éste último es el método más práctico, eficiente y cómodo. Un consejo personal sería ahorrar un poco y decidirse por este sistema pues a la larga vale la pena.

Demandas de luz: 0,50 vatios por litro.
Demandas de CO2: 6-14 mg por litro.

Necesidades de mantenimiento:
La poda del acuario debe generarse de manera escalonada, evitando cambios drásticos en nuestro acuario. Los residuos de materia vegetal, materia vegetal muerta, etc. deben ser removidos tan pronto como sea posible ya que su descomposición utiliza oxígeno de nuestro acuario y produce nutrientes que des balancean el equilibrio biológico y promueven el crecimiento de algas.

El filtro a escoger dependerá del tamaño del acuario, teniendo en cuenta lo anteriormente citado. Sirven externos, internos o de mochila, aunque la mejor opción son los externos, quizás porque tienen mayor capacidad para almacenar materiales filtrantes en su interior y también porque no “estorban” ni física ni estéticamente dentro del acuario.

Hay dos excepciones que no son recomendables en un acuario plantado. El filtro seco-húmedo, básicamente porque se pierde CO2 inútilmente, aunque si se tiene basta con subir la inyección del mismo. Y el filtro de placas, básicamente porque interfiere en el buen enraizamiento de las plantas.

Los filtros de mochila hasta ahora no se recomendaban para acuarios plantados, también porque decían se perdía CO2. Nuevamente basta con añadir un puntito más y listo. Personalmente los tengo en acuarios pequeños, no más de 38 litros, y funcionan muy bien, además son muy cómodos y fáciles de limpiar, aunque tienen poca capacidad para almacenar materiales filtrantes. Es importante no utilizarlos en más de 38-40 litros, porque entonces no se distribuye bien ni el agua filtrada ni el CO2.

Los cambios de agua se recomiendan a partir de la segunda semana, es decir, al cabo de 7-10 días de plantar, cambio de agua del 50% y así sucesivamente. El cambio de agua debe ser del 40-50% semanal, nunca menor. Si tienes un acuario muy grande, también puedes hacerlo en 2-3 veces.

Revise diariamente el estado o aparición de algas. Ya sean acumulaciones en el vidrio, hojas, troncos o rocas o posiblemente filamentosa. Si las algas prosperan y se hacen visibles, será mucho más difícil erradicarlas que si las controlamos desde un principio. Las algas se reducen con los cambios de agua, nivelando parámetros y estabilizando cualquier exceso de fertilizantes que pueda haber.

Cultivo

Es una planta herbácea de crecimiento rápido, en una semana, máximo 10 días se pueden observar los primeros resultados, dentro del acuario en condiciones adecuadas de luz, nutrientes y CO2, se usan los brotes laterales que nacen entre los nudos para su enraizamientos o pequeños esquejes, en un ambiente natural, también se pueden usar los tallos los cuales se reproducen asexualmente usando un sustrato ya esterilizado, aplicar una porción de humus para lograr la compactación si se usa arena fina o de mediana volumetría.

Si se hace un vivero, se puede enraizar las plántulas en una maceta pequeña o un recipiente donde se coloca un esqueje por maceta y cuando se observen la planta con 5 o 7 hojas largas, se deberá con cuidado eliminar la maceta y colocar entre el sustrato del acuario la planta ya enraizada, para su posterior crecimiento y desarrollo en el ambiente controlado. Se deben hacer abonado, durante la fase de vivero, principalmente NPK, Ca, Fe, Mg y S. Estos últimos cuatros aplicarlos por aspersores o con inyecciones mezclarlo con el agua del estanque.

Enfermedades y manejo fitosanitario

Clorosis: Cuando la planta muestra cambios de colores, si las hojas se tornan amarillas verdosas, indica deficiencia de iluminación, mal ingestión celular del CO2 y carencia de nutrientes, principalmente de nitrógeno y hierro (Fe).

Necrosis: Cuando la planta está en estado crítico presenta marchitez o pudriciones, en las hojas desde su ápice, este se inclina hacia abajo y con una curva cóncava hacia abajo en el medio de toda la hoja, en estos estados, la planta es difícil de manejarla, se recomienda eliminar hojas marchitas y hacer podas de saneamiento, dejar solo los botes sanos, de color verdosos y las hojas sanas, mejorar la iluminación y hacer filtrado del agua, aplicar NPK.

Ataque por algas: Pueden aparecer algunas algas como verdes filamentosas y algas marrones en vidrios y troncos. Estas se pueden aniquilar, no son “peligrosas” y tienden a desaparecen a partir del primer mes (relativo y variable, depende de varios factores). Las algas más “peligrosas” tienen una consistencia mayor y se adhieren fuertemente a las plantas, troncos o sustrato. Se pueden eliminar con el buen manejo del CO2. Sólo cuando no se logra el equilibrio biológico necesario para que las plantas se desarrollen correctamente (mecánicas, químicas, biológicas), las algas aprovechan las condiciones del medio para asentarse. 

Las algas pueden ser muy difíciles de quitar, ya que hay tipos que ni los camarones ni los peces comedores de algas consumen. En casos difíciles, especialmente si se trata de la problemática alga roja, puede ser necesario realizar un tratamiento químico. Mucho cuidado con esto, ya que algunos preparados también son perjudiciales para las plantas del acuario. En acuarios plantados se recomienda no retirar las algas filamentosas con preparados químicos, sino, realizar cambios de agua con más frecuencia de lo habitual y colocar una gran población de camarones (puede tener hasta dos camarones por cada 5L de agua, pero puede haber un período de transición hasta solucionar el inconveniente).

Clasificación y Taxonomía

Reino: Plantae

Subreino: Tracheobionta

Superdivision: Spermatophyta
División: Magnoliophyta

Clase: Magnoliopsida

Subclase: Asteridae

Orden: Mytales
Familia: Melastomataceae
Subfamilia: Asteroideae
Género: Aciotis

Especie: A. acuminifolia
Nombre binomial: Aciotis acuminifolia

Parámetros físico, químicos y biológicos

Temperatura:
20 – 28 ºC

pH:
6-7, requiere una concentración neutra de minerales, ni muy alcalinos y acidificantes.

gH:
1-13, dureza alta.

Condiciones del agua:
Prefiere agua con tendencia ácida y blanda, aunque puede soportar otras condiciones. Son plantas resistentes y toleran cambios de pH y gH, pero no de rangos muy diferenciados.

Tipo de sustrato:
No es una planta exigente, pero es recomendable un sustrato de arena con humus para lograr una compactación del suelo dentro del acuario y que la planta pueda sujetarse y mostrar un desarrollo vigoroso de sus tallos y hojas.

Bio-indicadores:
Presencia de algas, indica contaminación por fitoplancton indeseable.
Presencia de briofitos, indica presencia de metales pesados, como As, Cd, Co, Cr, Cu, Pb, y Zn,
Presencia de líquenes, indica contaminación atmosférica y metales pesados.
Estrés hídrico, indica presencia de excesiva salinidad.

La bioindicación de la calidad del agua proporciona una información semi-cuantitativa sobre la contaminación del medio acuático y permite evaluar directamente el impacto ambiental de los contaminantes.

Zona del acuario:
Se observaran las plantas incrustadas en la grava del acuario para lograr el enraizamiento, cuando alcance la madurez se observara emplazamiento central.

Dificultad del manejo:
Aciotis acuminifolia crece muy bien en el acuario, siempre que tenga una alta iluminación, los nutrientes de CO2 y buen drenaje de agua. Pero si se cultiva en condiciones de baja iluminación, esta planta tiene entonces la tendencia a dejar de crecer y soltar sus hojas. Cuanto más intensa es la iluminación que se proporciona, el color rojizo de las hojas será más intenso de lo contrario se observaran clorosis en las hojas volviéndose de color amarillas con verde.

Galería de vídeos de Aciotis Acuminifolia