Cabomba Palaeformis

Cabomba Palaeformis

Descripción dendrológica de la Especie

Descripción de Cabomba Palaeformis
Es una planta herbácea, de crecimiento perenne, el color de la hoja depende de la variedad de cultivo de esta especie: La variedad verde tiene hojas opuestas, la variedad rojo marrón que tiene hojas que son opuestas o dispuestas en verticilos de cuatro alrededor del tallo; la variedad de color marrón rojizo tiende a crecer más rápido y más espesa que el cultivar verde, esta última variedad es más común en la afición.

Esta especie se distingue por que sus hojas sumergidas están dispuestos en dos, raramente tres ventiladores opuestos de segmentos lineales s ligeramente espatuladas s y flores blancas con pétalos y sépalos con base de color púrpura.

Galería de fotos de Cabomba Palaeformis

Nombre común:
Púrpura Cabomba.

Distribución y hábitat:
Es una especie que se distribuye en las agua de América Central. Su hábitat natural ocurre en el estancamiento de las aguas muy poco caudal, viven sumergidas o flotando en lagos, lagunas o ríos de corriente lenta.

Biología y ecología

Forma:
Se trata de una planta arbustiva pequeña y se conocen dos formas: hojas verdes y marrones, flotantes son de color verde oliva a marrón y rojo en forma de escudo.

Forma de propagación:
La propagación es más fácil por la división de los brotes secundarios.

Reproducción:
Se reproduce sexualmente de forma fácil y con un rápido crecimiento, los brotes secundarios poseen rizomas que producen nuevas raíces al sujetarse en el sustrato.

Abono:
Esta especie no es exigente con los fertilizantes, se requiere aplicar en el caso de observar clorosis en las hojas. Se nutre de los minerales que poseen la grava del estanque, se puede incluir inyecciones de CO2 en cantidades moderadas, dependiendo del tamaño del acuario y del espacio asignado para la planta.

Poda:
Realizar poda de formación, cortar ramas u hojas secundarias laterales en el caso que se desee un crecimiento alargado y dejar algunas para provocar el esparcimiento lateral. Dado el crecimiento rápido de la planta, se recomiendan cortar los ápices de los brotes primarios y secundarios y reducir un sobre desarrollo del follaje.

Necesidades lumínicas o Iluminación:
Luz moderada por el día, de 6 a 8 horas, se recomiendan 0.5 vatio por litro, lo mejor es empezar con 6 horas diarias e ir aumentando poco a poco en el caso que se vea un crecimiento muy lento.

Necesidades de mantenimiento:
Esta especie es excelente para proporcionar oxígeno y absorber el nitrato extra que podría conducir a la proliferación de algas excesivas. El principal cuidado es la proliferación de las algas, viéndose claramente en el sustrato, vidrios y en el agua un color verdoso, para este caso hay que tomar medidas correctivas, nivelando el pH, la temperatura, el filtrado y el CO2.

Cultivo

Conviene plantar los tallos en solitario, en buenas condiciones es una planta de crecimiento muy rápido, debido a su crecimiento tan rápido, en una semana puede alcanzar la superficie. Los brotes laterales (pequeños tallos laterales) se enraizaran rápidamente al sustrato ya que es una especie que absorbe ávidamente el nitrógeno acumulado en la grava, lo que favorece una exitosa adaptación.

Enfermedades y manejo fitosanitario

Clorosis: Cuando la planta muestra cambios de colores, de su color en estado sano a colores amarillentos y palidez, indica deficiencia de iluminación, mal ingestión celular del CO2 y carencia de nutrientes, principalmente de nitrógeno y hierro (Fe).

Necrosis: Cuando la planta está en estado crítico presenta marchitez o pudriciones, en las hojas desde su ápice, este se inclina hacia abajo y con una curva cóncava hacia abajo en el medio de toda la hoja, en estos estados, la planta es difícil de manejarla, se recomienda eliminar hojas marchitas y hacer podas de saneamiento, dejar solo los botes sanos, de color verdosos y las hojas sanas, mejorar la iluminación y hacer filtrado del agua, aplicar NPK.

Ataque por algas: pueden aparecer algunas algas como verdes filamentosas y algas marrones en vidrios y troncos. Estas se pueden aniquilar, no son “peligrosas” y tienden a desaparecen a partir del primer mes (relativo y variable, depende de varios factores). Las algas más “peligrosas” tienen una consistencia mayor y se adhieren fuertemente a las plantas, troncos o sustrato. Se pueden eliminar con el buen manejo del CO2. Sólo cuando no se logra el equilibrio biológico necesario para que las plantas se desarrollen correctamente (mecánico, químico, biológico), las algas aprovechan las condiciones del medio para asentarse.

Clasificación y Taxonomía

Reino: Plantae
Subreino:
Filo: Magnoliophyta
Subdivision:
División:
Clase: Magnoliopsida
Subclase:
Orden: Nymphaeales
Familia: Cabombaceae
Subfamilia:
Género: Cabomba
Especie: C. palaeformis
Nombre binomial: Cabomba palaeformis

Parámetros físico, químicos y biológicos

Temperatura:
22 – 28 ºC.

pH:
5.5 – 8.0, de blando a duro, soportan acumulación de sales minerales pero moderadamente.

gH:
6-13, aguas moderadamente duras.

Condiciones del agua:
Esta especie prospera en agua más dura y básica. Ambos indicadores químicos deben ser estables y vigilados para evitar la acumulación de algas.

Tipo de sustrato:
Se recomienda un sustrato plano de grava fina o arena. Es suficiente un suelo bastante rico de humus con un tercio de mantillo, arena y tierra de jardín.

Bio-indicadores:
Presencia de algas, indica contaminación por fitoplancton indeseable.
Presencia de briofitos, indica presencia de metales pesados, como As, Cd, Co, Cr, Cu, Pb, y Zn.
Presencia de líquenes, indica contaminación atmosférica y metales pesados.
Estrés hídrico, indica presencia de excesiva salinidad.
Presencia de algas, indica contaminación por fitoplancton indeseable. También indica una iluminación, CO2 y circulación del agua en condiciones no apropiadas para esta especie.

Zona del acuario:
Parte trasera y media del estanque.

Dificultad del manejo:
Es una especie de fácil manejo, solamente cuidar el exceso de desarrollo y los parámetros químicos del estanque.

Galería de vídeos de Cabomba Palaeformis

Cabomba Furcata

Cabomba Furcata

Descripción dendrológica de la Especie

Descripción de Cabomba Furcata
Esta especie de tonalidades rojizas es menos densa y los limbos solo tienen un centenar de segmentos. Los tonos rojos son especialmente visibles en los entrenudos y en las horquillas de las hojas. La flor posee un color rojo-purpura.

Del tallo nacen tres nudos que dan lugar a unas ramificaciones en forma de abanico formadas por finas hojitas. Estos tres abanicos forman un zona circular que cubren todo el tallo y que vistas desde arriba son de forma circular. El color del tallo es de verde oliva a marrón. El color de las finas hojas que forman los abanicos van desde al verde cerca de los tallos pasando por un naranja intenso en el centro de los mismos y acabando en rojo en las puntas. Vista desde arriba la planta presenta un aspecto de flor con un centro rosa intenso en el centro, en la zona intermedia naranja y en los extremos naranja roja. Si la planta llega a la superficie y tiene suficiente luz puede desarrollar una bonitas flores rosa, púrpuras.

Galería de fotos de Cabomba Furcata

Nombre común:
Cabomba roja.

Distribución y hábitat:
Cabomba furcata tiene una distribución geográfica en América del Sur, El Salvador, norte de Brasil y Bolivia. En las islas del Caribe como Cuba, Puerto Rico y Trinidad.

Biología y ecología

Forma:
Es una Planta acuática de tallo, puede crecer muy alta, más de 40 cm. Sin mucha luz su color es verde oliva, y bajo luz fuerte toma un color rojizo que puede llegar a ser muy intenso.

Forma de propagación:
Por esquejes de los retoños laterales de las plantas madre. También se puede reproducir desde nuevos vástagos que crecen en la base de la planta; para ello tienen que darse muy buenas condiciones de crecimiento. Otra forma de crecimiento se puede realizar cortando la planta desde la base y sólo dejando las raíces plantadas en unos días una nueva planta crecerá. Esta forma de reproducción solo se puede dar si las condiciones de crecimiento son muy buenas.

Reproducción:
Debe ser plantada en grupos, al ser una especie que se puede propagar por esquejes y brotes laterales, su habito reproductivo es meramente asexuada. Es posible que pueda reproducirse sexualmente, cuando la iluminación es adecuada para el desarrollo de las flores, si son flores hermafroditas, las semillas se podrán liberar y esparcir dentro del agua, pero si son de un solo sexo, necesita polinización cruzada, situación poco común dentro de un estanque y algo compleja de manejarla para lograr tener otra planta a partir del proceso de fecundación.

Abono:
Es una planta que necesita del abonado líquido de hierro y todos los demás nutrientes de forma periódica. No puede faltar el abonado de CO2, si no a la larga la planta se deprimirá y morirá. No es aconsejable abonarla con pastillas de abono sólidas. Si la planta manifiesta un crecimiento lento entonces se podría abonarla con pastillas para estimular su crecimiento o mejorar su reproducción por vástagos o esquejes.

Poda:
No es muy recomendable, porque es una planta muy sensible a las heridas e infecciones, es delicada para recuperarse, pero si llega a crecer mucho, ya que tiene un crecimiento rápido y si no se consigue el efecto deseado en cuanto a su tamaño, lo mejor será cortar las ramificaciones demasiado grandes que sobresalen.

Recortar la planta en los entrenudos inferiores obligará a que envíe brotes laterales, además, el recorte debe darse de modo que los vástagos estén en terrazas a diferentes alturas, esto permite una mayor profundidad visual de la planta.

Necesidades lumínicas o Iluminación:
Muy alta, 1W/L o más. Es una planta muy exigente en este apartado y con baja iluminación pierde las finas hojas y muere en poco tiempo.

Necesidades de mantenimiento:
En un agua altamente carbonatada, los esquejes mueren en pocas horas; la terminación de los segmentos se verifica y después se descompone. Esta especie necesita un agua dulce y acida, la iluminación deberá ser intensa, hasta la base de las plantas, esto implica que hay que situarlas espaciadas y con una zona libre alrededor del grupo de esquejes. A fin de mantener una alta intensidad lumínica, se aconseja limitar la profundidad del agua a 40 cm.

Cultivo

Conviene plantar los tallos en grupos, pero hay que dejar un espacio de al menos un centímetro entre tallo y tallo para evitar que se solapen y se roben la luz unos a otros. En buenas condiciones es una planta de crecimiento muy rápido, casi el doble que una cabomba verde o más. Debido a su crecimiento tan rápido, en una semana puede alcanzar la superficie.

Enfermedades y manejo fitosanitario

Clorosis: Cuando la planta muestra cambios de colores, de su color en estado sano a colores amarillentos y palidez, indica deficiencia de iluminación, mal ingestión celular del CO2 y carencia de nutrientes, principalmente de nitrógeno y hierro (Fe).

Necrosis: Cuando la planta está en estado crítico presenta marchitez o pudriciones, en las hojas desde su ápice, este se inclina hacia abajo y con una curva cóncava hacia abajo en el medio de toda la hoja, en estos estados, la planta es difícil de manejarla, se recomienda eliminar hojas marchitas y hacer podas de saneamiento, dejar solo los botes sanos, de color verdosos y las hojas sanas, mejorar la iluminación y hacer filtrado del agua, aplicar NPK.

Ataque por algas: pueden aparecer algunas algas como verdes filamentosas y algas marrones en vidrios y troncos. Se pueden eliminar con el buen manejo del CO2, buen filtrado del agua y se aconseja usar control preventivo, con cambios frecuentes de agua, al menos dos veces semanales, en el caso de observar mucha sobre población de las algas.

Clasificación y Taxonomía

Reino: Plantae
Subreino:
Filo:
Subdivision:
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Subclase:
Orden: Nymphaeales
Familia: Cabombaceae
Subfamilia:
Género: Cabomba
Especie: C. furcata
Nombre binomial: Cabomba furcata

Parámetros físico, químicos y biológicos

Temperatura:
22 – 30 ºC.

pH:
3 – 7, de blando a duro, soportan acumulación de sales minerales pero moderadamente.

gH:
6-13, aguas moderadamente duras.

Condiciones del agua:
Agua ligeramente ácida y blanda. Si el agua no tiene buen filtrado o se descuida esta actividad, tendrá sobresaturación de espacios acumulados por desechos metabólicos de las células produciendo muerte de los tallos.

Tipo de sustrato:
Se recomienda que el sustrato sea de grava media, rico en nutrientes y necesita inyección de CO2.

Bio-indicadores:
Presencia de algas, indica contaminación por fitoplancton indeseable.
Presencia de briofitos, indica presencia de metales pesados, como As, Cd, Co, Cr, Cu, Pb, y Zn.
Presencia de líquenes, indica contaminación atmosférica y metales pesados.
Estrés hídrico, indica presencia de excesiva salinidad.
Presencia de algas, indica contaminación por fitoplancton indeseable. También indica una iluminación, CO2 y circulación del agua en condiciones no apropiadas para esta especie.

Zona del acuario:
Media y trasera. Dado su rápido crecimiento, proporcionar espacio en la zona trasera principalmente, para obtener buenos resultados en el desarrollo del follaje.

Dificultad del manejo:
Muy difícil. Esta planta no es aconsejable si el acuario no reúne las anteriores condiciones de luz y abonado.

Galería de vídeos de Cabomba Furcata

Cabomba Caroliniana

Cabomba Caroliniana

Descripción dendrológica de la Especie

Descripción de Cabomba Caroliniana
Es una hierba perenne, que forma rizomas delgados y muy ramificados. Las raíces son adventicias, su tallo es pequeño y erecto; de él brotan hojas opuestas, en verticilos, al cabo de cortos pecíolos, palmatisectas, ramificándose por tríos, con los folíolos lineales.

Las hojas flotantes son de forma lineales a elípticas, con los márgenes irregulares, aparecen sólo durante la floración. Es una especie que produce inflorescencias axilares de flores hermafroditas, diurnas, al cabo de un largo pedúnculo, con los sépalos petaloides, con 3 estambres y 2 a 4 pistilos. El fruto es un aquenio piriforme o elongado, conteniendo una docena de semillas ovoides.

Galería de fotos de Cabomba Caroliniana

Nombre común:
Carolina fanwort, Carolina del agua-escudo, Fanwort, Pescado-grass, Grass-Washington, Washington-planta.

Distribución y hábitat:
Es una planta acuática endémica de Argentina, que crece sumergida en aguas tranquilas. También es uno de los principales componentes bióticos de la flora subacuática de los Esteros del Iberá. Aunque es una planta originaria de Estados Unidos, en la actualidad se ha convertido en una planta invasiva en otras regiones, concretamente en Australia (principalmente en los ríos y las presas de la costa de Queensland y Nueva Gales del Sur y en el norte del territorio de Victoria).

En su hábitat natural se las puede encontrar en aguas estancas tanto en pantanos como en estanques. Esta planta se introdujo accidentalmente en algunos lagos debido al vertido de agua de acuarios y también con el propósito de cultivarla para reproducirla y venderla con posterioridad.

Biología y ecología

Forma:
Es una planta de tallo con pequeñas hojas recortadas en filamentos de color verde que se reparten a distancias similares por todo lo largo del tallo. Termina en un penacho formado por las hojas de nueva formación.

En estado salvaje produce flores fuera del agua, pero en acuario no es corriente. La floración suele ser entre mayo y septiembre, estas son de un delicado color blanco de un tamaño en torno a los 13 mm de diámetro y formadas por 6 estambres aunque ocasionalmente pueden tener tres.

Forma de propagación:
Por esquejes de al menos 20 centímetros de largo. Si son más pequeños, la plántula no desarrolla y muere enterrado en el sustrato.

Reproducción:
C. caroliniana es una planta herbácea que tiene reproducción asexual por medio de fragmentos de tallo o rizomas, los brotes erectos son extensiones hacia arriba de rizomas horizontales. La especie forma grandes clones con los nuevos rizomas y brotes flotantes surgen como ramas axilares, los rizomas son frágiles y se rompen fácilmente, lo que facilita la propagación vegetativa pero pueden anclar si poseen una longitud mayor a los 20 cm.

También, la especie puede reproducirse sexualmente, ya que posee flores hermafroditas, se auto fecundan y liberan las semillas dentro del agua, si el sustrato es fértil y con buen filtrado del agua, pueden germinar, su latencia es variable y dependerá de las condiciones de manejo del acuario.

Abono:
Las raíces son de tamaño reducido y les sirven únicamente como anclaje al suelo por lo que el sustrato tiene menos importancia en el mantenimiento de esta planta. Aún así, es recomendable abonar con quelato de hierro.

Los vástagos pueden absorber directamente agua, anhidrído carbónico y sales nutritivas, los tallos al estar sumergidos no necesitan tener un tejido de sostén, son plantas que pueden crecer en zonas pobres de oxigeno por lo que tanto las hojas como los tallos contienen parénquima que es un tejido con un sistema amplio de espacios entre las células a través de los cuales se difunden los gases. Esto garantiza que la planta no posea problemas de toxicidad con gases indeseables y tóxicos para el desarrollo de la plántula.

Poda:
Se recomienda realizar poda cuando la planta alcance la superficie del acuario, en ese momento se deberá cortar la parte alta de la planta, siempre entre dos nudos. La cabeza es viable para replantar.

Necesidades lumínicas o Iluminación:
El crecimiento de esta planta suele ser rápido pero necesitará una buena iluminación para su mantenimiento. Lo recomendable es no mantenerla con menos de 1w por litro de agua, aunque esta medida dependerá de la profundidad del acuario. Cuanto mayor sea la iluminación más compacta crecerá la planta con menos espacio entre las hojas.

Necesidades de mantenimiento:
Es una planta con grandes requerimientos lumínicos. Además requerirá agua con poco movimiento y nunca con filtros o bombas apuntando hacia sus hojas. Es más que recomendable la inclusión de CO2 en el acuario en una proporción de al menos 15 mg/l. Los difusores de aire por lo tanto están totalmente contraindicados al permitir que el CO2 escape.

Es importante separar los tallos enraizados dejando entre ellos una distancia de entre 2 y 3 cm. Con ello se evita que compitan entre sí las raíces y que la luz llegue correctamente a la parte baja de todas nuestras plantas.

Tratar de no colocarlas cerca de plantas de rápido crecimiento que podrían generar sombra y frenar el desarrollo de las Cabombas.

Es merecido destacar que la especie Cabomba caroliniana puede convertirse en invasora si es sembrada en estanques al aire libre, por lo que controla el crecimiento con cuidado para evitar que crezca fuera de control.

Cultivo

Cuando se adquiere esta planta suele venir en una maceta plástica con todos los tallos muy juntos y en un sustrato de sujeción. En muchos casos lo que se compra son simples tallos cortados que aún no han desarrollado raíces. A la hora de plantarla en el acuario nunca de debe realizar tal y como se adquiere ya que se corres el riesgo de que se deteriore rápidamente. Se deberá separar cada tallo y dejar al menos una distancia entre 2 y 3 cm entre cada plantón. Se debe evitar también plantarla cerca de filtros internos ya que pueden llegar a obstruirlos con sus finas hojas.

Enfermedades y manejo fitosanitario

Clorosis: Cuando la planta muestra cambios de colores, de su color en estado sano a colores amarillentos y palidez, indica deficiencia de iluminación, mal ingestión celular del CO2 y carencia de nutrientes, principalmente de nitrógeno y hierro (Fe).

Necrosis: Cuando la planta está en estado crítico presenta marchitez o pudriciones, en las hojas desde su ápice, este se inclina hacia abajo y con una curva cóncava hacia abajo en el medio de toda la hoja, en estos estados, la planta es difícil de manejarla, se recomienda eliminar hojas marchitas y hacer podas de saneamiento, dejar solo los botes sanos, de color verdosos y las hojas sanas, mejorar la iluminación y hacer filtrado del agua, aplicar NPK.

Ataque por algas: pueden aparecer algunas algas como verdes filamentosas y algas marrones en vidrios y troncos. Estas se pueden aniquilar, no son “peligrosas” y tienden a desaparecen a partir del primer mes (relativo y variable, depende de varios factores). Las algas más “peligrosas” tienen una consistencia mayor y se adhieren fuertemente a las plantas, troncos o sustrato. Se pueden eliminar con el buen manejo del CO2.

Ataque de plagas: Cíclidos africanos y caracoles manzana.

Hongos: Pueden ser atacados por hongos al no tener suficiente luz y presentar mucho follaje, en este estado, la especie es susceptible al ataque de hongos, principalmente fusarium, que pudren los tallos entre el sustrato la base del mismo, logrando un enrarecimiento del grosor impidiendo la succión de minerales del sustrato hacia la parte vertical de la planta, provocando la asfixia y posterior muerte de la plántula.

Clasificación y Taxonomía

Reino: Plantae
Subreino:
Filo:
Subdivision:
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Subclase:
Orden: Nymphaeales
Familia: Cabombaceae
Subfamilia:
Género: Cabomba
Especie: C. caroliniana
Nombre binomial: Cabomba caroliniana

Parámetros físico, químicos y biológicos

Temperatura:
22 – 28 ºC

pH:
4 – 7, pH superior a 8 esta planta suele defoliar sus tallos.

gH:
2-12, Aguas de suaves a medianamente duras.

Condiciones del agua:
Es una planta delicada sensible con las calidades del agua. Si no se mantiene entre los parámetros comentados con anterioridad irá perdiendo hojas paulatinamente desde la base.

Para su correcto mantenimiento también es vital el realizar cambios de agua regulares del 20%, si son semanales mejor.

Tipo de sustrato:
Es una especie flexible en cuanto al tipo de sustrato, pero es preferible usar un tamaño fino de la grava, si se añade arena es una buena elección. Esto ayuda al buen anclaje de los tallos y evitar su hundimiento.

Bio-indicadores:
Presencia de algas, indica contaminación por fitoplancton indeseable.
Presencia de briofitos, indica presencia de metales pesados, como As, Cd, Co, Cr, Cu, Pb, y Zn.
Presencia de líquenes, indica contaminación atmosférica y metales pesados.
Estrés hídrico, indica presencia de excesiva salinidad.
Tallos estrangulados, indica ataque por hongos.

Zona del acuario:
Debido a su rápido crecimiento es muy recomendable ubicarla en la parte trasera del acuario siempre teniendo en cuenta sus requerimientos lumínicos.

Dificultad del manejo:
Moderada, se recomienda para principiantes, avanzados y expertos.

Galería de vídeos de Cabomba Caroliniana

Barclaya Longifolia

Barclaya Longifolia

Descripción dendrológica de la Especie

Descripción de Barclaya Longifolia
El tamaño de esta planta en los acuario se mantiene entre 35 y 45 cm; en ambientes naturales llega a los 80 cm, esta atractiva planta tiene hojas largas y onduladas con la parte inferior de color rojizo y parte superior de color verde oliva, aunque los colores no varían en toda la hoja.

Por sus hojas las hacen parecer superficialmente similar a un Cryptocoryne cuando está pequeño, pero pronto se alcanza un tamaño que rivaliza con muchos Echinodorus mayor.

Galería de fotos de Barclaya Longifolia

Nombre común:
Orquídea Lily.

Distribución y hábitat:
Barclaya longifolia es nativo de una amplia franja del sur de Asia. Siempre ha sido relativamente poco común en la afición de América del Norte, donde se puede obtener a través del comercio con otros aficionados, pero es un poco más accesible en otros lugares, donde se reproduce en los viveros.

En el Sudeste de Asia (Burma, Tahilandia, Malasia, Vietnam y Birmania), esta especie crece en lugares soleados y arroyos donde fluyen rápidamente, predominantemente en aguas claras.

Biología y ecología

Forma:
Existen formas rojas y verdes (con superficies inferiores de hojas rojizas), con el verde lograr un tamaño un poco más grande. Al igual que con otros ejemplares de la familia Nymphaeaceae, la restricción de las raíces de la planta por maceta puede mantener las plantas más pequeña para un período más largo.

Planta de hojas grandes en forma de roseta, lanceoladas, con pecíolo largo variable, presenta 2 coloraciones distintas: Verde oliva y Rojo. A veces la planta entra en hibernación durante unos pocos meses, tiempo en el que pierde sus hojas, pero al acabar la hibernación vuelve a rebrotar.

Forma de propagación:
Propagación de B. longifolia es tan interesante como la propia planta. Las nuevas plantas de vez en cuando se forman en la base de las plantas más grandes del bulbo, pero la propagación a través de semillas es mucho más productiva.

De hecho, B. longifolia es una de las plantas más fáciles de reproducir a través de la propagación sexual. Las plantas sanas rutinariamente envían hasta tallos de las flores que se parecen a aquellos de amapolas y se auto-polinizan si llegan a la superficie y de la flor o permanecen cerradas y cuando las semillas comienzan a desarrollarse, la superficie crece y cuando las semillas están maduras, comienza a disolverse.

Dentro de la cápsula existe una sustancia blanca gelatinosa que encierra numerosas semillas espinosas y de color canela. Se puede separar de la gelatina y transferirlos a un área que recibe luz sin obstáculos y protegido. Dispersarlos sobre el primer plano de un tanque establecido dará lugar a un buen número de modelos que figuran en los próximos meses. Como las semillas germinan, son aún más vulnerables a los caracoles, una vez que han llegado a unos pocos centímetros de alto, las plántulas están listas para el trasplante.

Reproducción:
Sexual: Por semillas: no es muy difícil, las flores se abren usualmente fuera de agua pero si el acuario es lo suficientemente alto puede llegar florecer dentro de él, las flores cerradas también producen semillas fértiles.

Asexual: Por rizoma: se pueden separar brotes laterales.

Abono:
Requiere un sustrato muy nutritivo y abonado con CO2, especímenes recién adquiridas pueden tomar un buen tiempo para adaptarse y comenzar a crecer, esto dependerá del manejo adecuado del acuario y de las óptimas condiciones, como una norma general se recomienda aplicar el abono inorgánico una vez que las plantas hallan arraigado (3 a 4 semanas). Cualquier línea comercial es totalmente adecuada, siempre iniciar con el abonado de NPK, Ca y Mg, después He y por ultimo micronutrientes, las concentraciones varían dependiendo del tamaño del acuario y si es comunitario o solitario, para la especie un buen inicio en solitario se recomienda aplicar NPK de acuerdo a las indicaciones de la etiqueta del abono comercial adquirido. El CO2 se suministra desde el principio para aumentar el color y el crecimiento vegetal.

Poda:
En esta especie se dan los períodos inactivos a veces que provocan perdida foliar, pero la planta inicia la formación de nuevas hojas en unos meses más tarde. Por lo que la poda no es necesaria. Si se observan mucho desarrollo del follaje, es posible que exista mucha materia orgánica disuelta en el agua, hay que tomar medidas para eliminar los desechos usando el filtro y recirculación del agua dos veces a la semana, como norma general.

Necesidades lumínicas o Iluminación:
Variable de acuerdo a las épocas del año. En general, 0,75 watt por litro de agua de luz es lo más adecuado para esta especie.

Necesidades de mantenimiento:
Después de un período de buen crecimiento y floración abundante, Barclaya suele retirarse en el desarrollo, pero volverá a crecer después de unas semanas. Bajo buenas condiciones de cultivo de una planta puede sobrevivir varios de dichos periodos, nuevas plantas, sin embargo una vez más deben ser criados a partir de semillas.

Si se desea un crecimiento menor, más lento en los acuarios, se recomienda configurar las plantas en macetas, que a continuación se insertan en el sustrato. El crecimiento procederá mucho más lento y las plantas seguirán siendo pequeñas para un período más largo.

Cultivo

Es un helecho flotante y se puede cultivar usando las misma plántulas, también se obtendrá propagación por esporas, la especie suelta por si sola semillas germinativas, llamadas esporas que se quedan en el agua hasta lograr germinar y desarrollar una nueva planta.

Enfermedades y manejo fitosanitario

Clorosis
Las flores se desarrollan a menudo bajo el agua en acuarios y rara vez se abren, pero sin embargo se producen semillas (cleistogamia), después de un período de maduración de unas siete semanas, el fruto se pudrirá y liberara las semillas.

Se debe dejar de germinar bajo mucha luz, ya que, en tales condiciones, la cuota de germinación suele ser muy alta. Las plantas jóvenes son criadas en un acuario de ajuste bajo condiciones de buena iluminación, inicialmente van a crecer rápidamente, pero a menudo el cese del crecimiento se producirá después de un par de semanas. Esta fase difícil, mejor se puede salvar si se transfieren las plantas. Las plantas estarán listas para florecer de nuevo después de sólo 1 año.

No le gustan los suelos fríos, puede florecer en el acuario, incluso la flor se puede desarrollar dentro del agua, miden de 2 cm. con pétalos verdosos que en el interior son rojizos, de las que se pueden obtener semillas fértiles.

Clorosis
Cuando la planta muestra cambios de colores, de su color en estado sano a colores amarillentos y palidez, indica deficiencia de iluminación, mal ingestión celular del CO2 y carencia de nutrientes, principalmente de nitrógeno y hierro (Fe).

Necrosis
Cuando la planta está en estado crítico presenta marchitez o pudriciones, en las hojas desde su ápice, este se inclina hacia abajo y con una curva cóncava hacia abajo en el medio de toda la hoja, en estos estados, la planta es difícil de manejarla, se recomienda eliminar hojas marchitas y hacer podas de saneamiento, dejar solo los botes sanos, de color verdosos y las hojas sanas, mejorar la iluminación y hacer filtrado del agua, aplicar NPK.

Las hojas tiernas son una comida de bienvenida para los caracoles, por lo que se debe tener cuidado. Se aconseja lo siguiente, en el caso de presentarse dicha plaga:

El tratamiento de las plantas, para evitar una plaga de caracoles en plantas recién compradas, es muy sencillo. Hay que lavar a mano las plantas cuidadosamente con agua muy abundante y templada del grifo.

Después del lavado y tras asegurarnos que no quedan caracoles, sumergiremos la planta en agua y se deja 1 hora en este paso se matan cualquier animal o huevo que este en la planta dejándola lista para introducirla en el acuario.

Aun así puedes hacer un periodo de cuarentena, dejando las plantas en un acuario aparte. Libre de sustrato y subir la temperatura a 30 grados. Mientras tratar el agua con azul de metileno. Con esto a parte de matar cualquier invertebrado, si la planta era portadora del parásito que provoca el punto blanco también lo mataremos.

Controlarla y eliminar una plaga de caracoles.
Bueno la plaga de caracoles ya se ha introducido en el acuario, y empieza a ser un problema. Hay varias maneras de controlar y eliminar una plaga de caracoles.

El método manual o mecánico.
Consiste en ir sacando los caracoles del acuario como se pueda, ya sea con trampas o con la mano, pero los caracoles tienen que salir fuera del acuario como sea. Para este sistema hay varias maneras, el primero es introducir una hoja bien grande hermosa y suculenta de lechuga, apagar las luces, y esperar a la mañana, cuando nos levantemos y antes que le dé luz del sol al acuario, retiraremos la hoja de lechuga con todos los caracoles.

El método natural
Consiste en introducir un enemigo natural de los caracoles, se aconseja usar anatome helena, pero hay especies de peces que ayudan y que se adaptan a todo rango de aguas, consulta con un profesional que le asesore.

El método químico
Es el que menos gusta por lo general. Introduciendo un químico que mate los caracoles se conseguirá la erradicación de la plaga, pero como suele pasar normalmente matara a todos los invertebrados del acuario. Dejando los cuerpos pudriéndose en el acuario y disparando los niveles de nitritos, nitratos y amonio.

Clasificación y Taxonomía

Reino: Plantae
Subreino: Tracheobionta
Subdivision:
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Subclase:
Orden: Nymphaeales
Familia: Nymphaeaceae
Subfamilia:
Género: Barclaya
Especie: B. longifolia
Nombre binomial: Barclaya longifolia

Parámetros físico, químicos y biológicos

Temperatura:
22 – 28 ºC

pH:
6 – 7, Neutro, la alcalinidad produce la presencia de caracoles, dañinos para esta especie y la acides, reduce la presencia de nutrientes que requiere en grandes concentraciones la especie en cuestión.

gH:
2-12, Dureza del agua de media hasta muy dura.

Condiciones del agua:
La planta es exigente y requiere agua blanda con un grandes cantidades de nutrientes, tanto en el sustrato y en el agua. Los altos niveles de oxígeno pueden causar su deterioro rápido.

Tipo de sustrato:
Prefiere sustrato fértil y una altura de más de 5 centímetros.

Bio-indicadores:
Aunque no es muy sensible a las deficiencias de nutrientes, B. longifolia no por desgracia sufren las atenciones de los caracoles. Incluso en los tanques en los que los caracoles no son generalmente un problema, las hojas pueden llegar a ser lleno de agujeros, así que es necesario tomar en cuenta las medidas antes descritas para combatir esta plaga.

La deficiencia de hierro por lo general hace que las hojas se vuelvan frágiles y pálidas. Si las hojas más viejas muestran agujeros de alfiler que se agrandan paulatinamente, puede ser una deficiencia de potasio. Hojas retorcidas y dobladas o con forma de copa amarillenta de bordes muy pálidas son una indicación de la deficiencia de calcio. Bordes y puntas de las hojas marchitas muertos muestran una deficiencia de cobre.

Zona del acuario:
Convierte en el fondo o los lados de grandes acuarios. Grande especímenes de Barclaya longifolia se pueden utilizar como plantas solitarias; plantas más pequeñas pueden ser temporalmente terrazas como una agrupación.

Dificultad del manejo:
Es una planta de una dificultad media.

Galería de vídeos de Barclaya Longifolia