Cryptocoryne Parva

Cryptocoryne Parva

Descripción dendrológica de la Especie

Descripción de Cryptocoryne Parva
Tiene hojas de color verde brillante, como un pecíolo de la hoja de sauce con una cierta estabilidad. Como resultado, las hojas están siempre en posición vertical y la planta tiene robustez global. Cryptocoryne parva de Sri Lanka es el más pequeño de todos los Cryptocorynes (sólo 3-6 cm de altura y un roseta menos de 5-8 cm de ancho). Es una de las pocas especies que no cambia significativamente su forma de la hoja y el color dependiendo de las condiciones de cultivo.

Galería de fotos de Cryptocoryne Parva

Nombre común:
Pequeño Cáliz de Agua.

Distribución y hábitat:
Cryptocoryne parva se encuentra en el altiplano central de Sri Lanka, cerca de la ciudad de Kandy. Crece en densas colonias a lo largo de las orillas de los ríos. En tiempos más recientes se ha recogido sólo un par de veces, y, finalmente, hay que verlo como una especie en peligro de extinción en la naturaleza.

Biología y ecología

Forma:
Es la especie más pequeña de las Cryptocorynes, no superando los 6 cm y sus hojas no tienen el color purpúreo característico debido a la falta de carotenos, su tamaño puede llegar alcanzar desde los 5cm de altura hasta los 6cm de anchura. Es una hierba brillantes hojas lanceoladas verde crecer hasta 4 pulgadas de altura, dependiendo de la luz y los nutrientes disponibles.

Es una planta en forma de roseta con sus hojas de color verde, por su tamaño se suele utilizar para recrear praderas en la parte delantera de los acuarios.

Forma de propagación:
La propagación de Cryptocoryne parva se da porque forma brotes laterales directamente en el rizoma de las plantas vástagos, así como, pero tanto más productivo si se mantiene fuera del agua.

Tambien puede propagarse por estolones. Al igual que las variedades de Cryptocoryne wendtii brown y green, puede conseguirse la floración sumergida. Al parecer son los tres tipos de Cryptocorynes que florecen más fácilmente de manera sumergida, otras son más difíciles y conseguir flores es mucho más factible en cultivo húmedo, es decir, en terrarios.

Reproducción:
Cryptocoryne parva es una planta rizomatosa que se multiplica asexualmente muy bien en acuario simplemente separando con la mano trozos de rizomas medio sueltos.

Para cosechar semillas, es necesario reducir gradualmente el nivel de agua hasta que las diminutas flores aparecen y sean fertilizadas.

Abono:
Cryptocoryne parva crece muy lentamente, incluso en condiciones óptimas. En comparación con otras copas de agua de esta especie prefiere relativamente mucha luz. Suministro de CO2 y un suelo rico en nutrientes o el suelo fertilización promueven significativamente el crecimiento de la planta y puedan alcanzar su pleno potencial. Se debe tener cuidado con las deficiencias de hierro y de potasio, ya que Cryptocoryne se llena rápidamente de agujeros (raquitismo) y las hojas cloróticas.

Poda:
La planta acuática Cryptocoryne parva se clasifica como especie de crecimiento lento. Se aconseja únicamente podas de formación y de saneamiento, en el caso de existir hojas mal formadas, cloróticas o débiles.

Necesidades lumínicas o Iluminación:
Requiere luz media. En acuarios con poca iluminación deben de colocarse sin que nada le de sombra, con preferencia en la parte anterior del acuario. En tanques con gran cantidad de luz es preferible ponerlas al abrigo de plantas más altas.

Como la gran mayoría de las Cryptocorynes, tiende a aplastarse con luz directa e intensa, y a crecer más erguida con luz indirecta y de menos intensidad; esta especie es bastante adaptable.

Necesidades de mantenimiento:
Necesitar una gran cantidad de hierro y potasio, una deficiencia de ambos elementos la planta es susceptible a las hojas cloróticas.

Criptas no les gusta flotar en un tanque sin plantar. Y a veces simplemente moviéndolos a otro tanque con diferentes condiciones de luz y agua hará que sus hojas se marchitan y se desintegran, en estos caso plantar la base de la raíz y ser paciente, con el tiempo, las criptas generalmente volver a crecer.

Limpiar agua y algunas bolas de arcilla insertados en las proximidades de las raíces en el suelo ya suficientes como medidas de mantenimiento.

Dado su crecimiento lento, es una planta muy sensible al plantado y desplantado, que provoca un retroceso en su desarrollo, pierde raíces y hojas y debe adaptarse por completo de nuevo. Son plantas que prefieren estar siempre en el mismo sitio, son poco adaptables a condiciones cambiantes del medio.

Respecto a su manutención, se distingue de otras Cryptocorynes porque es algo más lenta en su desarrollo y tarda más en adaptarse que otras, pero cuando lo hace se logran hermosos ejemplares y repentinamente tiende a reproducirse con frecuencia, sobre todo en acuarios más viejos, con sustrato más nutrido por el tiempo.

Cultivo

Crecerá en condiciones de iluminación más bajos si se les proporciona buenos nutrientes, pero se espera un crecimiento muy lento.

Por lo general se suministra en macetas que contienen hasta 20 plantas individuales. Separar cuidadosamente estos y plantar unos pocos centímetros de distancia el uno del otro. Durante varios meses, o más, dependiendo de su configuración, deben formar una alfombra sólida. Pode las hojas demasiado grandes o insalubres cerca del rizoma.

Al igual que con la mayoría de las criptas, esperar algunos brotes muertos después de la siembra inicial, ya que se ajusta a un nuevo entorno. Retire el material muerto y esperar un nuevo crecimiento saludable.

Todas las especies de Cryptocoryne requieren parámetros estables de agua y luz. Una vez plantado, criptas no deben moverse, por lo general, toma hasta 30 días para que una cripta para establecerse. Dentro de un par de días de la siembra, cualquier cambio significativo en la temperatura, pH, dureza, nutrientes, intensidad o duración de la luz, la planta podría morir, si esto ocurre, las raíces tienden a vivir, y las hojas nuevas pueden aparecer dentro de varios días o semanas, a veces meses.

Es importante en ese momento mantener el sustrato fértil. Si la planta se ve ensombrecida por otras plantas, se puede caer hojas o dejar de crecer, necesita ser plantada en un área que recibe luz directa.

Enfermedades y manejo fitosanitario

Clorosis: Cuando la planta muestra cambios de colores, de su color en estado sano a colores amarillentos y palidez, indica deficiencia de iluminación, mal ingestión celular del CO2 y carencia de nutrientes, principalmente de nitrógeno y hierro (Fe).

Necrosis: Cuando la planta está en estado crítico presenta marchitez o pudriciones, en las hojas desde su ápice, este se inclina hacia abajo y con una curva cóncava hacia abajo en el medio de toda la hoja, en estos estados, la planta es difícil de manejarla, se recomienda eliminar hojas marchitas y hacer podas de saneamiento, dejar solo los botes sanos, de color verdosos y las hojas sanas, mejorar la iluminación y hacer filtrado del agua, aplicar NPK.

Debido a su crecimiento muy lento que es propenso a las algas punto verde que se pueden abordar con mejores niveles de circulación – sobre todo hacia el fondo del acuario. Las algas son unas oportunistas que aprovechan cualquier ocasión para extenderse por el acuario, viven en permanente lucha con las plantas. Sigue estos consejos para mantenerlas a raya. Efectúa cambios de agua semanales para mantener bajos los niveles de nitratos, pues las algas se alimentan de éstos. El acuario nunca puede recibir la luz directa de una ventana ya que proliferarán las algas en los cristales. Acoge en tu acuario peces que se alimentan de las algas, limpiarán los cristales y las hojas de las plantas, con por ejemplo los Plecostomus, los guppis, los ancistrus, los colas de espada, los Gyrinocheilus aymonieri, entre otros.

Enemigos: Evite los comedores de plantas tales como hacha, dólares de plata y más grandes plecos. Pequeñas cantidades frecuentes de fertilizantes funcionan mejor que las grandes dosificaciones ocasionales.

Clasificación y Taxonomía

Reino:
Subreino: Tracheobionta
Filo:
Superdivisión: Spermatophyta
Subdivision: Angiospermas
División: Magnoliophyta
Clase: Liliopsida
Subclase:
Orden: Alismatales
Familia: Araceae
Subfamilia: Aroideae
Género: Cryptocoryne
Especie: C. parva
Nombre binomial: Cryptocoryne parva

Parámetros físico, químicos y biológicos

Temperatura:
22 – 28 ºC.

pH:
6 – 8.0, aguas con mediana concentración de sales disueltas.

gH:
1-8, blanda/dura.

Condiciones del agua:
Dureza: prefiere agua blanda y ligeramente ácida o ligeramente alcalinas, pero soporta bien agua duras (hasta 30ºd) y con pH ligeramente alcalino si hay aporte de CO2.

Tipo de sustrato:
Sustrato rico en nutrientes abonando periódicamente. No se debe enterrar el tallo en su totalidad pues dificulta su crecimiento. Se consigue muy buen resultado con esta especie con sustratos nutritivos arcillosos (típica mezcla de arcilla-humus-turba, al parecer favorece en igual medida a todas las Cryptocorynes y plantas en general).

Bio-indicadores:
Presencia de algas, indica contaminación por fitoplancton indeseable. También indica una iluminación excesiva, la luz es indispensable para las plantas, pero un período mayor de 12 horas seguidas no les beneficia en absoluto; sólo ayuda a la generación de las desagradables algas. Al igual que hay que tener cuidado con la exposición horaria, hay que tener en cuenta la intensidad lumínica, que debe ser de 1 Watt / litro de agua.

Presencia de briofitos, indica presencia de metales pesados, como As, Cd, Co, Cr, Cu, Pb, y Zn.
Presencia de líquenes, indica contaminación atmosférica y metales pesados.
Estrés hídrico, indica presencia de excesiva salinidad.
Formación de algas y reducción del crecimiento rápido y exuberante de la planta, indica exceso de Oxigeno.

Deterioro de las hojas hasta el punto de deshacerlas como papel mojado, indica exceso de Nitrógeno, que trae también como consecuencia el aumento de los niveles de Nitritos y reduce la oxigenación del agua.

Hojas pálidas, crecimiento raquítico, hojas que se deforman para obtener la mayor cantidad de luz, hojas verdes que se vuelven amarillas y hojas rojizas que se vuelven verdes. Indica falta de luz que produce finalmente la muerte ya que el proceso de la Fotosíntesis no se lleva a cabo de modo correcto. La planta enferma debe ser expuesta a una intensidad superior de luz o a períodos matutinos de luz solar que no sobrepasen las 3 horas hasta que se reponga.
Las hojas con parches marrones o amarillos son una clara demostración de Clorosis Férrica, como también la pérdida de colores rojizos en las hojas, estos síntomas son debidos a una deficiencia de Hierro (FeO2).

La falta de crecimiento y las hijas inclinadas hacia abajo indican falta de Nitratos y Potasio que deben ser repuestos en forma de sales (Nitrato de Potasio y Sulfato de Potasio).
Crecimiento lento y poco exuberante, poca floración y aparición de algas, indica deficiencia de CO2.

Zona del acuario:
Debido a su tamaño pequeño Cryptocoryne parva es una muy buena planta para el primer plano del acuario, especialmente para los tanques pequeños. Aunque lleva algún tiempo hasta que se ha formado una gran base de hierba, pero debido a su lento crecimiento, la planta es fácil de cuidar.

Dificultad del manejo:
La dificultad para el mantenimiento de esta planta en un acuario de agua se indica como medio.

Galería de vídeos de Cryptocoryne Parva