Cryptocoryne Wendtii 'Mi Oya'

Cryptocoryne Wendtii ‘Mi Oya’

Descripción dendrológica de la Especie

Descripción de Cryptocoryne Wendtii ‘Mi Oya’
Cryptocoryne wendtii ‘Mi Oya’ proviene de Sri Lanka y puede crecer hasta una altura de 25 cm – 35 cm. Sus hojas son de color rojo-marrón, la disponibilidad de luz afecta en gran medida la forma en C. wendtii ‘Mi Oya’ crecerá abundantemente. La alta disponibilidad de la luz en un lugar abierto hará que las hojas se extienden horizontalmente, C. wendtii ‘Mi Oya’ plantado en una zona de sombra crecerá verticalmente hacia la luz.

Galería de fotos de Cryptocoryne Wendtii ‘Mi Oya’

Nombre común:

Distribución y hábitat:
Cryptocoryne wendtii ‘Mi Oya’ es otro hermoso C. variante wendtii con rojo-marrón, se encuentra sólo en el río ‘Mi Oya’ de Sri Lanka, donde supuestamente crece en aguas muy cálidas. Tropica fue el primero para recoger esta variante y distribuirlo comercialmente. Sin embargo, todavía es considerado como uno de uno de los menos comunes de Cryptocoryne var. wendtii.

Biología y ecología

Forma:
Tiene,hojas ligeramente martillado color marrón rojizo, en los espacios abiertos de las hojas de esta planta tenderán a crecer horizontalmente, aunque en acuarios más espesos sus hojas tienden a crecer hacia arriba, hacia la luz.

Forma de propagación:
Esta planta se propaga por división, estolones y polinización, aunque esta última en el acuario no es muy común de realizarlo por requerir experiencia del aficionado.

Reproducción:
Asexual, por medio de la división de sus tallos y plantación de estolones. También se puede multiplicar sexuadamente por medio de la polinización de sus flores y dispersión de las semillas.

Abono:
En general, proporciones muy altas de nitratos y otro compuesto de degradación biológica es dañino para esta especie (nitratos, sulfuros, amonio, etc.), y se solucionarán por cambios regulares de agua del 10% cada semana, 20% cada quince días o 40% cada mes.

Es importante añadir NPK, Ca y Mg para promover el crecimiento foliar y el buen anclaje de las raíces en el sustrato, también para conseguir tallos vigorosos y bien formados. Se pueden usar cualquier abono comercial y suministrar dosis de acuerdo a la información de la etiqueta. Los micronutrientes pueden ser asperjados o inyectados cuando la planta tenga desarrollado su follaje.

Poda:
Realizar poda de formación, cortar ramas u hojas secundarias laterales en el caso que se desee un crecimiento alargado y dejar algunas para provocar el esparcimiento lateral. Si presenta hojas amarillas o dañadas se pueden recortar con unas tijeras para cortar cerca de la planta original. En el caso de dejar heridas hay que cubrir la zona dañada con algún fungicida de contacto.

Necesidades lumínicas o Iluminación:
La iluminación es un factor importante en la determinación del comportamiento de crecimiento de esta variedad. Un lugar luminoso, abierto suele causar que C. wendtii ‘Mi Oya’ pueda difundir sus hojas horizontalmente, mientras un lugar sombreado fomentará una característica de crecimiento más vertical. A diferencia de muchos otros Cryptocoryne spp., El grupo wendtii no es muy propenso a la fusión. El suministro de CO2 no es imprescindible para la especie, solamente si existen variaciones de crecimientos por deficiencia de cO2 se deberá añadirlo inyectado.

La luz actúa a modo de “acelerador” del sistema, y aunque el suyo funcione perfectamente en condiciones de luz media, cuando esta es alta es cuando se consiguen las mejores hojas y los mejores desarrollos.

Luz intensa por el día, de 8 a 10 horas, cuando se comienza con tanta luz (0.5 vatio por litro) lo mejor es empezar con 6 horas diarias e ir aumentando poco a poco. Personalmente empiezo con 6 horas una semana completa y después aumento cada día o cada tres una hora, hasta llegar a 10 horas.

Necesidades de mantenimiento:
Hacer podas de crecimiento y de formación, abonar si se observa cambios de color en las hojas y poco crecimiento, no alterar el pH del agua, eso garantiza la salinidad adecuada y filtrar la misma de acuerdo a las indicaciones del acuario. En las fases iniciales del crecimiento si se requiere abono para ayudar al enraizamiento de la planta, posterior se requiere pero depende del comportamiento que se observe en el crecimiento. Una planta fácil de mantener en cualquier acuario.

Cultivo

El cultivo de Cryptocoryne wendtii ‘Mi Oya’ es muy fácil. Un sustrato rico en nutrientes mejora el crecimiento, la luz juega un papel decisivo en el hábito de crecimiento de esta variedad, una luz alta resulta un desarrollo de la planta en una posición horizontal, mientras que poca luz incita C. wendtii ‘Mi Oya’ para crecer verticalmente.

No se requiere una adición de CO2. Cryptocoryne wendtii ‘Mi Oya’ no tiende a pudrirse, como tantos otros representantes del grupo C. wendtii.

Esta especie es fácil de cultivar fuera del agua, todo lo que necesita son un sustrato rico en nutrientes y una alta humedad del aire. Cryptocoryne wendtii ‘Mi Oya’ se adapta rápidamente a partir sumergida al cultivo fuera del agua.

Enfermedades y manejo fitosanitario

Varias observaciones por especialistas en el mantenimiento de cryptocorynas, han permitido constatar que las “óptimas” condiciones de mantenimiento (lámparas HQI, difusión de CO2, los diversos quelatos) no ofrecían las condiciones ideales de crecimiento de estas Aráceas. Los cambios de agua, con grandes diferencias de calidad fisicoquímicas en comparación con el agua del acuario, provocan la “podredumbre de las Crypto.”. La acumulación de nitratos, seguido de bruscos cambios de agua muy blanda provoca un choque osmótico que es el origen del hinchamiento hasta hacer explosión de las células. Por otra parte, según la reunión o acumulación de algunas condiciones (fuerte luz, dureza alta) se produce una formación de cristales de oxalato de calcio en las nervaduras. Durante un cambio de agua, principalmente brusco, en el dominio de aguas calcáreas, debido a cambios masivos de agua muy dulce o por fuerte difusión de CO2, esos cristales se despegan de las nervaduras, se fraccionan y migran a la punta de las hojas, donde taponan las nervaduras superiores de las hojas provocando un “infarto vegetal”. Muchos acuariófilos han conocido este caso en el que todo un grupo de Cryptocoryne ha desaparecido en una semana.

Con el fin de prevenir una catástrofe de esta magnitud en los acuario, es conveniente evitar cualquier exceso y cualquier cambio brusco, principalmente entre los cinco elementos sometidos a la Ley de Liebig (Ley de los mínimos).

La fusión proviene de causas que a menudo se produce cuando una de las tres cosas (o una combinación de esas cosas) ocurre:

1) se han descuidado las condiciones del agua. Niveles de nitratos excesivos parecen contribuir a la ‘fusión’.
2) Las condiciones del agua han cambiado significativamente. Cryptocoryne especies no se adaptan bien a los cambios rápidos en la temperatura del agua o parámetros.
3) Una planta establecida ha sido movido.

Afortunadamente, en la mayoría de los casos Cryptocoryne ‘derrite’ sólo afecta a las hojas de las plantas y no el rizoma. Si experimenta este problema no desenterrar el rizoma, dentro de unas semanas usted debe ver las hojas nuevas que sube del rizoma y dentro de unos meses tendrá una planta que se encuentra cerca a la que usted pensó que usted perdió.

Clasificación y Taxonomía

Reino: Plantae
Subreino: Tracheobionta
Filo:
Superdivisión: Spermatophyta
Subdivision: Angiospermas
División: Magnoliophyta
Clase: Liliopsida
Subclase:
Orden: Alismatales
Familia: Araceae
Subfamilia: Aroideae
Género: Cryptocoryne
Especie: C. wendtii ‘Mi Oya’
Nombre binomial: Cryptocoryne wendtii ‘Mi Oya’

Parámetros físico, químicos y biológicos

Temperatura:
22 – 30 ºC.

pH:
5 – 8.0, aguas ligeramente acidas y alcalinas.

gH:
Se han adaptado a los cambios progresivos de la calidad del agua de dulce (GH 8,5º d) a dura (GH 28º d) cuando se han cambiado las especies de los peces sin problema.

Condiciones del agua:
De la calidad del agua hay que decir que cualquiera vale, sea dulce y ácida o muy dura y básica. Lo importante, una vez más, es aclimatarlas poco a poco. La variedad “MI OYA”, del nombre del río donde fue descubierta en 1972, es capaz hasta de vivir en agua salobre y de soportar temperaturas de más de treinta grados. Además, esta especie guarda su color rojo pardo hasta con poca luz.

Tipo de sustrato:
Se aconseja arena o grava inerte serán suficientes para el crecimiento satisfactorio de esta especie.

Bio-indicadores:
Presencia de algas, indica contaminación por fitoplancton indeseable. También indica una iluminación excesiva, la luz es indispensable para las plantas, pero un período mayor de 12 horas seguidas no les beneficia en absoluto; sólo ayuda a la generación de las desagradables algas. Al igual que hay que tener cuidado con la exposición horaria, hay que tener en cuenta la intensidad lumínica, que debe ser de 1 Watt / litro de agua.

Presencia de briofitos, indica presencia de metales pesados, como As, Cd, Co, Cr, Cu, Pb, y Zn.
Presencia de líquenes, indica contaminación atmosférica y metales pesados.
Estrés hídrico, indica presencia de excesiva salinidad.
Formación de algas y reducción del crecimiento rápido y exuberante de la planta, indica exceso de Oxigeno.

Deterioro de las hojas hasta el punto de deshacerlas como papel mojado, indica exceso de Nitrógeno, que trae también como consecuencia el aumento de los niveles de Nitritos y reduce la oxigenación del agua.

Hojas pálidas, crecimiento raquítico, hojas que se deforman para obtener la mayor cantidad de luz, hojas verdes que se vuelven amarillas y hojas rojizas que se vuelven verdes. Indica falta de luz que produce finalmente la muerte ya que el proceso de la Fotosíntesis no se lleva a cabo de modo correcto. La planta enferma debe ser expuesta a una intensidad superior de luz o a períodos matutinos de luz solar que no sobrepasen las 3 horas hasta que se reponga.

Las hojas con parches marrones o amarillos son una clara demostración de Clorosis Férrica, como también la pérdida de colores rojizos en las hojas, estos síntomas son debidos a una deficiencia de Hierro (FeO2).

La falta de crecimiento y las hijas inclinadas hacia abajo indican falta de Nitratos y Potasio que deben ser repuestos en forma de sales (Nitrato de Potasio y Sulfato de Potasio).
Crecimiento lento y poco exuberante, poca floración y aparición de algas, indica deficiencia de CO2.

Zona del acuario:
Es una planta de tallo medio-alto, y por ello son perfectas para zonas centrales y traseras del acuario y esquinas centrales o delanteras.

Dificultad del manejo:
La dificultad para el mantenimiento de esta planta de agua en un acuario se especifica como fácil.

Galería de vídeos de Cryptocoryne Wendtii ‘Mi Oya’