Echinodorus 'Reni'

Echinodorus ‘Reni’

Descripción dendrológica de la Especie

Descripción de Echinodorus ‘Reni’
Echinodorus ‘Reni’ es un verdadero arranque tardío. La planta presenta una altura corta (10-15 cm), pero después de un tiempo las hojas alcanzan un tamaño más grande, hasta una altura de 35-40 cm. Es considerada como una planta de roseta, sus hojas son de color rojo, tienen venas ligeras (delgadas) y de ancho tienen una forma elíptica. La parte inferior es de color rojo oscuro.

Cuando produce nuevas hojas son de color marrón rojizo, puede ser utilizado en pequeños acuarios, pero la planta requiere mucha luz y alimento para el desarrollo óptimo de color. Los híbridos presentan color rojo oscuro en las hojas sumergidas de los cuales a su vez de color se torna verde oscuro con la edad.

Galería de fotos de Echinodorus ‘Reni’

Nombre común:
Espada roja.

Distribución y hábitat:
Echinodorus ‘Reni’ es una especie que se obtiene de forma cultivada, por esta razón, no se encuentra en la naturaleza.

Biología y ecología

Forma:
Posee hojas de color rojo oscuro de forma elípticas, con las venas profundas de color ligeramente más claro.

Forma de propagación:
Se pueden usar raíces adventicias o esquejes basales, cuando se observen raíces o tallos basales bien vigorosos y bien formados, sin heridas y de un ancho de más de 10 cm se pueden recortar y realizar el trasplante.

Reproducción:
Asexual por medio de rizomas que se encuentran en las raíces adventicias o por medio de esquejes basales obtenidos a partir de los tallos.

Abono:
Requiere un fondo nutritivo o la fertilización adicional con fertilizantes NPK para promover el crecimiento. Es una especie poco exigente, se pueden usar calculadoras para poder determinar cuántos N-P-K usar, dependerá de varios factores, el tamaño del estanque, la cantidad de materia vegetal en desarrollo, la calidad del agua, el pH y la dureza del agua, entre otros factores, para obtener valores aproximados de NPK, se sugiere usar la siguiente calculadora en el siguiente enlace: http://www.acuavida.com/enciclopedia/acuario/calculadoras/260-calculadora-co2 que ayuda a calcular la dosis aproximadas de NPK, es una buena herramienta que ayudará a calibrar la cantidad de abonos en su acuario.

Poda:
Se aconseja quitar las hojas enteras de la base de la planta, ya que evitan el paso de ramas. La planta crece de forma relativamente lenta, alrededor de 3-4 hojas por mes, por lo que se aconseja no podar siempre, solamente en el caso de observar ramas mal formadas, hojas picadas, cloróticas o necróticas.

Necesidades lumínicas o Iluminación:
Especie con demandas de luz de 0,25 vatios por litro y demandas de CO2 entre los 3-5 mg por litro.

Necesidades de mantenimiento:
Asegure los cambios regulares del agua en el acuario para reducir la acumulación de nitratos (el producto final de la filtración) y para reemplazar los minerales y los nutrientes perdidos que ayudan a estabilizar las condiciones del agua. El volumen y la frecuencia de los cambios de agua dependen en gran medida de los niveles de nitratos en el agua, por lo que los análisis semanales del agua son esenciales. Como indicación básica, sustituya el 10-20% del agua cada dos semanas. Coja agua fría del grifo, trátela con un desclorador y deje que se caliente a temperatura ambiente antes de usarla.

Mantener la limpieza del sustrato, porque gran parte de los productos de desecho del acuario se depositan en el sustrato, las plantas vivas del acuario usan estos productos de desecho como fuente de alimento, pero en las zonas sin plantas estos productos pueden acumularse hasta alcanzar niveles peligrosos, potenciando el crecimiento de las algas y el deterioro de la calidad del agua. Con el uso de un utensilio para limpiar la grava, puede remover y sifonar los productos de desecho del sustrato. Elimine el agua retirada por el sifón o, incluso mejor, úsela en el jardín o para regar las plantas de casa y considérela como un cambio de agua. Recuerde desconectar siempre el suministro de corriente antes de llevar a cabo cualquier operación en su acuario.

Mantener los filtros limpios, para eliminar los productos de desecho acumulados y para hacer que siga funcionando correctamente. Limpie los filtros internos cada dos semanas. Y los externos una vez al mes. Aclare siempre las esponjas y otros materiales en agua tomada del acuario, ya que el cloro del agua del grifo dañará a las útiles bacterias del filtro. Si su filtro contiene carbono, reemplácelo cada pocos meses. Las principales esponjas o medios biológicos sólo necesitarán ser sustituidos una vez al año. Para asegurarse de que las poblaciones bacterianas permanezcan adecuadamente elevadas, nunca cambie más de la mitad de las esponjas del filtro de una vez.

Cultivo

Se puede cultivar a partir de los esquejes subsidiarios, que se forman por la propia planta. Se pueden eliminar y se insertan directamente en la tierra, allí, se forman raíces. El rizoma es un sistema de ejes que se derivan de las raíces hacia abajo y dejan las hojas hacia arriba, este sistema proporciona a la planta los nutrientes y la almacena. Se debe hacer una separación y volver a insertar las piezas individuales del rizoma en el suelo para su posterior multiplicación.

Enfermedades y manejo fitosanitario

La clorosis férrica afecta al normal desarrollo de cultivos en suelos con pH altos o calcáreos. Se puede identificar por el amarillamiento internerval que se produce en las nuevas hojas, aunque también es posible que aparezca en las más antiguas. Si la clorosis férrica es muy aguda se pueden producir amarillamientos completos así como necrosis de las hojas y muerte del espécimen.

Tratamiento:

Los tratamientos serán diferentes en tanto en cuanto a la causa que produce el problema. Por lo tanto y en primer lugar ha de identificar la causa. En esencia partiremos de tres supuestos, son los siguientes:

Suelo empobrecido. Quizás, tras largos periodos sin fertilizar la tierra, ésta tenga alguna carencia química. La solución podría pasar por aplicar quelato de hierro al agua de riego.

Aguas calcáreas o alcalinas. Regar con agua calcárea o alcalina a la larga puede aumentar el pH de la tierra así como afectar a la solubilidad y movilidad del hierro (Fe). En este caso debe proceder a tratar el agua de riego con un acidificante. Es importante que dichos acidificantes sean estabilizados para que su efecto perdure en el tiempo.

Tierras calcáreas o alcalinas. Sin duda este es el peor de los tres casos. Las soluciones pasan por utilizar químicos o bien sustituir parte de la tierra actual por otra de tipo ácido para compensar.
Necrosis: Cuando la planta está en estado crítico presenta marchitez o pudriciones, en las hojas desde su ápice, este se inclina hacia abajo y con una curva cóncava hacia abajo en el medio de toda la hoja, en estos estados, la planta es difícil de manejarla, se recomienda eliminar hojas marchitas y hacer podas de saneamiento, dejar solo los botes sanos, de color verdosos y las hojas sanas, mejorar la iluminación y hacer filtrado del agua, aplicar NPK.

Ataque por algas: pueden aparecer algunas algas como verdes filamentosas y algas marrones en vidrios y troncos. Estas se pueden aniquilar, no son “peligrosas” y tienden a desaparecen a partir del primer mes (relativo y variable, depende de varios factores). Las algas más “peligrosas” tienen una consistencia mayor y se adhieren fuertemente a las plantas, troncos o sustrato. Se pueden eliminar con el buen manejo del CO2. Sólo cuando no se logra el equilibrio biológico necesario para que las plantas se desarrollen correctamente (mecánicas, químicas, biológicas), las algas aprovechan las condiciones del medio para asentarse.

Clasificación y Taxonomía

Reino: Plantae
Subreino: Tracheobionta
Filo:
Subdivision:
División: Magnoliophyta
Clase: Liliopsida
Subclase: Alismatidae
Orden: Alismatales
Familia: Alismataceae
Subfamilia:
Género: Echinodorus
Especie: E. reni
Nombre binomial: Echinodorus ‘Reni’

Parámetros físico, químicos y biológicos

Temperatura:
20 – 28 ºC.

pH:
6.0 – 8.0, Moderadamente ácido a bastante alcalino.

gH:
6-13, Aguas blandas y duras (con suficiente Mg y Ca)

Condiciones del agua:
Especie tolera aguas blandas, bajas concentraciones de nitratos y nitritos dispersos en el agua, una alta concentración provoca clorosis, seguido de necrosis. Además un exceso de las sales, es un ambiente adecuado para la aparición de algas que perjudican a la especie de lento crecimiento.

Tipo de sustrato:
Grava fina. Si el sustrato no queda compacto, se deberá agregar arena para una mejor compactación, también se puede optar por el uso de turba. Pero se modificará la cantidad de abono a aplicar, ya que la turba aporta materia orgánica.

Bio-indicadores:
Presencia de algas, indica contaminación por fitoplancton indeseable. También indica una iluminación excesiva, la luz es indispensable para las plantas, pero un período mayor de 12 horas seguidas no les beneficia en absoluto; sólo ayuda a la generación de las desagradables algas. Al igual que hay que tener cuidado con la exposición horaria, hay que tener en cuenta la intensidad lumínica, que debe ser de 1 Watt / litro de agua.
Presencia de briofitos, indica presencia de metales pesados, como As, Cd, Co, Cr, Cu, Pb, y Zn.
Presencia de líquenes, indica contaminación atmosférica y metales pesados.
Estrés hídrico, indica presencia de excesiva salinidad.
Formación de algas y reducción del crecimiento rápido y exuberante de la planta, indica exceso de Oxigeno.

Deterioro de las hojas hasta el punto de deshacerlas como papel mojado, indica exceso de Nitrógeno, que trae también como consecuencia el aumento de los niveles de Nitritos y reduce la oxigenación del agua.

Hojas pálidas, crecimiento raquítico, hojas que se deforman para obtener la mayor cantidad de luz, hojas verdes que se vuelven amarillas y hojas rojizas que se vuelven verdes. Indica falta de luz que produce finalmente la muerte ya que el proceso de la Fotosíntesis no se lleva a cabo de modo correcto. La planta enferma debe ser expuesta a una intensidad superior de luz o a períodos matutinos de luz solar que no sobrepasen las 3 horas hasta que se reponga.
Las hojas con parches marrones o amarillos son una clara demostración de Clorosis Férrica, como también la pérdida de colores rojizos en las hojas, estos síntomas son debidos a una deficiencia de Hierro (FeO2).

La falta de crecimiento y las hijas inclinadas hacia abajo indican falta de Nitratos y Potasio que deben ser repuestos en forma de sales (Nitrato de Potasio y Sulfato de Potasio).
Crecimiento lento y poco exuberante, poca floración y aparición de algas, indica deficiencia de CO2.

Zona del acuario:
Se mantendrá relativamente pequeña al inicio de su crecimiento y crecerá más grande sólo con el tiempo, lo que puede ser utilizado como una planta de primer plano cuando se encuentre pequeña.

Dificultad del manejo:
La dificultad para el mantenimiento de esta planta de agua en un acuario se indica como medio.

Galería de vídeos de Echinodorus ‘Reni’