Eichhornia Crassipes

Eichhornia Crassipes

Descripción dendrológica de la Especie

Descripción de Eichhornia Crassipes
Las hojas son puramente ascendentes y pecíolos elongados y menos hinchados, láminas de 2 a 16 cm. Inflorescencia: espiga; flores azules a celestes, y una mancha amarilla en el lóbulo superior del perianto, el fruto es una cápsula de 1,5 cm. Las hojas sumergidas son lineares, y las emergidas, entre obovadas y redondeadas, provistas de pequeñas hinchazones que facilitan la flotación.

Presenta un tallo vegetativo sumamente corto, sus hojas son en forma de rosetas, ascendentes a extendidas, pecíolos cortos, hinchados (bulbosos), con tejido parenquimatoso, con dimorfismo foliar al crecer agrupadas. El tallo está provisto de un rizoma, muy particular, emergente, del que se abre un rosetón de hojas que tienen una superficie esponjosa notablemente inflada en forma de globo que forma una vejiga llena de aire, mediante la que el vegetal puede mantenerse sobre la superficie acuática.

Posee un sistema de raíces, que pueden tener microorganismos asociados a ellas que favorece la acción depuradora de la planta. En general, estas plantas son capaces de retener en sus tejidos una gran variedad de metales pesados (como cadmio, mercurio y arsénico específicamente). El mecanismo de cómo actúa es a través de formaciones de complejos entre el metal pesado con los aminoácidos presentes dentro de la célula, previa absorción de estos metales a través de las raíces. Las raíces son muy características, negras con las extremidades bancas cuando son jóvenes, negro violáceas cuando son adultas.

Inflorescencia: Espiciforme, con 4 a 16 flores solitarias y alternar a lo largo del pedúnculo, sésiles, pedúnculo de 6 a 26 (33) cm de largo, grueso, glabro a ligeramente pubescente.

Flores: Grandes (hasta de 5 cm de largo) de color lila, variando del azul a morado, rara vez blanca, con pelillos, con la base tubulosa y hacia el ápice dividida en 6 segmentos desiguales, 3 externos y 3 internos, uno de éstos más ancho y con una mancha amarilla; 6 estambres con pelos glandulares en los filamentos, 3 de ellos más largos, las anteras aflechadas, de un tono azul. En verano produce espigas de flores lilas y azuladas que recuerda vagamente a la del jacinto.

Frutos y semillas: El fruto es una cápsula elíptica, de más o menos 1.5 cm de largo, con 3 ángulos. Las semillas numerosas, de poco más de 1 mm de largo, con 10 costillas longitudinales, de color negruzco.

Galería de fotos de Eichhornia Crassipes

Nombre común:
Jacinto de agua, Camalote, Camalotes, Lampazo, Violeta de agua, Buchón, Taruya.

Distribución y hábitat:
Eichhornia crassipes es originaria de las aguas dulces de las regiones cálidas de América del Sur, en las cuencas Amazónica, y del Plata. Habita en cuerpos de agua dulce como los son: ríos, lagos, charcas y embalses de los trópicos y sub trópicos localizados a latitudes no mayores de 40°N y 45°S.

E. crassipes es una de las peores malezas del mundo (Holm et al. 1977, en la Sala Fernando y 1992). Se ha extendido a regiones tropicales y subtropicales del mundo donde forma alfombras gruesas que cubren los campos de arroz, tapar los canales de riego, impedir la navegación, la pesca alto, barrer edificios durante las inundaciones y fomentar la cría de mosquitos transmisores de enfermedades (Carter 1950, . Chow et al 1955, Williams 1956, Kotalawala 1976, en la Sala Fernando y 1992). La duplicación de la biomasa de cada 6 a 18 días, el tiempo exacto que depende de la ubicación y época del año (Lindsey y Hirt 1999, en Williams, sin fecha), esta maleza invade rápidamente vías de agua y ha causado problemas a las personas de todo el mundo.

Biología y ecología

Forma:
Sus hojas son gruesas, cerosas, redondeadas y brillantes y se elevan muy por encima de la superficie del agua en los tallos. Están ampliamente ovadas a circular, 10-20cm de diámetro, con curvado suavemente, a menudo ondulan lados. Las venas de la hoja son densas, numerosas y longitudinales. Se consideran malas hierbas, que pueden “taponar” en poco tiempo una vía fluvial o lacustre.

Forma de propagación:
Multiplicación: mediante división de los rizomas. Durante el verano se reproduce fácilmente por medio de estolones que produce la planta madre, llegan formarse verdaderos follajes de gran porte.

Reproducción:
Como en otros muchos micrófitos, en el lirio acuático hay una tendencia a reemplazar la reproducción sexual por la asexual. El ciclo completo de semilla a semilla es muy lento, ya que dura más de cinco meses. Además, para la germinación de la semilla es un requisito indispensable, la escarificación (rompimiento de la cubierta externa). En la propagación vegetativa el lirio produce estolones (tallos horizontales) que desarrollarán hojas arrosetadas de una yema terminal. Este proceso se repite en las plantas hijas y cuando se tienen las condiciones ideales, un número inmenso de plantas se pueden producir en corto tiempo, hasta duplicar la población en un periodo que va de cinco a quince días.

El jacinto de agua es capaz de la reproducción sexual y asexual y ambos modos son importantes para el éxito de la especie como un invasor acuático perniciosa. En climas templados, las plantas pueden florecer todo el año, y desde principios de primavera hasta finales de otoño en otro lugar.

Se puede producir una gran cantidad de semillas, la germinación de semillas tiende a ocurrir cuando los niveles de agua son hacia abajo y las plantas de semillero pueden crecer en suelos saturados.

La reproducción vegetativa se produce a través de la ruptura de las rosetas de individuos clónicos, los estolones (brotes horizontales capaces de formar nuevos brotes y raíces adventicias de nodos) se rompen fácilmente por el viento o la acción de las olas y las plantas clonadas flotantes y alfombras son transportados fácilmente por el viento o el agua de movimiento.

Abono:
Es una de las especies más estudiadas, debido a sus características depuradoras y facilidad de proliferación. Esta planta obtiene del agua todos los nutrientes que requiere para su metabolismo, siendo el nitrógeno y el fósforo, junto a los iones de potasio, calcio, magnesio, hierro, amonio, nitrito, sulfato, cloro, fosfato y carbonato, los más importantes.

Para facilitar la faena, unas recetas de disoluciones básicas, para las disoluciones de NPK:

-Disolucion para Nitrato potásico (KNO3)
500ml de agua destilada/osmosis + 34 gramos de nitrato potásico –> 24ml para una concentración de 10mg por litro.
-Disolucion de Fosfato Monopotasico (KH2PO4)
500ml de agua destilada/osmosis + 14,3 gramos de fosfato monopotasico –> 5ml para una concentración de 1mg por litro.
-Disolución de Sulfato potásico (K2SO4)
500ml de agua destilada/osmosis + 50,7 gramos de sulfato potásico –> 33ml para una concentración de 15mg por litro.

Poda:
Realizar poda de formación, cortar ramas u hojas secundarias laterales en el caso que se desee un crecimiento alargado y dejar algunas para provocar el esparcimiento lateral.

Necesidades lumínicas o Iluminación:
Luz intensa por el día, de 8 a 10 horas, cuando se comienza con tanta luz (1 vatio por litro o más) lo mejor es empezar con 6 horas diarias e ir aumentando poco a poco. Personalmente empiezo con 6 horas una semana completa y después aumento cada día o cada tres una hora, hasta llegar a 10.

Necesidades de mantenimiento:
Hacer podas de crecimiento y de formación, abonar si se observa cambios de color en las hojas y poco crecimiento, no alterar el pH del agua, eso garantiza la salinidad adecuada y filtrar la misma de acuerdo a las indicaciones del acuario. En las fases iníciales del crecimiento si se requiere abono para ayudar al enraizamiento de la planta, posterior se requiere pero depende del comportamiento que se observe en el crecimiento.

Las condiciones básicas para el correcto mantenimiento de plantas en un acuario, se puede decir que son:
La presencia de un buen sustrato que permita la absorción de los macro y micronutrientes.
Un correcto suministro de anhídrido carbónico, para la realización de los proceso de fotosíntesis.
Una adecuada y correcta iluminación según los requerimientos de cada especie vegetal.
Un control de los valores de Temperatura adecuadas a la especie de plantas que se introduzca en el acuario.
Adecuados niveles de pH (acidez y alcalinidad por concentración de sales), dH (concentración de calcio y magnesio), kH (dureza de carbonatos) y en menor medida de micro y macronutrientes, presentes en el sustrato y en la columna de agua del acuario.

En el caso de aparición de algas, que dan muchos problemas al recubrir masivamente sustrato, cristales, elementos decorativos y plantas. Se ha citado una gran biodiversidad en los acuarios, como corresponde a un grupo en que sus integrantes pueden vivir en casi todo tipo de hábitats, abarcando una enorme variabilidad de condiciones diferentes. En el tanque pueden aparecer asociadas a zonas ricas en O2, con circulación activa de agua, en zonas anóxicas y sin circulación, en áreas sombreadas o en zonas superficiales y bien iluminadas.

Cultivo

Para cultivar los lirios se deben tener en cuenta qué tipo de planta se tiene entre manos, si se trata de una bulbosa o de una tipo rizoma. Para los bulbos se aplica la técnica que es común a este tipo de plantas. Escoger un suelo ligero y permeable para evitar la putrefacción de los bulbos. Mejor a pleno sol para favorecer el crecimiento. Plantar los bulbos a unos 10 cm de profundidad, a comienzos de otoño. Después habrá que aplicar riego con moderación y esperar hasta la floración en primavera. Pasada esta época, una vez marchito el follaje, se pueden desenterrar los bulbos, dividirlos y guardarlos en lugar seco y fresco para plantarlos de nuevo en otoño. Para los lirios rizomatosos se usan también un suelo permeable y una zona de mucho sol. Plantar los rizomas entre finales de verano y principios de otoño, cuando se hayan marchitado las flores y el suelo aún está húmedo. Se deben enterrar y esperar hasta la floración para volver a iniciar el ciclo.

Enfermedades y manejo fitosanitario

Clorosis: Cuando la planta muestra cambios de colores, de su color en estado sano a colores amarillentos y palidez, indica deficiencia de iluminación, mal ingestión celular del CO2 y carencia de nutrientes, principalmente de nitrógeno y hierro (Fe).

Necrosis: Cuando la planta está en estado crítico presenta marchitez o pudriciones, en las hojas desde su ápice, este se inclina hacia abajo y con una curva cóncava hacia abajo en el medio de toda la hoja, en estos estados, la planta es difícil de manejarla, se recomienda eliminar hojas marchitas y hacer podas de saneamiento, dejar solo los botes sanos, de color verdosos y las hojas sanas, mejorar la iluminación y hacer filtrado del agua, aplicar NPK.

Esta especie se considera invasora y depredadora de plagas, así que es una especie que no presentará problemas de ataque de plagas, pero existen algunos insectos plagas audaces, bajo el nombre de arrollador de la hoja se denomina al grupo de insectos de especies distintas cuyas larvas se fabrican escondites enrollándose sobre sí mismas las hojas donde viven y se alimentan. Si es reducido no hay gran problema, solo es estético, pero en el momento en que empiezan a reproducirse, pueden arrasar por completo el ejemplar. De ser así, se aconseja recoger y quemar las hojas atacadas. Desde finales de invierno hay que pulverizar con insecticidas fosforados para eliminar las orugas invernantes y las generaciones primaverales de adultos. En primavera para combatir la aparición de la segunda generación cambiar de tratamiento y aplicar insecticidas de acción penetrante.

Clasificación y Taxonomía

Reino: Plantae
Subreino: Viridaeplantae
Filo:
Subdivision: Spermatophytina
División: Tracheophyta
Clase: Magnoliopsida
Subclase:
Orden: Commelinales
Familia: Pontederiaceae
Subfamilia:
Género: Eichhornia
Especie: E. crassipes
Nombre binomial: Eichhornia Crassipes

Parámetros físico, químicos y biológicos

Temperatura:
22 – 28 ºC.

pH:
5.5 – 8.0, soportan acumulación de sales minerales pero moderadamente.

gH:
6-13, ligeramente moderada.

Condiciones del agua:
Aguas con temperaturas menores de 0°C afectan su crecimiento al igual que alta salinidad. Sin embargo, cuerpos de agua eutroficados (contaminado) que contienen niveles altos de nitrógeno, fosforo, potasio al igual que aguas contaminada con metales pesados como cobre y plomo no limitan su crecimiento ya que puede anclarse y enraizar en suelos saturados de agua por un corto periodo de tiempo.

La química del agua no limita el crecimiento del lirio acuático, pues su rango de tolerancia es amplio y el único factor que lo afecta es la carencia de fósforo. El lirio puede establecerse en aguas con pocos nutrientes, debido a las asociaciones microbianas que presenta en su rizoma y mientras más eutrófico sea el medio, más éxito tiene su propagación.

Tipo de sustrato:
Grava fina.

Bio-indicadores:
Se deja el aporte general de otros indicadores, según Christian Rubilar, de acuerdo a los excesos y carencia de elementos químicos en el estanque, establece que:
Carencia de Nitratos o exceso de fosfatos: Se presentarán apariciones y extensiones de cianobacterias.
Carencia de Fosfatos o exceso de Nitratos: Se presentarán apariciones y extensiones de algas verde.
Exceso de Nitratos y de Fosfatos o pico de Nitritos: Se presentarán apariciones y extensiones de algas verdes unicelulares.
Exceso de Amonio: Se presentarán apariciones y extensiones de algas verde filamentosas.
Exceso de Hierro: Se presentarán apariciones y extensiones de algas rojas, tapizan las hojas como un césped de largo mediano, son verde claro y muy tupidas. No se pueden remover manualmente.

Exceso de Calcio + Hierro: Se presentarán apariciones y extensiones de algas rojas, tapizan las hojas como un césped muy cortito, de 1 mm aprox., son verde oscuro, casi negras y muy tupidas. No se pueden remover manualmente.

Exceso de Magnesio + Hierro: Se presentarán apariciones y extensiones de algas rojas. Pueden adherirse o bien solo enredarse entre las hojas y plantas. Tienen forma irregular y se remueven fácilmente. La coloración varía desde verde oscuro, casi negro, a gris clarito.

Exceso de sales: Se presentarán apariciones y extensiones de algas rojas. A la vista son verdes, tapizan como un césped mediano a largo las hojas. No puede removerse, solo queda la poda.

Zona del acuario:
E. crassipes es una planta de crecimiento rápido muy adecuada para la parte central del acuario.

Dificultad del manejo:
Se considera una planta de fácil manejo.

Galería de vídeos de Eichhornia Crassipes