Entradas

Egeria Najas

Egeria Najas

Descripción dendrológica de la Especie

Descripción de Egeria Najas
Planta de hasta 40cm de altura (en su habitad puede llegar al metro) y de 3 a 5cm de ancho cada tallo, en cada nudo de este se encuentran 4 hojas formando una cruz, sus hojas son de unos 2-3mm de anchura y 1 a 2cm de largo, son alargadas y dentadas, suelen estar algo curvadas hacia abajo. El tallo es de aproximadamente 2mm de diámetro. La totalidad de la planta es verde limón.

Egeria Najas es una planta ideal para principiantes, y su rápido crecimiento ayuda a crear un equilibrio en el acuario desde el principio. También puede ayudar a prevenir las algas, ya que absorbe una gran cantidad de nutrientes del agua. La planta secreta sustancias antibióticas que pueden ayudar a prevenir las algas verde-azules (un tipo de bacteria). La especie puede confundirse con cualquier Hydrilla verticillata.

Galería de fotos de Egeria Najas

Nombre común:
Elodea Najas o Najas Major.

Distribución y hábitat:
Egeria najas se encuentra en el sur de América Central y del Sur.

Biología y ecología

Forma:
Las hojas de E. Najas están muy juntas, que son más estrechas y más visibles que las hojas dentadas de E. densa. E. Najas forma muchas ramas, alargadas, tallo del que salen varias hojas, se encuentran en cada nudo del tallo 4 hojas en forma de cruz, sus hojitas son de unos 2 o 3 mm. de anchura y de 1 a 2 cm. de largo, alargadas y dentadas, con cierta curvatura hacia abajo. El color que presenta es verde claro o verde lima, que aporta luminosidad al acuario y un toque de frescor.

Forma de propagación:
Se propaga fácilmente. Los brotes laterales o esquejes cortó se inserta en el sustrato, que crecen rápidamente, los tallos recortados necesitan un poco más de tiempo, sin embargo, formar brotes laterales.

Reproducción:
Asexualmente mediante esquejes, que se pueden ir replantando en el sustrato pero aplicando un peso sobre ellas para que no floten. A medida que la planta va creciendo (unos 5 a 8 cm. por semana) se puede ir cortando la punta de esta, saliendo entonces un brote lateral que si lo cortamos dará lugar a una nueva planta.

Abono:
Requiere un fondo nutritivo o la fertilización adicional con fertilizantes NPK para promover el crecimiento. Es una especie poco exigente, se pueden usar calculadoras para poder determinar cuántos N-P-K usar, dependerá de varios factores, el tamaño del estanque, la cantidad de materia vegetal en desarrollo, la calidad del agua, el pH y la dureza del agua, entre otros factores, para obtener valores aproximados de NPK, se sugiere usar la siguiente calculadora en el siguiente enlace: http://www.acuavida.com/enciclopedia/acuario/calculadoras/260-calculadora-co2 que ayuda a calcular la dosis aproximadas de NPK, es una buena herramienta que ayudará a calibrar la cantidad de abonos en su acuario.

Poda:
El crecimiento no se detiene en condiciones desfavorables, pero la planta se vuelve de color claro y los tentáculos se adelgazan. Dado que la especie puede crecer muy rápidamente, se aconseja realizar poda de formación, cortar ramas u hojas secundarias laterales en el caso que se desee un crecimiento alargado y dejar algunas para provocar el esparcimiento lateral. Podar en el caso de observar hojas cloróticas, dañadas, rotas, tallos con heridas, pudriciones en las raíces, este último caso, es indispensable la eliminación total de la planta y limpiar el área con fungicida.

Necesidades lumínicas o Iluminación:
Con mucha luz y una equilibrada proporción de nutrientes E. Najas crece mejor. Cabe destacar que es más tolerante que Egeria densa a temperaturas más altas. Por lo tanto, E. densa se recomienda para acuarios tropicales.

Requiere iluminación de media a alta (0,4w/l – 1w/l), con falta de luz, no detiene su crecimiento, pero esta será con tallos mucho más finos y hojas más pequeñas, esta planta segrega ciertas sustancias que ayudan a la prevención de algas verdes/azules, además con su alto crecimiento y consumo de nutrientes favorece más aun la no aparición de algas.

Necesidades de mantenimiento:
Planta fácil de mantener, resistente y de un crecimiento alto (llegando a crecer 5-8cm por semana), si se corta la punta de la planta, saldrá un brote lateral, dando lugar a otra planta si este también se corta. A pesar de su deseabilidad, E. Najas tiene un hábito de crecimiento más desordenado, por lo que es difícil de incorporar en tanques de exhibición y cuidados, se hace una buena opción para los tanques “naturales” estilo o donde existe la necesidad de la cobertura vegetal para los peces. 

Las condiciones básicas para el correcto mantenimiento de plantas en un acuario, se puede decir que son:
La presencia de un buen sustrato que permita la absorción de los macro y micronutrientes.
Un correcto suministro de anhídrido carbónico, para la realización de los proceso de fotosíntesis.
Una adecuada y correcta iluminación según los requerimientos de cada especie vegetal.
Un control de los valores de Temperatura adecuadas a la especie de plantas que se introduzca en el acuario.
Adecuados niveles de pH (acidez y alcalinidad por concentración de sales), dH (concentración de calcio y magnesio), kH (dureza de carbonatos) y en menor medida de micro y macronutrientes, presentes en el sustrato y en la columna de agua del acuario.

Cultivo

Se puede plantar esta especie, pelando parte del tallo y colocándolo sujeto bajo una piedra o tronco, dejando así que al flotar extienda toda su longitud hacia la parte superior del acuario, si no se hace poda y se deja que crezca bastante, servirá para atenuar la luz y hacer sombra a las plantas que estén por debajo de ella. Situación no recomendable.

Cabe resaltar que es una planta que agradecen ciertas especies de peces, para ayudar a la creación del nido de burbujas, así como a las distintas clases de gambitas que gustan de “pastar” sobre ella. Es interesante añadir, que esta planta segrega ciertas sustancias, que colaboran en la prevención de algas verdes/azules. Al ser una planta de crecimiento rápido y gran consumidora de nutrientes, aún contribuye más a esta tarea de evitar la aparición de algas.

Enfermedades y manejo fitosanitario

La clorosis férrica afecta al normal desarrollo de cultivos en suelos con pH altos o calcáreos. Se puede identificar por el amarillamiento internerval que se produce en las nuevas hojas, aunque también es posible que aparezca en las más antiguas. Si la clorosis férrica es muy aguda se pueden producir amarillamientos completos así como necrosis de las hojas y muerte del espécimen.

Tratamiento:

Suelo empobrecido. Quizás, tras largos periodos sin fertilizar la tierra, ésta tenga alguna carencia química. La solución podría pasar por aplicar quelato de hierro al agua de riego.

Aguas calcáreas o alcalinas. Regar con agua calcárea o alcalina a la larga puede aumentar el pH de la tierra así como afectar a la solubilidad y movilidad del hierro (Fe). En este caso debe proceder a tratar el agua de riego con un acidificante. Es importante que dichos acidificantes sean estabilizados para que su efecto perdure en el tiempo.

Tierras calcáreas o alcalinas. Sin duda este es el peor de los tres casos. Las soluciones pasan por utilizar químicos o bien sustituir parte de la tierra actual por otra de tipo ácido para compensar.
Necrosis: Cuando la planta está en estado crítico presenta marchitez o pudriciones, en las hojas desde su ápice, este se inclina hacia abajo y con una curva cóncava hacia abajo en el medio de toda la hoja, en estos estados, la planta es difícil de manejarla, se recomienda eliminar hojas marchitas y hacer podas de saneamiento, dejar solo los botes sanos, de color verdosos y las hojas sanas, mejorar la iluminación y hacer filtrado del agua, aplicar NPK.

Ataque por algas: pueden aparecer algunas algas como verdes filamentosas y algas marrones en vidrios y troncos. Estas se pueden aniquilar, no son “peligrosas” y tienden a desaparecen a partir del primer mes (relativo y variable, depende de varios factores). Las algas más “peligrosas” tienen una consistencia mayor y se adhieren fuertemente a las plantas, troncos o sustrato. Se pueden eliminar con el buen manejo del CO2. Sólo cuando no se logra el equilibrio biológico necesario para que las plantas se desarrollen correctamente (mecánicas, químicas, biológicas), las algas aprovechan las condiciones del medio para asentarse.

Clasificación y Taxonomía

Reino: Plantae
Subreino:
Filo:
Subdivision:
División: Angiosperma
Clase: Monocotiledoneae
Subclase: Liliopsida
Orden: Alismatales
Familia: Hydrocharitaceae
Subfamilia:
Género: Egeria
Especie: E. najas
Nombre binomial: Egeria Najas

Parámetros físico, químicos y biológicos

Temperatura:
22 – 28 ºC.

pH:
6 – 8.0, soportan acumulación de sales minerales pero moderadamente.

gH:
5-18, ligeramente moderada.

Condiciones del agua:
No es conveniente una excesiva agitación de la superficie del agua puesto que se perderá gran parte del CO2 que se ha proporcionado. La aireación y oxigenación del agua, es una función que la realiza el filtro al mover las capas de agua superiores e inferiores del acuario, manteniendo siempre una porción nueva de agua en contacto con el aire para que se oxigene, y a la vez se desprenda de ella el gas carbónico (CO2), debido a la agitación constante del líquido.

Tipo de sustrato:
Lo ideal es un sustrato rico en nutrientes, si la grava no sujeta bien el tallo, este tiende a desplantarse y flotar, ya que sus raíces son bastante pobres y no tienen fuerza para mantenerlo unido al fondo.

Bio-indicadores:
Presencia de briofitos, indica presencia de metales pesados, como As, Cd, Co, Cr, Cu, Pb, y Zn.
Presencia de líquenes, indica contaminación atmosférica y metales pesados.
Estrés hídrico, indica presencia de excesiva salinidad.
Formación de algas y reducción del crecimiento rápido y exuberante de la planta, indica exceso de Oxigeno.

Deterioro de las hojas hasta el punto de deshacerlas como papel mojado, indica exceso de Nitrógeno, que trae también como consecuencia el aumento de los niveles de Nitritos y reduce la oxigenación del agua.

Hojas pálidas, crecimiento raquítico, hojas que se deforman para obtener la mayor cantidad de luz, hojas verdes que se vuelven amarillas y hojas rojizas que se vuelven verdes. Indica falta de luz que produce finalmente la muerte ya que el proceso de la Fotosíntesis no se lleva a cabo de modo correcto. La planta enferma debe ser expuesta a una intensidad superior de luz o a períodos matutinos de luz solar que no sobrepasen las 3 horas hasta que se reponga.

Las hojas con parches marrones o amarillos son una clara demostración de Clorosis Férrica, como también la pérdida de colores rojizos en las hojas, estos síntomas son debidos a una deficiencia de Hierro (FeO2).

La falta de crecimiento y las hijas inclinadas hacia abajo indican falta de Nitratos y Potasio que deben ser repuestos en forma de sales (Nitrato de Potasio y Sulfato de Potasio).
Crecimiento lento y poco exuberante, poca floración y aparición de algas, indica deficiencia de CO2.

Zona del acuario:
Laterales o zona media/trasera.

Dificultad del manejo:
La dificultad para el mantenimiento de esta planta de agua en un acuario se indica por muy simple.

Galería de vídeos de Egeria Najas

Egeria Densa

Egeria Densa

Descripción dendrológica de la Especie

Descripción de Egeria Densa
Se trata de una planta acuática, que crece en aguas de hasta 4 m de profundidad, con tallos conductores de 2 m o más de longitud, produciendo raíce a intervalos a lo largo de ellos. Sus hojas se encuentran en grupos de cuatro a ocho, de 1–4 cm de largo y 2–5 mm de ancho, con un ápice agudo. Es una planta dioica: plantas con flores masculinas y plantas con flores femeninas; las flores de 12–20 mm diámetro, con tres pétalos anchos, blancos, y redondeados, de 8–10 mm de largo en plantas macho, y de 6–7 mm de largo en plantas femeninas. Puede llegara a alcanzar hasta 1m. de altura y la anchura de los tallos oscila entre los 3 y 5 cm. de diámetro.

Esta planta oxigenadora tiene el tallo lago y de color verde claro. Sus hojas pequeñas en forma lanceolada están dispuestas en verticiladas de tres a cinco. Su color intenso y sus tallos largos hacen que esta planta sea muy apreciada para los acuarios por su belleza. Sirven para mantener el agua muy clara. Sus hojas absorben los minerales y el dióxido de carbono y esto dificulta el desarrollo de las algas.

Permanecen completamente sumergidas excepto las flores, que pueden salir a la superficie. Lo mejor es una mezcla de varias especies. Cuando crecen muy rápidamente se debe controlar su desarrollo, entre sus abundantes hojas se pueden refugiar los alevines, lugar del cual obtienen abundante alimento en forma de zooplancton, sus hojas sirven de alimento a muchos peces y su aspecto es muy decorativo.

Galería de fotos de Egeria Densa

Nombre común:
Elodea.

Distribución y hábitat:
Egeria densa es una especie nativa de áreas templadas de Sudamérica en el sudeste de Brasil, Argentina, Uruguay. Egeria densa ha escapado del cultivo y se ha naturalizado siendo una planta invasora en muchas regiones templadas a subtropicales del mundo, incluyendo Europa, sur de África, Asia, Australia, Nueva Zelanda y Norteamérica es posible encontrarla en lagos artificiales o naturales, fuentes de algunas plazas, charcos o zanjones al costado de las rutas o en zonas de periódico anegamiento por desborde de ríos y arroyos.

Egeria densa es una planta de acuario que ha mantenido su popularidad entre los aficionados principiantes, se utiliza más a menudo para oxigenar el agua y absorber el exceso de nutrientes en lugar de como una planta de paisajismo acuático.

En la década de 1990, Egeria densa se ​​consideró como una especie altamente invasora que ha causado muchas agencias regionales para prohibir la venta y el comercio de esta planta. Debido a su potencial colonizador y constituir una amenaza grave para las especies autóctonas, los hábitats o los ecosistemas, Egeria densa ha sido catalogada en el Catálogo Español de Especies exóticas Invasoras, aprobado por Real Decreto 1628/2011, del 14 de noviembre, estando prohibida en España su introducción en el medio natural, posesión, transporte, tráfico y comercio.

Egeria densa florece en estado salvaje sin control, cuando estanques, lagos y arroyos están infectados, los grandes follajes de Egeria densa prosperan y tapan el sol con la vegetación nativa, causando estragos en el ecosistema y los navegantes locales.

Biología y ecología

Forma:
Egeria densa es una especie cosmopolita y es ideal para principiantes, su rápido crecimiento ayuda a crear un equilibrio en el acuario desde el principio.

Su forma en agua fría produce plantas más tupidas, robustas y con más colorido que cuando se las mantiene en aguas tropicales. Su tallo puede medir hasta tres metros de largo y sus raíces tienen utilidad al solo efecto de fijarse en el suelo para evitar ser arrastradas por la corriente. Es una planta muy tupida con verticilos densos de hojas verdes brillantes (excepto cuando se cultiva con luz insuficiente, en cuyo caso las hojas son ampliamente espaciadas).

Forma de propagación:
Una vez introducido al acuario, elodea se reproduce por la difusión de fragmentos de plantas. Las ramas brotan de “nodos dobles”, ubicado a unos intervalos de ocho pulgadas a lo largo de los tallos. También puede se propagada por esquejes se plantan en el sustrato y también produce por sí misma brotes laterales. Es una planta que produce semillas y puede ser propagada por medio sexual. Las semillas se pueden obtener de las flores que salen del estanque, lavar y desinfectarlas con agua esterilizada, se pueden plantar fuera en pequeños vivero para esperar su enraizamiento y luego proceder al trasplante dentro del acuario, siempre y cuando sea una plántula vigorosa, sana y de buen porte, ubicarla en un sitio con buena iluminación y dejar suficiente espacio para su completo desarrollo.

Reproducción:
Reproducir Egeria densa es una tarea sencilla, basta con colocarla en un recipiente suficientemente grande (por ejemplo una pileta o estanque) que reciba buena luz (si es posible tamizada). Se sujetan varios tallos al sustrato (en lo posible de tierra o resaca de río) y el resto es esperar. El exceso de luz hará crecer algas y el agua se pondrá verde (filtrando la luz), la falta de luz hará que las plantas se tornen amarillentas, la experiencia dirá cuál es el grado de luz que resulte óptimo para desarrollar las plantas, en invierno pueden recibir luz plena, pero en verano será necesario tamizarla mediante media sombra (entre 50 y 65%). Puede ser reproducida asexualmente y sexualmente.

Abono:
Se recomienda aportarle hierro en el abono líquido una vez por semana. Es una especie de crecimiento rápido y segrega una sustancia que impide el desarrollo de las algas verde-azuladas.

Poda:
El rango de crecimiento depende de de la disponibilidad de luz y nutrientes. El crecimiento no se detiene en condiciones desfavorables, pero la planta pierde color y los tallos crecen delgados.

Debido a su enorme crecimiento a veces puede resultar un problema si no se realizan las podas oportunas, los tallos crece rápidamente a 40-100 cm y se convierte en 2-4 cm de ancho, por lo que se aconseja hacer podas de formación y de saneamiento cuando se observe un crecimiento muy espeso, evitar hacer podas continuas ya que Egeria ayuda a la prevención de las algas, ya que absorbe una gran cantidad de nutrientes del agua. La planta secreta sustancias antibióticas que pueden ayudar a prevenir las algas verde-azules (un tipo de bacteria).

Necesidades lumínicas o Iluminación:
Egeria densa es una planta adaptable que puede crecer tanto en la luz alta y las condiciones de poca luz. Cuando se cultiva en la luz alta, Egeria densa tallos mostrarán un color verde oscuro y crecer hasta dos metros de largo en una cuestión de tiempo corto. Parecerá muy foliar debido a la corta distancia entre los entrenudos del tallo. En situaciones de poca luz, las hojas y entrenudos lo largo del tallo serán más espaciados, el tallo se vuelve más delgada, y la planta tendrá un color verde opaco.

Necesidades de mantenimiento:
Plantas fáciles crecerá a una condición mínima de poca luz, sin CO2 y con poco cuidado del acuario. Se aconseja prestar atención a las podas regulares que se le realicen a la planta.

Las condiciones básicas para el correcto mantenimiento de plantas en un acuario, se puede decir que son:
La presencia de un buen sustrato que permita la absorción de los macro y micronutrientes.
Un correcto suministro de anhídrido carbónico, para la realización de los proceso de fotosíntesis.
Una adecuada y correcta iluminación según los requerimientos de cada especie vegetal.
Un control de los valores de Temperatura adecuadas a la especie de plantas que se introduzca en el acuario.
Adecuados niveles de pH (acidez y alcalinidad por concentración de sales), dH (concentración de calcio y magnesio), kH (dureza de carbonatos) y en menor medida de micro y macronutrientes, presentes en el sustrato y en la columna de agua del acuario.

Cultivo

En un acuario, Egeria densa se ​​puede plantar directamente en el sustrato, pero tiene la tendencia a flotar, crecerá naturalmente erecto, y hacia arriba a la superficie del acuario. A partir de ahí se extenderá y cubrir la superficie en una estera de entrelazado densa que puede bloquear la luz al resto del acuario. Se va a producir raíces adventicias en los entrenudos intentar fijarlo. Estas raíces pueden ser recortadas sin dañar la planta.

Enfermedades y manejo fitosanitario

La clorosis férrica afecta al normal desarrollo de cultivos en suelos con pH altos o calcáreos. Se puede identificar por el amarillamiento internerval que se produce en las nuevas hojas, aunque también es posible que aparezca en las más antiguas. Si la clorosis férrica es muy aguda se pueden producir amarillamientos completos así como necrosis de las hojas y muerte del espécimen.

Tratamiento:

Suelo empobrecido. Quizás, tras largos periodos sin fertilizar la tierra, ésta tenga alguna carencia química. La solución podría pasar por aplicar quelato de hierro al agua de riego.

Aguas calcáreas o alcalinas. Regar con agua calcárea o alcalina a la larga puede aumentar el pH de la tierra así como afectar a la solubilidad y movilidad del hierro (Fe). En este caso debe proceder a tratar el agua de riego con un acidificante. Es importante que dichos acidificantes sean estabilizados para que su efecto perdure en el tiempo.

Tierras calcáreas o alcalinas. Sin duda este es el peor de los tres casos. Las soluciones pasan por utilizar químicos o bien sustituir parte de la tierra actual por otra de tipo ácido para compensar.

Necrosis: Cuando la planta está en estado crítico presenta marchitez o pudriciones, en las hojas desde su ápice, este se inclina hacia abajo y con una curva cóncava hacia abajo en el medio de toda la hoja, en estos estados, la planta es difícil de manejarla, se recomienda eliminar hojas marchitas y hacer podas de saneamiento, dejar solo los botes sanos, de color verdosos y las hojas sanas, mejorar la iluminación y hacer filtrado del agua, aplicar NPK.

Clasificación y Taxonomía

Reino: Plantae
Subreino:
Filo:
Subdivision:
División: Angiosperma
Clase: Monocotiledoneae
Subclase: Liliopsida
Orden: Alismatales
Familia: Hydrocharitaceae
Subfamilia:
Género: Egeria
Especie: E. densa
Nombre binomial: Egeria Densa

Parámetros físico, químicos y biológicos

Temperatura:
22 – 28 ºC.

pH:
5.5 – 8.0, soportan acumulación de sales minerales pero moderadamente.

gH:
6-13, ligeramente moderada.

Condiciones del agua:
No es conveniente una excesiva agitación de la superficie del agua puesto que se perderá gran parte del CO2 que se ha proporcionado. La aireación y oxigenación del agua, es una función que la realiza el filtro al mover las capas de agua superiores e inferiores del acuario, manteniendo siempre una porción nueva de agua en contacto con el aire para que se oxigene, y a la vez se desprenda de ella el gas carbónico (CO2), debido a la agitación constante del líquido.

Tipo de sustrato:
Respecto al sustrato será arenoso o arcilloso, y rico en calcio.

Bio-indicadores:
Presencia de briofitos, indica presencia de metales pesados, como As, Cd, Co, Cr, Cu, Pb, y Zn.
Presencia de líquenes, indica contaminación atmosférica y metales pesados.
Estrés hídrico, indica presencia de excesiva salinidad.
Formación de algas y reducción del crecimiento rápido y exuberante de la planta, indica exceso de Oxigeno.

Deterioro de las hojas hasta el punto de deshacerlas como papel mojado, indica exceso de Nitrógeno, que trae también como consecuencia el aumento de los niveles de Nitritos y reduce la oxigenación del agua.

Hojas pálidas, crecimiento raquítico, hojas que se deforman para obtener la mayor cantidad de luz, hojas verdes que se vuelven amarillas y hojas rojizas que se vuelven verdes. Indica falta de luz que produce finalmente la muerte ya que el proceso de la Fotosíntesis no se lleva a cabo de modo correcto. La planta enferma debe ser expuesta a una intensidad superior de luz o a períodos matutinos de luz solar que no sobrepasen las 3 horas hasta que se reponga.

Las hojas con parches marrones o amarillos son una clara demostración de Clorosis Férrica, como también la pérdida de colores rojizos en las hojas, estos síntomas son debidos a una deficiencia de Hierro (FeO2).

La falta de crecimiento y las hijas inclinadas hacia abajo indican falta de Nitratos y Potasio que deben ser repuestos en forma de sales (Nitrato de Potasio y Sulfato de Potasio).

Crecimiento lento y poco exuberante, poca floración y aparición de algas, indica deficiencia de CO2.

Zona del acuario:
Laterales o zona media/trasera.

Dificultad del manejo:
Plantas fáciles de manejar, crecerá a una condición mínima de poca luz, sin CO2 y con poco cuidado del acuario.

Galería de vídeos de Egeria Densa