Barclaya Longifolia

Barclaya Longifolia

Descripción dendrológica de la Especie

Descripción de Barclaya Longifolia
El tamaño de esta planta en los acuario se mantiene entre 35 y 45 cm; en ambientes naturales llega a los 80 cm, esta atractiva planta tiene hojas largas y onduladas con la parte inferior de color rojizo y parte superior de color verde oliva, aunque los colores no varían en toda la hoja.

Por sus hojas las hacen parecer superficialmente similar a un Cryptocoryne cuando está pequeño, pero pronto se alcanza un tamaño que rivaliza con muchos Echinodorus mayor.

Galería de fotos de Barclaya Longifolia

Nombre común:
Orquídea Lily.

Distribución y hábitat:
Barclaya longifolia es nativo de una amplia franja del sur de Asia. Siempre ha sido relativamente poco común en la afición de América del Norte, donde se puede obtener a través del comercio con otros aficionados, pero es un poco más accesible en otros lugares, donde se reproduce en los viveros.

En el Sudeste de Asia (Burma, Tahilandia, Malasia, Vietnam y Birmania), esta especie crece en lugares soleados y arroyos donde fluyen rápidamente, predominantemente en aguas claras.

Biología y ecología

Forma:
Existen formas rojas y verdes (con superficies inferiores de hojas rojizas), con el verde lograr un tamaño un poco más grande. Al igual que con otros ejemplares de la familia Nymphaeaceae, la restricción de las raíces de la planta por maceta puede mantener las plantas más pequeña para un período más largo.

Planta de hojas grandes en forma de roseta, lanceoladas, con pecíolo largo variable, presenta 2 coloraciones distintas: Verde oliva y Rojo. A veces la planta entra en hibernación durante unos pocos meses, tiempo en el que pierde sus hojas, pero al acabar la hibernación vuelve a rebrotar.

Forma de propagación:
Propagación de B. longifolia es tan interesante como la propia planta. Las nuevas plantas de vez en cuando se forman en la base de las plantas más grandes del bulbo, pero la propagación a través de semillas es mucho más productiva.

De hecho, B. longifolia es una de las plantas más fáciles de reproducir a través de la propagación sexual. Las plantas sanas rutinariamente envían hasta tallos de las flores que se parecen a aquellos de amapolas y se auto-polinizan si llegan a la superficie y de la flor o permanecen cerradas y cuando las semillas comienzan a desarrollarse, la superficie crece y cuando las semillas están maduras, comienza a disolverse.

Dentro de la cápsula existe una sustancia blanca gelatinosa que encierra numerosas semillas espinosas y de color canela. Se puede separar de la gelatina y transferirlos a un área que recibe luz sin obstáculos y protegido. Dispersarlos sobre el primer plano de un tanque establecido dará lugar a un buen número de modelos que figuran en los próximos meses. Como las semillas germinan, son aún más vulnerables a los caracoles, una vez que han llegado a unos pocos centímetros de alto, las plántulas están listas para el trasplante.

Reproducción:
Sexual: Por semillas: no es muy difícil, las flores se abren usualmente fuera de agua pero si el acuario es lo suficientemente alto puede llegar florecer dentro de él, las flores cerradas también producen semillas fértiles.

Asexual: Por rizoma: se pueden separar brotes laterales.

Abono:
Requiere un sustrato muy nutritivo y abonado con CO2, especímenes recién adquiridas pueden tomar un buen tiempo para adaptarse y comenzar a crecer, esto dependerá del manejo adecuado del acuario y de las óptimas condiciones, como una norma general se recomienda aplicar el abono inorgánico una vez que las plantas hallan arraigado (3 a 4 semanas). Cualquier línea comercial es totalmente adecuada, siempre iniciar con el abonado de NPK, Ca y Mg, después He y por ultimo micronutrientes, las concentraciones varían dependiendo del tamaño del acuario y si es comunitario o solitario, para la especie un buen inicio en solitario se recomienda aplicar NPK de acuerdo a las indicaciones de la etiqueta del abono comercial adquirido. El CO2 se suministra desde el principio para aumentar el color y el crecimiento vegetal.

Poda:
En esta especie se dan los períodos inactivos a veces que provocan perdida foliar, pero la planta inicia la formación de nuevas hojas en unos meses más tarde. Por lo que la poda no es necesaria. Si se observan mucho desarrollo del follaje, es posible que exista mucha materia orgánica disuelta en el agua, hay que tomar medidas para eliminar los desechos usando el filtro y recirculación del agua dos veces a la semana, como norma general.

Necesidades lumínicas o Iluminación:
Variable de acuerdo a las épocas del año. En general, 0,75 watt por litro de agua de luz es lo más adecuado para esta especie.

Necesidades de mantenimiento:
Después de un período de buen crecimiento y floración abundante, Barclaya suele retirarse en el desarrollo, pero volverá a crecer después de unas semanas. Bajo buenas condiciones de cultivo de una planta puede sobrevivir varios de dichos periodos, nuevas plantas, sin embargo una vez más deben ser criados a partir de semillas.

Si se desea un crecimiento menor, más lento en los acuarios, se recomienda configurar las plantas en macetas, que a continuación se insertan en el sustrato. El crecimiento procederá mucho más lento y las plantas seguirán siendo pequeñas para un período más largo.

Cultivo

Es un helecho flotante y se puede cultivar usando las misma plántulas, también se obtendrá propagación por esporas, la especie suelta por si sola semillas germinativas, llamadas esporas que se quedan en el agua hasta lograr germinar y desarrollar una nueva planta.

Enfermedades y manejo fitosanitario

Clorosis
Las flores se desarrollan a menudo bajo el agua en acuarios y rara vez se abren, pero sin embargo se producen semillas (cleistogamia), después de un período de maduración de unas siete semanas, el fruto se pudrirá y liberara las semillas.

Se debe dejar de germinar bajo mucha luz, ya que, en tales condiciones, la cuota de germinación suele ser muy alta. Las plantas jóvenes son criadas en un acuario de ajuste bajo condiciones de buena iluminación, inicialmente van a crecer rápidamente, pero a menudo el cese del crecimiento se producirá después de un par de semanas. Esta fase difícil, mejor se puede salvar si se transfieren las plantas. Las plantas estarán listas para florecer de nuevo después de sólo 1 año.

No le gustan los suelos fríos, puede florecer en el acuario, incluso la flor se puede desarrollar dentro del agua, miden de 2 cm. con pétalos verdosos que en el interior son rojizos, de las que se pueden obtener semillas fértiles.

Clorosis
Cuando la planta muestra cambios de colores, de su color en estado sano a colores amarillentos y palidez, indica deficiencia de iluminación, mal ingestión celular del CO2 y carencia de nutrientes, principalmente de nitrógeno y hierro (Fe).

Necrosis
Cuando la planta está en estado crítico presenta marchitez o pudriciones, en las hojas desde su ápice, este se inclina hacia abajo y con una curva cóncava hacia abajo en el medio de toda la hoja, en estos estados, la planta es difícil de manejarla, se recomienda eliminar hojas marchitas y hacer podas de saneamiento, dejar solo los botes sanos, de color verdosos y las hojas sanas, mejorar la iluminación y hacer filtrado del agua, aplicar NPK.

Las hojas tiernas son una comida de bienvenida para los caracoles, por lo que se debe tener cuidado. Se aconseja lo siguiente, en el caso de presentarse dicha plaga:

El tratamiento de las plantas, para evitar una plaga de caracoles en plantas recién compradas, es muy sencillo. Hay que lavar a mano las plantas cuidadosamente con agua muy abundante y templada del grifo.

Después del lavado y tras asegurarnos que no quedan caracoles, sumergiremos la planta en agua y se deja 1 hora en este paso se matan cualquier animal o huevo que este en la planta dejándola lista para introducirla en el acuario.

Aun así puedes hacer un periodo de cuarentena, dejando las plantas en un acuario aparte. Libre de sustrato y subir la temperatura a 30 grados. Mientras tratar el agua con azul de metileno. Con esto a parte de matar cualquier invertebrado, si la planta era portadora del parásito que provoca el punto blanco también lo mataremos.

Controlarla y eliminar una plaga de caracoles.
Bueno la plaga de caracoles ya se ha introducido en el acuario, y empieza a ser un problema. Hay varias maneras de controlar y eliminar una plaga de caracoles.

El método manual o mecánico.
Consiste en ir sacando los caracoles del acuario como se pueda, ya sea con trampas o con la mano, pero los caracoles tienen que salir fuera del acuario como sea. Para este sistema hay varias maneras, el primero es introducir una hoja bien grande hermosa y suculenta de lechuga, apagar las luces, y esperar a la mañana, cuando nos levantemos y antes que le dé luz del sol al acuario, retiraremos la hoja de lechuga con todos los caracoles.

El método natural
Consiste en introducir un enemigo natural de los caracoles, se aconseja usar anatome helena, pero hay especies de peces que ayudan y que se adaptan a todo rango de aguas, consulta con un profesional que le asesore.

El método químico
Es el que menos gusta por lo general. Introduciendo un químico que mate los caracoles se conseguirá la erradicación de la plaga, pero como suele pasar normalmente matara a todos los invertebrados del acuario. Dejando los cuerpos pudriéndose en el acuario y disparando los niveles de nitritos, nitratos y amonio.

Clasificación y Taxonomía

Reino: Plantae
Subreino: Tracheobionta
Subdivision:
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Subclase:
Orden: Nymphaeales
Familia: Nymphaeaceae
Subfamilia:
Género: Barclaya
Especie: B. longifolia
Nombre binomial: Barclaya longifolia

Parámetros físico, químicos y biológicos

Temperatura:
22 – 28 ºC

pH:
6 – 7, Neutro, la alcalinidad produce la presencia de caracoles, dañinos para esta especie y la acides, reduce la presencia de nutrientes que requiere en grandes concentraciones la especie en cuestión.

gH:
2-12, Dureza del agua de media hasta muy dura.

Condiciones del agua:
La planta es exigente y requiere agua blanda con un grandes cantidades de nutrientes, tanto en el sustrato y en el agua. Los altos niveles de oxígeno pueden causar su deterioro rápido.

Tipo de sustrato:
Prefiere sustrato fértil y una altura de más de 5 centímetros.

Bio-indicadores:
Aunque no es muy sensible a las deficiencias de nutrientes, B. longifolia no por desgracia sufren las atenciones de los caracoles. Incluso en los tanques en los que los caracoles no son generalmente un problema, las hojas pueden llegar a ser lleno de agujeros, así que es necesario tomar en cuenta las medidas antes descritas para combatir esta plaga.

La deficiencia de hierro por lo general hace que las hojas se vuelvan frágiles y pálidas. Si las hojas más viejas muestran agujeros de alfiler que se agrandan paulatinamente, puede ser una deficiencia de potasio. Hojas retorcidas y dobladas o con forma de copa amarillenta de bordes muy pálidas son una indicación de la deficiencia de calcio. Bordes y puntas de las hojas marchitas muertos muestran una deficiencia de cobre.

Zona del acuario:
Convierte en el fondo o los lados de grandes acuarios. Grande especímenes de Barclaya longifolia se pueden utilizar como plantas solitarias; plantas más pequeñas pueden ser temporalmente terrazas como una agrupación.

Dificultad del manejo:
Es una planta de una dificultad media.

Galería de vídeos de Barclaya Longifolia