Cabomba Palaeformis

Cabomba Palaeformis

Descripción dendrológica de la Especie

Descripción de Cabomba Palaeformis
Es una planta herbácea, de crecimiento perenne, el color de la hoja depende de la variedad de cultivo de esta especie: La variedad verde tiene hojas opuestas, la variedad rojo marrón que tiene hojas que son opuestas o dispuestas en verticilos de cuatro alrededor del tallo; la variedad de color marrón rojizo tiende a crecer más rápido y más espesa que el cultivar verde, esta última variedad es más común en la afición.

Esta especie se distingue por que sus hojas sumergidas están dispuestos en dos, raramente tres ventiladores opuestos de segmentos lineales s ligeramente espatuladas s y flores blancas con pétalos y sépalos con base de color púrpura.

Galería de fotos de Cabomba Palaeformis

Nombre común:
Púrpura Cabomba.

Distribución y hábitat:
Es una especie que se distribuye en las agua de América Central. Su hábitat natural ocurre en el estancamiento de las aguas muy poco caudal, viven sumergidas o flotando en lagos, lagunas o ríos de corriente lenta.

Biología y ecología

Forma:
Se trata de una planta arbustiva pequeña y se conocen dos formas: hojas verdes y marrones, flotantes son de color verde oliva a marrón y rojo en forma de escudo.

Forma de propagación:
La propagación es más fácil por la división de los brotes secundarios.

Reproducción:
Se reproduce sexualmente de forma fácil y con un rápido crecimiento, los brotes secundarios poseen rizomas que producen nuevas raíces al sujetarse en el sustrato.

Abono:
Esta especie no es exigente con los fertilizantes, se requiere aplicar en el caso de observar clorosis en las hojas. Se nutre de los minerales que poseen la grava del estanque, se puede incluir inyecciones de CO2 en cantidades moderadas, dependiendo del tamaño del acuario y del espacio asignado para la planta.

Poda:
Realizar poda de formación, cortar ramas u hojas secundarias laterales en el caso que se desee un crecimiento alargado y dejar algunas para provocar el esparcimiento lateral. Dado el crecimiento rápido de la planta, se recomiendan cortar los ápices de los brotes primarios y secundarios y reducir un sobre desarrollo del follaje.

Necesidades lumínicas o Iluminación:
Luz moderada por el día, de 6 a 8 horas, se recomiendan 0.5 vatio por litro, lo mejor es empezar con 6 horas diarias e ir aumentando poco a poco en el caso que se vea un crecimiento muy lento.

Necesidades de mantenimiento:
Esta especie es excelente para proporcionar oxígeno y absorber el nitrato extra que podría conducir a la proliferación de algas excesivas. El principal cuidado es la proliferación de las algas, viéndose claramente en el sustrato, vidrios y en el agua un color verdoso, para este caso hay que tomar medidas correctivas, nivelando el pH, la temperatura, el filtrado y el CO2.

Cultivo

Conviene plantar los tallos en solitario, en buenas condiciones es una planta de crecimiento muy rápido, debido a su crecimiento tan rápido, en una semana puede alcanzar la superficie. Los brotes laterales (pequeños tallos laterales) se enraizaran rápidamente al sustrato ya que es una especie que absorbe ávidamente el nitrógeno acumulado en la grava, lo que favorece una exitosa adaptación.

Enfermedades y manejo fitosanitario

Clorosis: Cuando la planta muestra cambios de colores, de su color en estado sano a colores amarillentos y palidez, indica deficiencia de iluminación, mal ingestión celular del CO2 y carencia de nutrientes, principalmente de nitrógeno y hierro (Fe).

Necrosis: Cuando la planta está en estado crítico presenta marchitez o pudriciones, en las hojas desde su ápice, este se inclina hacia abajo y con una curva cóncava hacia abajo en el medio de toda la hoja, en estos estados, la planta es difícil de manejarla, se recomienda eliminar hojas marchitas y hacer podas de saneamiento, dejar solo los botes sanos, de color verdosos y las hojas sanas, mejorar la iluminación y hacer filtrado del agua, aplicar NPK.

Ataque por algas: pueden aparecer algunas algas como verdes filamentosas y algas marrones en vidrios y troncos. Estas se pueden aniquilar, no son “peligrosas” y tienden a desaparecen a partir del primer mes (relativo y variable, depende de varios factores). Las algas más “peligrosas” tienen una consistencia mayor y se adhieren fuertemente a las plantas, troncos o sustrato. Se pueden eliminar con el buen manejo del CO2. Sólo cuando no se logra el equilibrio biológico necesario para que las plantas se desarrollen correctamente (mecánico, químico, biológico), las algas aprovechan las condiciones del medio para asentarse.

Clasificación y Taxonomía

Reino: Plantae
Subreino:
Filo: Magnoliophyta
Subdivision:
División:
Clase: Magnoliopsida
Subclase:
Orden: Nymphaeales
Familia: Cabombaceae
Subfamilia:
Género: Cabomba
Especie: C. palaeformis
Nombre binomial: Cabomba palaeformis

Parámetros físico, químicos y biológicos

Temperatura:
22 – 28 ºC.

pH:
5.5 – 8.0, de blando a duro, soportan acumulación de sales minerales pero moderadamente.

gH:
6-13, aguas moderadamente duras.

Condiciones del agua:
Esta especie prospera en agua más dura y básica. Ambos indicadores químicos deben ser estables y vigilados para evitar la acumulación de algas.

Tipo de sustrato:
Se recomienda un sustrato plano de grava fina o arena. Es suficiente un suelo bastante rico de humus con un tercio de mantillo, arena y tierra de jardín.

Bio-indicadores:
Presencia de algas, indica contaminación por fitoplancton indeseable.
Presencia de briofitos, indica presencia de metales pesados, como As, Cd, Co, Cr, Cu, Pb, y Zn.
Presencia de líquenes, indica contaminación atmosférica y metales pesados.
Estrés hídrico, indica presencia de excesiva salinidad.
Presencia de algas, indica contaminación por fitoplancton indeseable. También indica una iluminación, CO2 y circulación del agua en condiciones no apropiadas para esta especie.

Zona del acuario:
Parte trasera y media del estanque.

Dificultad del manejo:
Es una especie de fácil manejo, solamente cuidar el exceso de desarrollo y los parámetros químicos del estanque.

Galería de vídeos de Cabomba Palaeformis